24.2 C
Zaragoza
25 C
Huesca
23.1 C
Teruel
10 septiembre 2022

Eva Armisén: “Sería una pena para los artistas perder un espacio como La Lonja, hay pocos como este para exponer”

La zaragozana Eva Armisén es una de las artistas internacionales que ha conquistado Asia con sus ilustraciones. Charlamos sobre su historia, su última exposición en Zaragoza, el papel de la mujer en el arte, arte y empresas y sus últimos proyectos.

Naciste en Zaragoza, pero vives en Barcelona en la actualidad. ¿Qué te hizo emigrar de tu tierra?

Yo quería estudiar Bellas Artes en Zaragoza y sigue sin haberlo. Me planteé ir a Barcelona y Madrid, decidí venir a Barcelona y me quedé aquí. La relación con Zaragoza es súper estrecha porque tengo a la familia ahí, a mis padres, a mis tíos… Voy a Zaragoza con cierta frecuencia por trabajo, siempre que expongo que es cada dos o tres años, y para ver a mi familia y amigos. Estoy en contacto.

Te formaste también en el taller de grabados de Fuendetodos. ¿Cómo fue esa experiencia?

Si no recuerdo mal fue cuando se abrió el taller de Fuendetodos y me invitaron a hacer los primeros cursos, me dieron una beca y creo que coincidió con mi primer curso de Bellas Artes.

Era jovencita y la verdad es que fue fantástico, tuve la suerte de tener unos profesores y compañeros espectaculares, y me empecé a aficionar al grabado gracias a ellos. Después, durante todo el tiempo que he pintado he ido haciendo grabado también.

Pese a tu vinculación con Aragón tu trayectoria siempre se ha desarrollado más a nivel internacional que nacional.

No te creas… he expuesto mucho en España. Es verdad que desde hace 12 años trabajo mucho en Asia y los proyectos de Asia son quizá más grandes por la dimensión de los países, pero en España he ido trabajando y en Zaragoza siempre me han tratado muy bien.

eva armisén
(Foto: Ayuntamiento de Zaragoza)
¿Tenías la espinita clavada de exponer en un lugar como La Lonja?

Más que la espinita clavada era como un sueño porque yo a La Lonja he ido a ver a artistas que admiro mucho. No hay otro espacio mejor para exponer en Zaragoza. Al principio ni lo pensaba, ni lo soñaba, ni se me podía ocurrir; pero hace poco empecé a pensarlo… y cuando me lo dijeron fue como un regalo. No solo en Zaragoza, creo que hay muy pocos espacios como la lonja para exponer.

¿Qué te parece entonces que se quiera dedicar La Lonja a un espacio expositivo sobre Goya?

Para los artistas La Lonja es un espacio que queremos conservar, porque no hay muchas oportunidades de exponer tu obra en un espacio de estas dimensiones. Al final está muy bien exponer en galerías y todos los espacios tienen su qué, pero realmente espacios tan grandes y significativos y con una carga emocional tan enorme como La Lonja… para nosotros sería una pena perder este espacio.

Eva armisén
(Foto: Ayuntamiento de Zaragoza)
Para el público en general eres la pintora que expone en Asia… ¿Cómo empieza esa relación hace 12 años?

Empieza como todo en la vida, cosas que no te esperas. Yo trabajo con una galería de Los Ángeles, la galerista es de origen coreano y me llevo a una feria allí hace 12 años. Me dijo que no creía que fuera a funcionar muy bien, pero que íbamos a probar. La verdad es que la conexión de la gente en Seúl fue inmediata… y desde entonces no he parado de volver, de hacer exposiciones cada vez más grandes, proyectos en muchos ámbitos como el público con instalaciones artísticas. Tengo un vínculo muy fuerte con el país.

De pensar en que no iba a funcionar a establecer una relación estrecha.

Sí, esas cosas pasan…y nunca sabes dónde vas a encontrar esa respuesta. Hay muchos factores que creo que determinan esto, fue muy mágico y estoy muy agradecida.

¿Cuáles son esos factores? ¿Por qué gusta tanto tu obra en Asia?

Con factores me refiero a que veces no llegas en el momento adecuado, todos tenemos una posibilidad de conectar con la gente, depende del momento, del lugar, lo que crees que tienes que presentar… y por supuesto hay que estar trabajando. Supongo que a los coreanos le gusta que yo pinto por una emoción que me mueve y que quiero capturar y retener el tiempo para poder volver, y ellos encuentran en mi pintura también esa emoción, y esa manera de conectar con cosas que se les escapan en el ritmo frenético del día a día.

¿Es China o Asia en general una oportunidad para el arte español?

Seguro, claro. La dimensión y la escala de las cosas es mucho más grande, las oportunidades de probar en espacios y a nivel de público se multiplican. Todos los lugares tienen su encanto y oportunidades, pero yo he podido trabajar mucho allí y es lo que conozco. En Corea especialmente la educación a nivel artístico es desde muy pequeños y la gente conecta mucho, he tenido la oportunidad de trabajar con gente muy joven, los colegios han seguido muchísimo lo que hago, van a ferias y exposiciones, hay como inquietud que hace que el arte salga de las galerías a todos los ámbitos.

Es lo que falta aquí.

En educación nunca tenemos suficiente, hacemos lo que podemos. Ellos sí que tienen una cosa que a lo mejor sí los diferencia y es que no tienen prejuicios a la hora de que el el arte esté mezclado con las empresas, con la iniciativa privada, y eso hace que haya más inversión, y que encuentres arte en ámbitos que aquí todavía está mal visto o no lo relacionamos porque no nos lo planteamos. Para ellos me da la sensación de que estas cosas no son un freno.

Eva Armisén
(Foto: Ayuntamiento de Zaragoza)
¿Te refieres a empresa privada que invierte o a lugares donde se expone?

Todo. Yo he trabajado para empresas potentes como Samsung, que tiene un museo inmenso y maravilloso que adquiere y promociona arte no solo coreano, también internacional; pero también que todas las empresas tienen obras dentro de sus empresas, ofrecen a sus empleados la posibilidad de acercarse a las obras, hacen publicidad con arte… Es como que el arte está en la empresa transversalmente y consideran que tiene mucho poder de comunicación.

Algo que te distingue de otros artistas es que tu arte también lo has convertido en algo cotidiano.

Siempre he pensado que ser popular o llegar a mucha gente no es malo. Nunca me ha gustado demasiado que el arte sea elitista, el problema es que muchas veces no llega a las personas, no que no lo sepan valorar. Lo que me ha encantado de la experiencia en otros países, como hacer instalaciones artísticas en la calle, es gente que no entraría a un museo porque le intimida o no le interesa, al encontrárselo en la calle y de forma natural sí que conecta y tiene esa posibilidad. Siempre me ha interesado sacar el arte afuera y he confiado que todas las personas tienen esa sensibilidad, más o menos desarrollada o educada, pero que existe en cada uno. Activarla siempre es mágico y estimulante.

Además de Asia, has estado en otros muchos lugares del mundo como Estados Unidos. ¿Qué has hecho allí? 

Llevo muchos años trabajando con diferentes galerías y EEUU es donde se ve más claro que no existe esta separación del arte de la vida general. Hice una campaña con los buses turísticos que disfruté muchísimo, me pareció precioso pintar los buses y que se fueran moviendo por Las Vegas, Nueva York, Chicago… me gusta poder hacerlo, que las personas puedan entrar dentro de un cuadro, en este caso el bus que explica una historia. Reivindico la parte lúdica y participativa del arte. He podido hacer cosas así y también he trabajado en muchos países, donde primero reconocieron mi obra fue aquí al lado, en Portugal, y si no hubiera sido por su apoyo probablemente no me hubiera dedicado a pintar.

Hablas de la parte lúdica y participativa del arte. ¿Te lanzarías con expos inmersivas?

Yo lo he hecho durante toda mi vida, pero de otra manera. Si te refieres a las últimas que están apareciendo… a mi no me apasiona porque no sé si esos artistas lo hubieran hecho nunca. Me encanta hacer participes al público de mi arte, pero planteando yo misma cómo hacerlo. En La Lonja lo hago con el cuadro del tejido, o pintando una pared que sobre sale por todas partes y se une con el techo de La Lonja… pero no me gustaría que se llenara de cuadros míos donde la gente se metiera a no ser que yo lo hubiera planteado como mi propio proyecto. Creo que pensamos que la gente a veces necesita mucha ayuda para participar en la obra de arte e igual no necesitas animar un cuadro de Van Gogh para que la gente lo aprecie, tengo mis dudas. Hay algo mucho más orgánico en lo que yo hago, participo y controlo la acción.

Los coreanos te definen como ‘La pintora de la felicidad’ y es cierto que siempre tiene un color o visión optimista. ¿Tu arte empieza en un momento feliz?

No me gustó nada al principio este título cuando me lo pusieron, no es que yo me ponga a pintar con una sonrisa en la cara y todo me parezca precioso. Me resultaría una lectura un poco banal, porque en mi pintura se tratan temas muy diferentes. Es verdad que para mi pintar es alegría, un sostén y una fuerza que siempre tengo a mano pero no significa que todo sea una juerga. La pintura es un espacio que te abre ventanas y diferentes manera de mirar y eso es lo que reivindico, asomarte de otra manera a las cosas que te pasan. Sí que soy optimista pero no significa que no analice las cosas que pasan y las plasme en mi pintura.

 De hecho, está plagada de reflexión.

Yo la utilizo para reflexionar, sí. Es verdad que todo parte de una primera emoción y cuando alguien conecta con esa emoción la hace suya y se lleva sus cuadros a su propio territorio, es fantástico. Puedo basarme en algo autobiográfico y la persona q lo interpreta está hablando de su propia biografía.

¿Cómo llegaste a este estilo tan personal?

No lo sé, es una cuestión de años, empiezas copiando, teniendo referentes… luego te vas deshaciendo de lo que no es tuyo y en mi caso creo que hay un intento muy intenso de honestidad, sinceridad y simplicidad. He conseguido crear un lenguaje del que estoy muy contenta porque es absolutamente reconocible, no es algo fácil.

¿Cuáles han sido tus referentes?

Al principio para copiar, copiaba a Modigliani porque sus figuras me resultaban poéticas y me llevaban a un mundo de sueños, pasé por Basquiat, los expresionistas alemanes, Miró, Barceló… he tenido diferentes etapas. Creo que soy hipersensible a la belleza en todas sus acepciones y la busco, la puedo encontrar en una persona un color, un edificio…

Trabajas todos los géneros (pintura, dibujo, escultura, ilustración…), como podemos ver en la exposición recién estrenada en la Lonja.  

Creo que para capturar y explicar una idea o esa emoción que te estas imaginando se puede hacer de mil maneras y es fundamental elegir el lenguaje adecuado, la escala, la técnica, el tamaño. Todo el mensaje esta condicionado por el medio y llega en una intensidad diferente. Me planteo con mucho cuidado y cómo voy a explicar lo que estoy sintiendo. La expo de La Lonja tiene más de 200 obras y he procurado que sea un abanico de todas las técnicas. Hay una de las salas que habla de la fragilidad y la cerámica me parece la mejor forma para explicarlo, por ejemplo.

Eva Armisén
(Foto: Ayuntamiento de Zaragoza)
En tus obras utilizas las palabras para guiar al espectador en el dibujo. Una palabra junto a una imagen desencadena toda una reflexión.

Sí, eso ha sido desde siempre. Me gusta mucho escribir y leer. A veces cojo un pequeño apunte de dibujo y otras una palabra. Muchas veces utilizo las palabras en forma de pincelada, no solo en la forma, también en el mensaje. No sabría pintar sin escribir en los cuadros. 

Has colaborado en campañas con el Instituto de la Mujer contra la violencia de género, con las Haenyeo coreanas para que lograran ser declaradas Patrimonio Inmaterial de la humanidad… Tus obras, en general, tienen una visión femenina y feminista, ¿no?

Ni me lo planteo porque es tan obvio… como mujer que soy no puede ser que no sea feminista. Lo defiendo teniendo mi propio discurso, intentando llegar a los mismos sitios que llega un hombre, a los sitios que merezco. Me gusta colaborar en proyectos que empoderen a las mujeres porque lo fundamental es creer nosotras mismas que somos capaces de hacer lo mismo que cualquier otra persona. Es una lucha que no termina, vas encontrando barreras emocionales y de todo tipo. ¿Por qué la mujer? Porque mi obra es súper autobiográfica, lo que vivo lo siento como mujer. Me encuentro con lo que nos encontramos todas, no solo pasa en el mundo del arte, abrir caminos es una manera de posicionarnos porque es lo que tenemos que hacer.

¿Cómo ves el papel del a mujer en el arte en la actualidad?

Te pondré un ejemplo que lo resume todo. En mi estudio tengo una biblioteca enorme y un día me senté y vi que solo tenía cuatro libros monográficos de mujeres. Así lo veo. Sin embargo, voy a dar charlas a las facultades de Bellas Artes en España y otros muchos países artes y en algunos lugares casi la totalidad de las estudiantes son mujeres. Me pregunto: ¿Por qué no se visibilizan? ¿Dónde están? Vas a una feria de arte y hay muchísimos más hombres y las obras más valoradas en la historia del arte son casi todas de hombres. Las nuevas generaciones vienen con más concienciadas de que merecen su espacio.

Eva Armisén
(Foto: Eva Armisén)
Una de tus obras de la exposición que se puede ver ahora en La Lonja eres tú con una especia de vestido de árboles y caminos. Y dice: “Caminos andados y nuevos caminos”. ¿Cuáles son esos nuevos caminos de Eva Armisén?

Estoy muy contenta con la exposición de La Lonja, me hace sentir muy bien que en tu propia ciudad la gente te responda así. Ahora mismo estoy preparando una muestra para un museo en Seúl que se inaugura en mayo y voy trabajando en muchos proyectos a la vez. Las exposiciones que son tan grandes requieren de muchas obras y todo un discurso, la organización es complicada para que todo acabe funcionando y la gente termine conectando con la historia.

Y poder volver a Corea…

Espero poder ir, porque desde la pandemia no voy. Una de las cosas buenas que me ha traído la pandemia es que he aprendido a teletrabajar las exposiciones, lo he conseguido y tengo un arquitecto que es le que me ayuda. Gracias a esto yo tenía La Lonja en mi ordenador, iba andando por la exposición, he podido vivir virtualmente cada metro de la muestra. Todo eso lo he aprendido por la pandemia y me ayuda a proyectar cosas.

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar