5.7 C
Zaragoza
3.4 C
Huesca
2.2 C
Teruel
4 diciembre 2022

“El Salto de Darwin” podrá verse en el Teatro Principal los próximos días 15, 16, 17 y 18 de abril

La vicealcaldesa y consejera de Cultura y Proyección Exterior, Sara Fernández, y el gerente del Patronato Municipal de las Artes Escénicas y de la Imagen, José María Turmo, han presentado el espectáculo “El salto de Darwin”, que podrá verse en el Teatro Principal del 15 al 18 de abril.

Lavicealcaldesa y consejera de Cultura y Proyección Exterior, Sara Fernández, y el gerente del Patronato Municipal de las Artes Escénicas y de la Imagen, José María Turmo, presentan el espectáculo “El salto de Darwin”, que podrá verse en el Teatro Principal del 15 al 18 de abril.
Están también presentes por parte de la compañía la directora Natalia Menéndez, y los actores Jorge Usón, Cecilia Freire, Goizalde Núñez y Olalla Hernández.
Fotografía: Miguel G. García,

El salto de Darwin viene a alertarnos de que la condición humana puede en cualquier instante regresar como especie a un estado animal. En las road movie los personajes siempre parten de sus casas buscando un mundo mejor –una tierra prometida–, para construir una vida mejor: a esto mismo nos invita El salto de Darwin.

La obra sucede durante el segundo fin de semana del mes de junio del año 1982 durante el cual se libra la última batalla de la Guerra de las Malvinas que culmina con la rendición del 14 de junio. Toda la acción se desarrolla en distintos paisajes de la Ruta Nacional N°40 que desciende la Argentina desde el Norte hacia el Sur. Cada una de las escenas transcurre en torno a un Ford Falcon del año 1971 en el cual el Padre, la Madre, su Hija y el Novio de esta última, atraviesan el país para esparcir las cenizas del hijo asesinado recientemente en la batalla que ha tenido lugar en la localidad de Puerto Darwin. Dicho Ford Falcon remolca una pequeña caravana con capacidad para cuatro personas y sobre el techo de la cual es posible ver el Espectro del Hijo Muerto que con su guitarra eléctrica entona diferentes temas musicales de los años ochenta. Cada vez que lo hace –y a medida que la ruta se aproxima al Sur–, un viento suave empieza a levantarse. El mismo viento que viene de Beyrouth, Saigón, Bagdad, Kabul, Kosovo, Troya… El mismo viento que finalmente terminará trayendo una vez más a Kassandra.

EL AUTOR

Escribí El Salto de Darwin después de haber escrito Kassandra y Barbarie, dos obras que hablan del fin del lenguaje y que lo terminan deshaciendo por completo: en Kassandra, el español es directamente eliminado -la obra está escrita en inglés- y en Barbarie, es destrozado hasta el punto de que los personajes solo terminan gruñendo como si fueran bestias (bárbaros en la antigüedad eran los que no tenían lenguaje). Me detengo en esto, para explicar lo siguiente: El Salto de Darwin, es una obra que me reconcilia con el lenguaje; es un texto en el que las palabras vuelven a habitar los personajes, en donde el español vuelve a contener sus historias y donde la lengua los construye como sujetos. Siempre insisto en que El Salto de Darwin es un texto de reconciliación con la experiencia lingüística, ya que es una obra en la que hago las paces con mi lengua materna. Es por ello, que el tema principal de la pieza es la celebración del fin de la guerra, la condena férrea del combate bélico y la ridiculización de la contienda militar: el Salto de Darwin, es un texto que festeja paz.

Una road movie que va de la guerra a la paz; una obra que trata de deconstruir esa maquinaria siniestra que hemos inventado los hombres -y no la mujer- para destruirnos los unos a las otras y que desafía el principio darwiniano de que lo que nos distingue de las demás especies, es nuestro altruismo. En este momento en el que nuestra contemporaneidad está inventando guerras de todo tipo y a todas horas, -como si no hubiéramos recibido bien la lección de lo que fue el pasado siglo XX-, el Salto deDarwin, viene a alertarnos de que la condición humana puede, en cualquier instante, regresar como especie a un estado animal. En los road movie los personajes siempre parten de sus casas buscando un mundo mejor -una tierra prometida-, para construir una vida mejor: a esto mismo nos invita El Salto de Darwin.

REPARTO

  • Juan Blanco
  • Cecilia Freire
  • Olalla Hernández
  • Teo Lucadamo
  • Goizalde Núñez
  • Jorge Usón

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar