18.6 C
Zaragoza
17.5 C
Huesca
8.3 C
Teruel
19 agosto 2022

Laura Lacarra: “Las jóvenes tienen que poder ver que las profesiones stem también pueden ayudar a la gente”

Lacarra (1986) es Data Engineer en Telefónica y quizá una de las mujeres más activas de las comunidades techie en Aragón. Reconocida por su propia empresa como una de las 25 personas de Gente de Valor de Telefónica España, en 2019 fue la única española nominada en los Women In IT Awards Ireland, y ha sido considerada por Business Insider una de las 23 jóvenes que lideraría la revolución tecnológica.

Empiezas a trabajar en Zaragoza con tu proyecto de fin de carrera… ¿cómo terminas en Telefónica Madrid?

Estudié ingeniería informática en UNIZAR en lo que antes era el CPS. Al terminar, empecé a trabajar en una pequeña empresa de Zaragoza donde desarrollé mi proyecto de fin de carrera que era una app de teleasistencia para las personas mayores. El producto lo llegamos a comercializar y llegó a estar en producción en el 112 de Pamplona. Luego inicié mi andadura por Telefónica y me fui a Madrid.

¿En qué consiste tu trabajo?

Empiezo como analista de procesos. Estaba en un proyecto de administrar ofertas, productos y servicios que se veían luego en la web de Movistar. Luego paso a la parte de Big Data, a ser Data Engineer, ingeniera de datos, administro infraestructuras Big Data. He estado en proyectos como el buscador de Movistar+, el recomendador de Movistar+ y ahora estoy en un proyecto de análisis de datos de la infraestructura de red, que es la red con la que hablamos a través del teléfono fijo y móvil. Analizamos los datos para ver errores que se producen en la red.

laura lacarra stem
Laura Lacarra trabaja en Telefónica en data engineering. (Foto: L. Lacarra)
Pese a estar lejos profesas un enorme amor hacia a Aragón.

Claro, es mi tierra, donde me he criado, he disfrutado y donde quiero volver. En el confinamiento vi un anuncio que salía el Monte Perdido y me puse a llorar (ríe). En general, todos los aragoneses creo que tenemos un amor enorme a nuestra tierra, estamos muy orgullosos.

Dices que quieres volver aquí.

Sí, sí, me encantaría. Sé que mis hijos tendrían una buena calidad de vida y muy buenas oportunidades, porque creo que las hay, lo único que aun hay que buscar un poquillo.

De hecho, pese a la distancia sigues muy involucrada con Aragón a través de comunidades techie.

En el 2012 empecé a involucrarme en comunidades técnicas (personas que se dedican al desarrollo (programadores, informáticos…). Al principio asistía para aprender y me involucré en organizar una comunidad que se llamaba Betabeers. Conseguimos bastantes cosas, como pasar de 15 a 80 personas, conseguimos a un patrocinador de cervezas “muy de Aragón” que incluso nos dejaba celebrarlo en La Zaragozana, conseguimos una afiliación en el sector que disfrutamos muchísimo. Después de 2 años ahí, empecé a meterme en más comunidades como Pyton Zaragoza… Cuando me fui a Madrid intenté seguir organizando Betabeers pero lo tuve que dejar porque era mensual.

También formas parte de Cachirulo Valley.

Cuando yo aun estaba en Zaragoza, con Cachirulo Valley empecé a asistir a eventos de start ups y terminé organizando algunos con ellos. Quisimos montar un evento anual Startup Open Space, que es un tipo de evento distinto porque no consiste en que una persona te cuenta su experiencia y tiene un micro y ya está. Un open space son charlas colaborativas. Estuvimos seis años con este formato y tenían alcance nacional… un año nos quedamos a bolos porque vino el creador de la start up de Panoramio, una empresa de fotos que la compró Google. También vino Carto, que  al final llegó a ser una gran empresa; Ticketea que la compró Eventbrite… y alguna otra startup que llegó a despuntar.

laura lacarra stem
Lacarra durante su conferencia del síndrome del impostor en Women Techmakers Zaragoza. (Foto: L. Lacarra)
¿Cómo seguiste vinculada a las comunidades?

Al estar en Madrid me empapé de lo que había allí. Me acuerdo de dar una charla en Madrid y tener una muy mala experiencia. Vino mucha gente a la charla, público experto, me hicieron muchas preguntas durante la charla, me interrumpieron… y dije que no daba una charla más. Me ayudó a pasar el trago una comunidad de mujeres de Madrid, me ayudaron a ver que no era culpa mía. Pensé que si eso me había pasado esto en Madrid y me había ayudado esa comunidad, que era Mujeres Tech hacía falta algo igual en Zaragoza, para que si a otra le pasaba esto tuviera el soporte.

Aprovechando el apoyo de Cachirulo Valley y los contactos arranqué la idea de Mulleres Tech. Conocí a un montón de mujeres y juntas confundamos el Women TechMmakers Zaragoza, es un evento anual dirigido a promover a la mujer tecnológica, crear comunidad, visualizar el papel, empoderar… Fue alucinante porque mi experiencia con Cachirulo Valley es que a nuestros eventos asistían un 10% de mujeres y esto iban un 70%. Fue llamar a las mujeres y aparecer. Hemos organizado durante 3 años el Women TechMakers Zaragoza y ha sido brutal todo lo que hemos hecho: charlas de programación, marketing, inventos… y también he organizado eventos en Women Techmakers Madrid, donde tuvimos la suerte de entrevistar a Anna Bosh.

Me consta que queréis hacer de palanca para que las mujeres se lancen a ser ponentes.

Queremos que todo el mundo pueda aportar. Está abierto a todas las mujeres que se consideren técnicas en Aragón e intentar ayudar a mujeres con alguna mala experiencia. Durante la pandemia hicimos quedadas online y este año intentaremos retomarlo presencial desde la pandemia.

laura lacarra stem women techmakers zaragoza
Foto de familia de Women Teckmakers Zaragoza 2018 (Foto: L. Lacarra)
Fuiste seleccionada en el 2019 por la revista Business Insider como una de las 23 jóvenes que lideraría la revolución tecnológica y por Generación Next entre las 50 mujeres de menos de 40 años que escriben el futuro. ¿Cómo llevas la revolución en el 2022?

Ahí estamos. La verdad que no sabía a quién mandarle un jamón de agradecimiento… Me sorprendió y me sentí bastante contenta. En un futuro me gustaría hacer grandes cosas.

Querrás decir ahora, en el presente, ¿no?

Sí, sí (ríe) pero casi se ve mejor si dices en el futuro.

También has sido la única española nominada en los Women In IT Awards Ireland 2019.

Ahí sí que me presenté. Yo mandé un paper contando por qué deberías ser una seleccionada y yo lo mandé sin expectativas y me preseleccionaron y me invitaron a la gala. Fui en nombre de Telefónica a la gala de Irlanda. Resulta que fui la única española nominada en la gala. La chica que ganó fue la que organiza Girls In Tech, y ahí pensé que hasta tenía opciones porque yo estaba organizando eventos de este tipo. Fue una pasada de experiencia. Recientemente también estoy nominada por el blog Mujeres a seguir, pero para mi el premio ya es estar nominada en todas estas cosas. También en Telefónica me consideraron entre las 25 personas de Gente de valor. Está bien el tema de postureo, pero esta genial que tu propia empresa te valore como que trabajo bien y que destaco por mi trabajo. Veo súper importante el trabajar.

Todo esto ha llegado después de pasar por el proceso de no creer que valías lo suficiente. Lo has contado antes con aquella mala experiencia, pero también has dado charlas sobre el síndrome del impostor, un proceso por el que pasan muchas mujeres y que has querido visibilizar.

Desde mi punto de vista siempre te infravaloras porque siempre has visto que los hombres han estado siempre por encima, ya desde la carrera. Y hasta que te das cuenta que eres buena te lo tienes que creer te adelantan por la izquierda. Me da pena porque yo echo la vista atrás, desde que salí de la carrera hasta ahora y creo que hay que salir mas confiada y creértelo.

¿Crees que la falta de confianza es parte del problema de que las mujeres no lleguen?

Las mujeres que han llegado lejos es porque son muy buenas, porque al final alguien también les tiene que promover, y seguramente es que sea un hombre. Afuera hay muchas barreras, y alguna nos las pondremos nosotras, pero la mayoría nos las ponen. Lo que diga una mujer lo van a poner en duda o necesita una reafirmación. En este ecosistema se han visto muchas cosas, desde compañeros que son geniales pero también… de todo. Por sacar algo de esperanza, tengo la impresión que se es más inclusivo, y si una empresa no piensa así… hay que irse de esa empresa.

laura lacarra stem
Lacarra dedica parte de su tiempo libre e incluso profesional a las charlas y al mentorizaje. (Foto: L. Lacarra)
¿Hablas de tu sector?

Sí, pero debería ser en todos. Yo siempre he estado sola en los equipos de desarrollo, generalmente. Y te ves sola, porque sientes que estás representando al género femenino y te pones esa presión tu misma. Piensas: “no les voy a defraudar” y seguro que ellos no tienen esa presión.

¿Está mejorando la representación de la mujer en el sector stem?

Yo ahora estoy sola. Las estadísticas dicen que no está yendo a mejor. Analicé hace un tiempo los datos de Unizar y creé un hilo de Twitter. En informática las mujeres representan un 10,72%. Es sorprendente porque hoy en día las empresas que mejor va en bolsa son tecnológicas y resulta que mueven billones de dólares al año. Donde hay más pastel para repartir se lo van a comer todo ellos.

¿De qué manera contribuyes a hacer ver esto a las niñas o chicas jóvenes?

He contribuido organizando con 11F y Fundación Telefónica talleres para niños y niñas para iniciarles en la programación. Me resultaba curioso porque me veían como profesora, no como ingeniera. También he colaborado con Stem Talent Girl y con algún taller para institutos. En uno de ellos fue muy curioso porque tenían que presentar una idea y venderla, y una chica lo hizo genial y destacó sobre los demás. Le pregunté que quería ser de mayor y me llamó la atención que quería ser trabajadora social porque quería ayudar a la gente. Le expliqué que yo soy ingeniera informática y que también ayudo a la gente, que hice una app de teleasistencia para ayudar a las personas mayores. Tienen que poder ver eso, que las profesiones stem también pueden ayudar a la gente.

Y además de niñas y jóvenes, a veces mentorizo a gente por Twitter. Me escriben y nos damos el contacto y reviso charlas. Creo que si no hay mujeres ponentes es porque no tienen confianza. Yo les reviso la presentación y les doy confianza. Mi primera experiencia fue tan mala, que me leí varios libros y he impartido formación de cómo dar charlas dentro de la empresa.

Eres una influencer de las charlas.

Bueno, influencer… Tuve una época que sí y ahora sigo dando feedback para quien me lo pida… me suelo ofrecer más bien. En Women TechMakers, si alguien pedía mentorizaje se lo ofrecíamos. ¡Y no solo charlas! Todos los meses estoy en el podcast CodeontheRocks en el que hablamos de tecnología.

En Twitter eres una verdadera influencer del territorio aragonés. Me consta que tus recomendaciones en Twitter mueven a la gente, como tu tweet sobre los Pirineos,  el esquí o empresas de juguetes

Sí, sí. Yo veraneo en Cetina y en Jaca y me falta hacer el hilo de Cetina. Todo el mundo se piensa que sigo viviendo en Zaragoza, porque al final estás pero no estás. Hay gente que ha ido al Pirineo aragonés por mis recomendaciones.

¿Con que te quedas de Aragón?

Lo que más me gusta es Ordesa, el Parque Nacional es el mejor Parque Nacional que hay en toda España, sin duda. Y culturalmente me quedo con la Contradanza de Cetina, es alucinante.

¿Tienes especial predilección por algún restaurante en Aragón?

La jamonería (Zaragoza), ahí empezamos a hacer unos eventos de la comunidad y le tenemos mucho cariño al local y se come muy bien.

Conoce otras mujeres aragonesas referentes en el sector stem como Esther Borao o Marta Baselga.

Articulos relacionados

1 COMENTARIO

Suscribirse
Notificar
guest

Te puede interesar