13.7 C
Zaragoza
14.5 C
Huesca
7.9 C
Teruel
20 noviembre 2022

Tenemos que querernos más

En algún momento dejé de prestar verdadera atención a los detalles que me hacen feliz. En primera persona. Y empecé a cumplir las tareas que los demás me marcaban o lo que sencillamente se esperaba de mí. Para agradar, para no parecer un verso suelto. Para no llamar la atención. Y ahora me encuentro desandando el camino para volver a andarlo. Con la mascarilla de oxígeno puesta, como en los aviones, cuando te piden que te la pongas tú primero antes de ponérsela a tu niño.

Siempre había pensado: –pero él no se la puede poner solo e igual llego tarde-. Correcto, pero si tú no tienes fuerzas, si tú no estás bien, no puedes ayudar a los demás. Ahí está el truco, la letra pequeña que pasamos por alto cuando se trata de una carrera de fondo como es la vida.

Así que decidí empezar a quererme y a valorarme más. No porque sea mejor que nadie, sino porque soy igual de buena que los demás y me estaba dejando para la última en todo. En tiempo, en cariño, en preguntarme cómo estoy o qué siento, qué me apetece. En conectar mi mente y mi cuerpo, en reconocer cómo me afectaban las cosas, qué emociones me generaban.

Y muchas de las decisiones personales que tomo ahora las paso antes por el filtro: ¿esto que voy a hacer me puede hacer daño?; porque si la respuesta es sí, lo replanteo sin miedo para que lo que haga en mi tiempo libre esté alineado con la filosofía de la mascarilla de oxígeno. El principio es sencillo, tiene que hacerme más feliz y no más infeliz.

Así que estas primeras reflexiones quiero dedicarlas a todas esas personas que se dejan la piel por los demás sin preguntarse qué quieren y qué les hace feliz. Lejos de ser egoísta es un principio que beneficia a todos. Si tú eres feliz, las posibilidades de que los que están cerca de ti también lo sean, son mayores.

Si no nos queremos, si no nos cuidamos, no podemos esperar que el resto lo haga por nosotros. Porque lo que se nos escapa habitualmente es el concepto de círculo virtuoso del cariño hacia los demás. Ejercer eso tan sencillo e infravalorado como es el ser “buena gente”. Porque la inmunidad de rebaño no debería ser extensible únicamente a las pandemias sino que cada uno de nosotros podemos aportar día a día en pro del bien común, pero no a costa de nuestra salud sino gracias a ella 🙂

 

Estefania Lacarte es Head of Corporate Affairs & Communications American Express

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar