8.3 C
Zaragoza
5.4 C
Huesca
0.7 C
Teruel
28 noviembre 2021

Natalia Chueca: “Una apuesta como la de Zaragoza por electrificar el transporte público no se conoce en otras ciudades de España”

La consejera de Servicios Públicos y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, Natalia Chueca, trabaja para hacer de Zaragoza una ciudad climáticamente neutra en 2030. Como Madrid, apuesta por la electrificación de la flota de autobuses, aunque con un proyecto muy ambicioso. El consistorio avanza en la reforestación urbana y en proyectos de economía circular que conviertan Zaragoza en un entorno más saludable y que permita atraer inversiones.

¿Cómo es está adaptando Zaragoza a la movilidad sostenible? ¿Cuáles son los principales pilares del trabajo del ayuntamiento?

En Zaragoza tenemos un punto de partida muy positivo porque el 50% de los movimientos de la ciudad ya son peatonales, que es la movilidad más sostenible que puede haber. El 28% son en transporte público y el resto en transporte privado y un 5% de movilidad ciclista. El reparto modal es muy sostenible. El principal cambio en el que estamos trabajando es hacer que ese transporte público que es un transporte sostenible y eficiente lo sea más. Una apuesta del gobierno ha sido que no se vuelva a comprar ningún autobús híbrido o de combustión, que solo se compren flotas eléctricas cero emisiones.

¿Qué supone este cambio?

Eso supone una revolución, es un proyecto muy ambicioso que va a conseguir un ahorro de 620.000 toneladas de CO2 en la vida útil de las nuevas flotas. Pero no solo esto. Tenemos que seguir fomentando la movilidad peatonal y ciclista para que realmente cada vez sea una movilidad más activa y que de forma natural y por comodidad, para los desplazamientos urbanos el coche se decida dejar en casa. No queremos ser agresivos ni imponer medidas, sino facilitar alternativas que escoges por decisión propia.

Queréis financiar esa compra de autobuses eléctricos con ayudas europeas.

Lo que hemos hecho ha sido tomar la decisión y ponernos a trabajar cuando teníamos que encargar los nuevos autobuses que había que comprar por contrato y según el contrato vigente eran híbridos, decidimos modificarlo para que fueran eléctricos. Empezamos en noviembre del 2020, muchos meses de trabajo con la concesionaria y el servicio para hacer proyectos técnicos y de ingeniería, ya que esto implica electrificar todas las cocheras para que esa carga sea nocturna. Ya en julio aprobamos el proyecto, se firmaron todos los contratos para iniciar las obras. El 23 de agosto salió la convocatoria del MITMA para los ayuntamientos, vimos que lo que piden en las bases de fondos europeos cuadra perfectamente con nuestra estrategia y las decisiones que ya habíamos tomado. Con la convocatoria podemos acceder a que la mitad de la inversión sea subvencionada con los fondos europeos. Si no hubiéramos tomado la decisión en diciembre del 2020, podríamos acceder a cero euros de subvención.

Esta apuesta por el autobús eléctrico, ¿cómo posiciona a Zaragoza respecto a otras ciudades españolas o europeas?

Lideramos la transformación de las flotas de transporte público en un transporte cero emisiones. Nuestra sorpresa ha sido que de momento solo Madrid está apostando fuerte por transformar todas sus flotas de transporte urbano y el resto de las ciudades están siendo más cautas, porque es una operación que implica riesgo e incertidumbre. Vamos con ventaja.

¿Solo Madrid y Zaragoza apuestan por un modelo sostenible en el transporte público?

De momento sí. Puede haber otras ciudades que tengan proyectos piloto como nosotros hasta ahora, que teníamos cuatro autobuses eléctricos en circulación. Hasta la fecha, lo que nos han informado es que la apuesta tan fuerte solo la estamos haciendo Madrid y Zaragoza. También nos lo están diciendo por el proyecto de la electrificación de las cocheras. Se ha traído una línea de alta tensión y hay que introducir una de media tensión nueva para transformar energía y que haya capacidad para cargar en batería 70 autobuses de momento, pero también los 320 que tendrá la flota en el futuro. Esa apuesta tan fuerte no se conoce en otras ciudades de España.

natalia chueca movilidad sostenible
Natalia Chueca junto al alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, en la presentación de los autobuses eléctricos. (Foto: Ayuntamiento de Zaragoza).
¿Cómo se están gestionando otras nuevas movilidades, como el carsharing, motosharing, patinetes eléctricos, etc?

Estamos ordenando la micromovilidad que, en realidad, ha nacido en los últimos cinco años y que ha tenido un momento de ebullición y hay que encontrar su espacio dentro de lo que es la movilidad de la ciudad. Para las bicicletas y las motos compartidas se adjudicaron antes del verano unas autorizaciones que nos va a permitir que las empresas que vienen a operar ofrezcan el servicio, pero de una forma ordenada; es decir, se les prohíbe aparcar en las aceras y solo pueden hacerlo en aparcabicis y aparcamientos en calzada. Ese desorden y ese caos que hemos visto en años anteriores va a desaparecer. Lo que hemos hecho también es primar en el pliego que el precio sea competitivo y que los usuarios de la movilidad compartida, que es sostenible, puedan beneficiarse del precio. Ahora vamos a sacar el nuevo pliego de patinetes para ordenar en las mismas bases: orden en la ciudad y precios competitivos, principalmente.

El Ayuntamiento tenía en marcha un proyecto piloto de carsharing. ¿En qué fase está?

Queremos seguir impulsando la movilidad compartida, nos parece que es muy eficiente porque ocupa menos espacio público porque solamente se usa con vehículos en movimiento. Con la empresa Alma trabajamos en un piloto de movilidad compartida y colaborativa. Se busca que los usuarios de los coches puedan cargar ellos mismos, lo que reduce los costes de operación y hace que sea más competitivo ese modelo; que para ciudades de mediano tamaño, por debajo de un millón y medio o dos millones de habitantes realmente es más difícil que salgan rentables para las empresas. Este modelo compartido puede ayudar que si funciona, y por eso se está probando en Zaragoza, puede ayudar a dar una solución óptima a una ciudad de este tamaño y más de 100 ciudades de este tamaño que hay en Europa. A ver si a partir de 2022 podemos ir sacando conclusiones de los pilotos.

natalia chueca movilidad sostenible
Los proyectos de movilidad sostenible, como el piloto de carsharing con la empresa Alma, son pilares estratégicos para el Gobierno de Zaragoza. (Foto: Ayuntamiento de Zaragoza)
Otro entorno de pruebas que tiene Zaragoza es Hera Dron HUB.

Tenemos el primer espacio de pruebas de movilidad aérea urbana en Europa. En el futuro van a poder operar en las ciudades y serán parte de la movilidad para unos usos determinados, pero antes hay que testarlo e ir marcando esa legislación. Hay distintas empresas sobre todo de logística trabajando con diferentes certificaciones.

Es, entonces, para logística de última milla.

Exacto. DHL está haciendo un corredor de pruebas para poder hacer un corredor desde Plaza, donde tiene su almacén, hasta Hera Dron HUB en el Parking Sur. El piloto consiste en poder tener una distribución en el centro de la ciudad, y quieren primero testar y validar. Hay que medir tiempos, costes, etc, para ver si son viables esos modelos de última milla. Hemos querido que Zaragoza sea el facilitador de esas pruebas y que empresas de Zaragoza, España y Europa, como DHL y Airbus, vengan aquí a hacer sus pruebas.

¿Qué es el Bosque de los Zaragozanos?

Es uno de los proyectos que realmente nos entusiasma en el Gobierno. Es un proyecto que va a ayudar a que Zaragoza sea una ciudad climáticamente neutra en 2030, mucho antes de 2050, lo que nos marca la Unión Europea. Se está trabajando en reducir emisiones con decisiones como la de electrificar la flota de autobuses y, por otro lado, estamos trabajando con proyectos como el Bosque de los Zaragozanos, donde estamos mejorando la capacidad de absorción de CO2. Va a ser el proyecto de reforestación más ambicioso de la historia de la ciudad, queremos plantar 700.000 árboles en los próximos 10 años en 1.200 hectáreas. Nos gusta tanto el proyecto porque es un proyecto de los zaragozanos, se hace con la suma de las asociaciones de vecinos, de los escolares, de las empresas, comercios, familias… todos pueden ir a plantar su árbol, donar el dinero para acelerar las plantaciones y contribuir para hacer una ciudad más verde y sostenible; y en definitiva más saludable, que si ya era importante antes, ahora somos conscientes de que la salud es clave.

¿En qué fase se encuentra el proyecto?

Estamos trabajando en organizar las primeras plantaciones que tendrán lugar cuando el tiempo lo permita, hay que esperar hasta noviembre por la temperatura. Se está trabajando por la parte municipal, la educativa y la parte institucional con distintas empresas que se están sumando al proyecto para plantar árboles. A mitad de septiembre podremos dar la primera foto de cuántas empresas se suman y en cuántos lugares podremos plantar este año. Es un proyecto abierto a todas las empresas a instituciones de ámbito nacional e internacional.

natalia chueca movilidad sostenible
Chueca junto a un contenedor de reciclaje de vidrio en Zaragoza. (Foto: Ayuntamiento de Zaragoza)
¿Cómo trabaja Zaragoza la economía circular?

Precisamente el Bosque de los Zaragozanos tiene un aspecto diferencial del resto de proyectos de reforestación y de generación de bosques urbanos que se están haciendo en otras comunidades autónomas o en otras ciudades que es que la preparación del terreno se hace con compost hecho de la materia orgánica que hemos reciclado, por eso es un ejemplo de economía circular. Con la propia basura orgánica que se ha recogido y separado se ha elaborado el compost. No solamente tenemos este ejemplo, en Zaragoza hemos conseguido en 2020 llegar al objetivo que había marcado la Unión Europea de separar y reciclar el 50% de nuestros residuos. Para tener una referencia, la media española está en un 33% y la europea 45%. Zaragoza lleva mucho tiempo haciendo bien su trabajo con campañas de concienciación, hay que continuar para incrementar aun más estas ratios y seguir contribuyendo a la economía circular.

Zaragoza acogerá la primera biorrefinería urbana de Europa a escala industrial para la obtención de nuevos materiales a partir del residuo orgánico. ¿En qué consiste el proyecto?

Circular Biocarbon es un proyecto que también es muy ambicioso. Se va a hacer la primera biorrefinería con fondos europeos para poder valorizar, en este caso, el plástico que se ha podido reciclar, para que pueda tener una segunda vida con un mayor valor. Al final, va a contribuir a mejorar la calidad de los residuos y fomentar la economía circular. Es la primera biorrefinería a nivel nacional y una de las pocas a nivel europeo.

natalia chueca movilidad sostenible
Presentación del proyecto Circular Biocarbon. (Foto: Ayuntamiento de Zaragoza)
¿Cómo se ha conseguido entrar en este proyecto?

Ha sido a través de la concesionaria Urbaser, que es la empresa que gestiona el Centro de Reciclado municipal y gracias a los fondos europeos que se solicitaron el año pasado. El Ayuntamiento de Zaragoza ha apoyado esta apuesta y Urbaser también ha apoyado que sea en Zaragoza donde hacer esa inversión. La estrecha colaboración público-privada es fundamental para poder desarrollar estos proyectos tan estratégicos. Esto va a permitir que se genere en torno a Zaragoza mayor valor que si se hubiese ido a otra ciudad.

¿Hacer de Zaragoza una ciudad atractiva, verde y sostenible tiene consecuencias directas en la atracción de empresas e inversión?

La sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático son ejes estratégicos en nuestra sociedad. Yo creo que ya no es una visión utópica como podía ser hace 10 años, ahora es una emergencia. Por eso, la sociedad demanda empresas e instituciones comprometidas. Puede ser un eje, no solo de atracción de nuevas inversiones y empresas que tienen esos valores y que prefieren estar en una ciudad sostenible y que mejora la calidad de vida de sus empleados y vecinos, sino que también contribuye a generar ese ecosistema de nuevas tecnologías y de nueva forma de trabajar sostenible con nuestro planeta. La economía del futuro va a ser verde y esto va a generar que Zaragoza sea más elegida por los jóvenes, vecinos y personas que tienen esa sensibilidad de lo sostenible, que ya vemos que es algo mayoritario; es una demanda social importante.

Natalia, tienes un importante papel como mujer al frente de tu consejería, pero también como mujer directiva. ¿Cómo ayudas a visibilizar a otras mujeres?

Creo que luchar y trabajar por la igualdad de oportunidades en puestos directivos es una conquista que se va consiguiendo poco a poco. Hay que apostar por el talento femenino, dar oportunidades en igualdad de condiciones y seguir favoreciendo que más mujeres puedan crecer y optar a estos puestos que muchas veces estaban limitados a hombres, quizá por la dificultad que conlleva compaginar la vida laboral con la personal. Yo sigo trabajando dentro de la Asociación de Directivas de Aragón, donde desde hace muchos años estamos trabajando para generar ese talento femenino y que las mujeres sigan optando a puestos de responsabilidad.

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar