21.7 C
Zaragoza
18.9 C
Huesca
17.3 C
Teruel
18 mayo 2024

Fundación Rey Ardid y Bodegas Sommos reflexionan sobre el edadismo en una cata de vinos junto a un grupo de personas mayores 

Con motivo del Día Internacional de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato de las personas mayores, Fundación Rey Ardid y Bodegas Sommos reflexionan sobre el edadismo junto a un grupo de residentes de la residencia Rey Ardid Huesca

La OMS indica en su Informe mundial sobre el edadismo, publicado en el año 2021, que 1 de cada 2 personas somos edadistas, un dato que nos obliga a repensar nuestras propias actuaciones hacia las personas mayores y hacia nosotros mismos.

 

La Organización Mundial de la Salud define el edadismo como «los estereotipos, los prejuicios y la discriminación contra las personas debido a su edad». El grupo etario más afectado por estos prejuicios son las personas mayores, quienes son víctimas de numerosas asunciones y prejuicios sólo por su avanzada edad. Y como todo tipo de discriminación, tiene consecuencias negativas sobre las personas afectadas en todos los ámbitos: desde el personal al laboral, pasando por el sanitario. La toma de conciencia sobre las actitudes edadistas es importante, por tanto, para poder corregirlas y tratar a las personas con la justicia y dignidad que se merecen sin importar su edad. De este modo, será más fácil romper con los estereotipos edadistas que se hilan en nuestra sociedad.

Hoy a las 13h un grupo de 15 personas mayores que viven en la residencia Rey Ardid Huesca se han reunido en torno a una cata de vinos dirigida por Diego Mur de Bodegas Sommos y acompañados por Sonia Fernández, directora de la residencia, para debatir acerca de un tema de indiscutible actualidad: la forma de pensar, sentir y actuar con respecto a los demás en función de la edad que tienen. Es un fenómeno que está presente, de forma aceptada y naturalizada, en casi todos los ámbitos de la sociedad y del que conviene estar alerta a sus diferentes formas para tomar conciencia de ellas y poder combatirlas:

  • Edadismo institucional: leyes, normativas o servicios que discriminan y limitan las oportunidades o la participación de las personas según su edad.
  • Edadismo interpersonal: presente en la interacción entre personas. El lenguaje que utilizamos, por ejemplo, está plagado de términos que perpetúan estereotipos negativos asociados al envejecimiento.
  • Edadismo autoinfligido: se produce cuando las propias personas mayores acaban interiorizando discursos negativos relacionados con la edad.

A lo largo de la cata, los mayores han ido compartiendo experiencias personales y reflexiones. “La edad no debería ser un impedimento para hacer las actividades que te interesan” o “Nadie debería sentirse discriminado por ser mayor” han sido reflexiones comunes. “Estoy muy feliz con las actividades que hacen en el centro. Nos ayuda en la convivencia entre residentes y personal de la residencia”, comentó Tomás Abián.

La directora de la residencia, Sonia Fernández, resaltó la importancia de las Comisiones de Participación en los centros, que permiten a las personas mayores participar en las decisiones que afectan a su día a día en la residencia. “Esta es su casa y son ellos quienes deciden qué actividades les interesa planificar y cómo quieren que se desarrolle su día a día”, comenta Fernández.

Diego Mur, de Bodegas Sommos, nos recordó que el vino es un legado intergeneracional, pues una zona vinícola como la D.O.P. Somontano sólo es posible gracias al trabajo de varias generaciones. “Las personas mayores tienen mucho que contar, y nosotros los tenemos muy presentes en todas las actividades que realizamos en nuestra bodega, ya que buscamos que sea un punto de encuentro y diversión para toda la familia y para todas las edades”.

Por su parte, desde la Fundación Rey Ardid se lleva trabajando en la prevención del edadismo ya desde hace varios años y en consonancia con ello, esta misma mañana ha tenido lugar un seminario específico sobre edadismo en la residencia Rey Ardid Rosales, centro especializado en la atención de personas con Alzheimer y otras demencias. (se adjunta cartel) 

El seminario ha contado con la participación de Erika Fuertes, psicóloga del centro y con María Gangutia, responsable de Derechos Humanos e Incidencia Política de la fundación HelpAge International España https://www.helpage.es/ 

Erika Fuertes se ha centrado en la importancia de educar y concienciar en el edadismo y sus efectos en las personas mayores, en especial entre todos los equipos profesionales que conforman la Fundación Rey Ardid. Y en cómo se trabaja en el día a día, insistiendo en promover actitudes respetuosas hacia las personas mayores y en detectar tratos infantilizadores y condescendientes que merman su dignidad y autonomía. “El edadismo está limitando nuestra comprensión de la diversidad existente en la vejez y se está convirtiendo en una actitud común en nuestras relaciones familiares, personales y nuestras prácticas profesionales, con consecuencias importantes tanto en las personas mayores como en la sociedad”. Fuertes ha hecho referencia también a lo interesante que es fomentar actividades sociales e intergeneracionales que refuercen actitudes positivas.

Por su parte, María Gangutia ha contextualizado la revolución demográfica a nivel global, ha explicado los retos y barreras a los que se enfrentan en la actualidad las personas mayores para promover sus derechos y puesto el foco en lo relevante que es observar estos datos desde la perspectiva transversal de la Agenda 2030. Gangutia ha comentado también que “desde HelpAge España hemos puesto en marcha el Servicio Estatal de Atención a Personas Mayores (SEAM) precisamente para que sirva como herramienta frente al edadismo, siendo el primer servicio gratuito de ámbito nacional y con un enfoque de derechos que ofrece información y atención a personas mayores ante situaciones de discriminación por razón de edad.”

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar