16.1 C
Zaragoza
15.3 C
Huesca
10.5 C
Teruel
5 octubre 2022

Deleita tu paladar y tu vista en estas cinco tiendas de alimentación tradicionales aragonesas

Hay comercios en los que adquirir productos es solo una parte de la experiencia. Te hablamos de esas tiendas en las que podrías estar horas contemplando alacenas, estanterías y artículos, comercios con décadas de antigüedad que ya forman parte de la historia de los lugares en los que están. Hoy queremos hablarte de algunos de ellos

En estas tiendas de alimentación tradicionales aragonesas han comprado varias generaciones, y seguro que muchos de los niños que se maravillaban ante sus escaparates son ahora abuelos que entran con sus nietos para comprarles un dulce, porque la gran mayoría de los comercios que vamos a presentarte son el paraíso de los golosos. Sigue leyendo para conocer las tiendas tradicionales que han sabido mantener su esencia a lo largo del tiempo.

Fantoba (Zaragoza)

tiendas de alimentación tradicionales aragonesas
Foto: Fantoba.

Se presenta como la pastelería más antigua de Zaragoza, y no es para menos porque se fundó hace más de un siglo y medio, en 1856. Fantoba está ubicada en la calle Don Jaime, en un precioso local cuyo techo fue diseñado por el arquitecto Ricardo Magdalena. Pero ya antes de entrar, lo primero que hipnotiza al cliente es su escaparate, que mantiene el diseño tradicional y muestra algunas de las delicias que se elaboran en su obrador, que por cierto es el original.

Una vez dentro, tómate tu tiempo para observar cada estantería, cada adorno, cada producto y sumergirte en el viaje que te propone esta confitería. Eso sí, te aseguramos que concentrarte no será fácil por “culpa” de los deliciosos aromas a chocolate y dulces.

Esta tienda ofrece muchas especialidades, pero te recomendamos las frutas de Aragón, la trenza de la Virgen o el guirlache que elaboran a la manera tradicional, sobre una piedra de Calatorao.

La Confianza (Huesca)

tiendas de alimentación tradicionales aragonesas
Foto: Ultramarinos La Confianza.

Cruzar las puertas de Ultramarinos y Bodega La Confianza, en Huesca, equivale a un viaje en el tiempo. Te invitamos a que, después de leernos, busques por Internet fotografías del establecimiento, si es que no lo conoces, y nos darás la razón. El establecimiento fue inaugurado por un comerciante francés en 1871, siguiendo los gustos de la época, y ese toque de glamour se ha mantenido hasta nuestros días.

Comenzó como una tienda de sedas pero poco a poco fue aumentando su catálogo de productos hasta convertirse en tienda de productos de importación y delicatessen. Hoy, sus propietarios aseguran que se trata de la tienda de ultramarinos en activo más antigua de Europa ¡Casi nada!

Aquí los detalles están por todas partes, desde los artículos expuestos a los frescos pintados en el techo por León Abadías, pasando por la cartelería de época que adorna las paredes o las bellísimas baldosas que han pisado miles de personas a lo largo de su historia. Gracias a todo eso, La Confianza no es solo una tienda en la que comprar legumbres, bacalao, especias o dulces, es todo un reclamo turístico para la capital oscense.

Muñoz (Teruel)

tiendas de alimentación tradicionales aragonesas
Foto: Muñoz.

Se ha ganado a pulso haberse convertido prácticamente en una institución de Teruel, de hecho su tienda-cafetería en la plaza del Torico es una de las visitas obligadas al recorrer la ciudad, para comprar dulces y disfrutar de un café en su salón.

El negocio comenzó en 1855, para dar salida a la miel que quedaba en los panales de las abejas que su propietario utilizaba para fabricar velas y cirios, su fuente de ingresos principal. Primero elaboró turrones y después llegaron los chocolates. Poco a poco fueron cobrando cada vez más importancia y los dulces se convirtieron en el negocio de la familia Muñoz.

Generación tras generación (ya van por la quinta), la familia ha sabido recoger ese legado y darle un toque actual, pero sin perder su esencia. Por ejemplo, algunas de las máquinas que se utilizaron en los comienzos se emplean todavía hoy en algunos procesos de elaboración, además de recetas que pronto cumplirán 100 años pero siguen endulzando a turolenses y turistas como el primer día. Y esa fusión entre tradición y modernidad se nota también en la decoración de la cafetería, en la que reina una preciosa lámpara de araña y coexisten muebles de diferentes épocas.

Ascaso (Huesca)

tiendas de alimentación tradicionales aragonesas
Foto: Chocolates Ascaso.

¡Ya te hemos avisado de que este post era especialmente indicado para los más golosos! Seguimos hablando de pastelerías tradicionales y lo hacemos ahora en la capital oscense, porque allí Ascaso lleva abriendo sus puertas desde hace más de 130 años. El negocio familiar que comenzó con una panadería en la plaza de la Moneda suma ya cuatro generaciones dedicadas a elaborar los más delicados dulces, que se comercializan en sus tiendas de Huesca, Zaragoza y Teruel.

De todos ellos, el establecimiento que queremos recomendarte es el principal, el que está en el Coso Alto, y que mantiene el espíritu con el que la familia comenzó su negocio. SI pasas por allí, ni se te ocurra marcharte sin probar el pastel ruso, la especialidad de la casa. ¡Seguro que te llevas más de uno a casa!

Montal (Zaragoza)

tiendas de alimentación tradicionales aragonesas
Foto: Montal.

Cuatro generaciones de la familia Montal han trabajado desde 1919 para convertir esta tienda localizada en la plaza de San Felipe en una referencia para quienes gustan de disfrutar de productos gourmet en la ciudad de Zaragoza.

Entre sus vitrinas encontrarás todo tipo de artículos, nacionales y de importación, con especial protagonismo para los embutidos, conservas y vinos, expuestos en una impresionante bodega ubicada en la planta baja.

Pero además de la propia tienda, la oferta actual del establecimiento incluye un espacio donde degustar con tranquilidad los productos que se venden y un exclusivo restaurante ubicado en un palacio renacentista construido entre los siglos XV y XVII. Y, si no tienes hambre, siempre puedes sentarte en su terraza (una de las más codiciadas de la ciudad) para disfrutar de un café o una copa de vino acompañado por unas vistas maravillosas.

 

Si quieres conocer más sobre la gastronomía aragonesa, no te puedes perder estos siete restaurantes donde degustar los mejores sabores aragoneses.

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar