6.4 C
Zaragoza
1.4 C
Huesca
-0.8 C
Teruel
5 febrero 2023

Itainnova, la palanca de la innovación tecnológica en Aragón

Desde 1984, este centro público se coloca a la vanguardia para potenciar el desarrollo tecnológico empresarial en la Comunidad. El instituto ha asumido recientemente el reto de ser una de las puntas de lanza de la estrategia aragonesa de inteligencia artificial.

Que el presente es tecnológico y, si no cambian mucho las cosas, el futuro lo será todavía más parece una cuestión más que evidente en el siglo XXI. Un nuevo milenio, por cierto, que ya vino precedido por el conocido como efecto 2000. Ese error informático, causado por algo tan sencillo en apariencia como el formato de las fechas, hizo temer un colapso global y fueron miles de millones de dólares los invertidos en todo el orbe para subsanarlo. Al final, no pasó nada relevante, pero lo que ahora se ve casi como una anécdota pone de relieve el peso de la técnica en los tiempos actuales. Tiempos en los que, en la Comunidad, el Instituto Tecnológico de Aragón (Itainnova) resulta una palanca para la innovación en un territorio que busca ser competitivo en España y Europa.

Muy cerca ya de cumplir 40 años (nació en 1984), este centro público de referencia asume retos como el de ofrecer soluciones tecnológicas a las empresas del entorno y a las necesidades que plantea la sociedad. Encuadrado dentro del Departamento de Innovación, Investigación y Universidad del Gobierno de Aragón, Itainnova cuenta con dos sedes, una, en Zaragoza, en el campus Río Ebro, y otra en Huesca, en Walqa, que suman 15.000 metros cuadrados de espacio.

Unas instalaciones en las que el instituto ofrece una amplia cartera de servicios como el diseño y desarrollo de proyectos en ámbitos como la logística, el big data, la mecatrónica o la robótica, entre otros muchos. También ofrece la posibilidad de realizar ensayos, calibraciones y cálculos y, por supuesto, presta formación especializada.

Y, evidentemente, Itainnova está desarrollando once líneas de investigación con el fin de crear soluciones tecnológicas de productos, procesos y servicios en campos como, por ejemplo, los materiales compuestos y adhesivos o en mecatrónica y sistemas ciberfísicos.

Un plan para la inteligencia artificial

Como muestra del trabajo que desarrolla el instituto, basta con fijarse en las noticias recientes, entre las que destaca la creación de la Estrategia Aragonesa de la Inteligencia Artificial (EAIA). Su cometido será alinear a todos los agentes regionales de la innovación para aprovechar y potenciar las oportunidades que está generando la IA y hacer de Aragón una territorio líder en este ámbito.

La directora de Itainnova, Esther Borao. Itainnova la palanca del cambio tecnológico en Aragón
La directora de Itainnova, Esther Borao.

Para crear esta estrategia, el Ejecutivo autonómico ha invertido 18 meses de trabajo coordinado por la Dirección General de Investigación y, claro, Itainnova, además de otras instituciones y entidades como la Universidad de Zaragoza, el Aragón Innovation Hub (DIH) y el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS).

El documento, presentado hace apenas dos semanas, cuenta con seis ejes estratégicos: el impulso de la investigación científica; el desarrollo tecnológico y la innovación en IA; la promoción de las capacidades digitales; atraer talento global; crear plataformas de datos e infraestructuras tecnológicas de soporte; integrar la inteligencia artificial en las cadenas de valor; potenciar su uso en la administración y, por último, establecer un marco ético y normativo para proteger los derechos individuales y colectivos.

Tal es el impulso que se le quiere dar a este ámbito que desde el DIH, integrado por Itainnova, el Instituto Aragonés de Fomento (IAF), el Campus zaragozano y más de 70 socios, se postulará a Zaragoza como sede para acoger la futura Agencia Española de Supervisión de la Inteligencia Artificial.

“Nuestra Comunidad tiene ante sí la oportunidad de dar un paso adelante en la revolución tecnológica que se avecina, de liderar espacios de datos a nivel nacional e internacional, atraer talento e inversiones y de acelerar la modernización de la industria aragonesa”, afirmó en la presentación de la estrategia, el pasado 21 de octubre, el director general de Investigación e Innovación del Gobierno de Aragón, Ramón Guirado.

La IA, de hecho, es uno de las cuestiones en las que está inmersa desde hace tiempo Itainnova y el Aragón Innovation Hub. Lo confirmó la directora del instituto tecnológico, Esther Borao, en esta presentación, cuando afirmó que ya llevan “años trabajando una diferenciación y posicionamiento en Europa en torno a la inteligencia artificial”.

De hecho, el DIH está reconocido como i-Space, uno de los nueve centros de referencia europeos en big data con la categoría oro, que otorga la Plataforma Europea de Big Data Value Association, y dotado de un presupuesto de casi 5 millones de euros para los próximos tres años.

Proyectos de éxito

Aunque la IA es uno de los ámbitos que destacan últimamente en torno al trabajo de Itainnova, no es, ni mucho menos, el único. Fruto de su trabajo también es el recientemente presentado proyecto Valuewaste, que finalizó con éxito el 31 de octubre y que tenía como objetivo el reaprovechamiento de residuos urbanos.

Itainnova fue uno de los miembros de esta iniciativa que contó con 17 participantes de seis países de la UE y que desarrolló con este objetivo dos plantas experimentales, una en Murcia y otra en Kalundborg (Noruega). Los ingenieros del Instituto Tecnológico de Aragón Mario Miana y María López-Blanco formaron parte de este proyecto.

El evento final, celebrado el 20 de octubre en Cartagena (Murcia), abordó los principales logros de la iniciativa, que apoyan la lucha contra retos críticos a los que se enfrenta la bioeconomía urbana en la actualidad en los planos tecnológico, social y político.

Cinco ámbitos clave

Pero, más allá de experimentos y proyectos concretos, el centro se articula de acuerdo a un plan estratégico con vigencia hasta el año que viene en el que se ha marcado tres palancas (transformación 2030, cultura y personas y alianzas estratégicas) y cuatro pilares (ecosistema de innovación responsable, internacionalización, agilidad, eficiencia y desarrollo sostenible y, por último, tecnología y conocimiento).

Además, Itainnova ha fijado cinco ámbitos clave para la sociedad en los que afrontar los retos que plantean, en concreto, la movilidad sostenible, agroindustria digital, industria eficiente y circular, salud inteligente y energía limpia. Todo, con el objetivo puesto en crear un mundo más digital, verde y social.

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar