9.6 C
Zaragoza
2.4 C
Huesca
6.4 C
Teruel
20 abril 2024

La economía aragonesa destaca por su dinamismo en el mercado laboral y las exportaciones

El Departamento de Economía, Empleo e Industria del Gobierno de Aragón ha publicado este viernes el Boletín Trimestral de Coyuntura número 83, en el que se incluye el análisis de la evolución de la economía internacional, española y, especialmente, aragonesa durante el tercer trimestre de 2023. Un documento en el que queda reflejado el gran dinamismo del mercado laboral y también de las exportaciones aragonesas.

La recuperación de la economía global tras la pandemia y la invasión de Ucrania continúa siendo lenta y desigual, y las divergencias entre áreas económicas tienden a aumentar, particularmente entre Estados Unidos y la Unión Europea.

Durante la primera mitad de 2023 la economía mundial se ha comportado mejor de lo esperado, al tiempo que las elevadas tasas de inflación se moderaban por un efecto base en los precios de la energía.

Sin embargo, en el segundo semestre se hace progresivamente patente una ralentización en el ritmo de actividad económica, mientras los precios de los alimentos continúan presionando al alza la inflación.

Se espera que este debilitamiento se prolongue los próximos trimestres, por lo que las previsiones para 2024 se vienen revisando más bien a la baja para la mayor parte de los países.

El balance de riesgos permanece inclinado a la baja, entre otros factores, por las dudas sobre China, dado su peso en la economía mundial, o las tensiones geopolíticas, donde ha aparecido un nuevo foco con el conflicto en Israel.

Por último, cabe señalar que en 2024 se celebran elecciones en más de 70 países, en varios casos con potenciales consecuencias geopolíticas que pueden trascender a sus ámbitos domésticos. Entre ellas destacan las elecciones presidenciales en Estados Unidos en noviembre, las elecciones al Parlamento Europeo en junio o las elecciones legislativas y presidenciales en Taiwán en enero.

En este contexto, la economía española y aragonesa participan de la tendencia general a la desaceleración, pero han crecido a buen ritmo durante los tres primeros trimestres de 2023, por encima del promedio de la eurozona, con el apoyo de un vigoroso mercado de trabajo, unas tasas de inflación algo más contenidas que la media y un comportamiento dinámico de las exportaciones.

De acuerdo con las estimaciones del Instituto Aragonés de Estadística (IAEST), elaboradas sobre los datos de la Contabilidad Nacional Trimestral de España (CNTR), el PIB de Aragón ha logrado avances del 3,7% anual en el primer trimestre del año, del 2,3% anual en el segundo y del 1,9% anual en el tercero, holgadamente por encima del promedio de la UEM, cuyo crecimiento fue del 1,3% anual, del 0,6% anual y del 0,0% anual en esos mismos trimestres.

Desde el punto de vista de la demanda, esta pérdida de impulso de la economía aragonesa en el tercer trimestre del año se debía a una menor contribución al crecimiento tanto del sector exterior como de la demanda interna, donde la aceleración de la inversión de la inversión en bienes de equipo no pudo compensar la pérdida de fuelle del consumo y la inversión en construcción.

Por su parte, desde el lado de la oferta, en el tercer trimestre de 2023 aceleraban su ritmo de avance la industria y la construcción, mientras que la agricultura volvía al terreno positivo y los servicios desaceleraban.

En el mercado de trabajo, el empleo en Aragón ha registrado aumentos del 1,3% anual en invierno, del 1,2% anual en primavera y del 2,2% anual en verano, situando la tasa de paro en el 7,8% de la población activa en media del tercer trimestre del año, la cifra más baja desde el verano de 2008.

Las tasas de inflación en Aragón eran algo más contenidas que la media nacional, del 4,8% anual en el primer trimestre del año y del 2,3% anual tanto en el segundo como en el tercero. La subyacente se situaba por encima de la inflación general, siendo del 5,7% anual en media del tercer trimestre, aunque algo más baja que en el conjunto de España.

Los indicadores parciales disponibles del cuarto trimestre de 2023 sugieren que la economía española y aragonesa mantendrían un dinamismo similar al registrado en verano, con ciertas señales de pérdida de tracción. Ambas economías vienen mostrando una notable resiliencia, particularmente por comparación con la UEM, en un entorno adverso dominado por el endurecimiento de la política monetaria y una elevada incertidumbre geopolítica.

Esta resiliencia se apoyaría en la relativa solidez del consumo de los hogares, que a su vez descansa en el buen comportamiento del mercado de trabajo, así como el dinamismo de las exportaciones de bienes.

Finalmente, la habitual Instantánea Sectorial que acompaña al Boletín Trimestral de Coyuntura, realiza en esta ocasión un análisis de las relaciones comerciales de Aragón con Israel, los Territorios Palestinos y los países de su entorno.

El Boletín Trimestral de Coyuntura puede consultarse en la siguiente página web:

https://www.aragon.es/-/boletin-trimestral-de-coyuntura

El Departamento de Economía, Empleo e Industria del Gobierno de Aragón ha publicado este viernes el Boletín Trimestral de Coyuntura número 83, en el que se incluye el análisis de la evolución de la economía internacional, española y, especialmente, aragonesa durante el tercer trimestre de 2023. Un documento en el que queda reflejado el gran dinamismo del mercado laboral y también de las exportaciones aragonesas.

La recuperación de la economía global tras la pandemia y la invasión de Ucrania continúa siendo lenta y desigual, y las divergencias entre áreas económicas tienden a aumentar, particularmente entre Estados Unidos y la Unión Europea.

Durante la primera mitad de 2023 la economía mundial se ha comportado mejor de lo esperado, al tiempo que las elevadas tasas de inflación se moderaban por un efecto base en los precios de la energía.

Sin embargo, en el segundo semestre se hace progresivamente patente una ralentización en el ritmo de actividad económica, mientras los precios de los alimentos continúan presionando al alza la inflación.

Se espera que este debilitamiento se prolongue los próximos trimestres, por lo que las previsiones para 2024 se vienen revisando más bien a la baja para la mayor parte de los países.

El balance de riesgos permanece inclinado a la baja, entre otros factores, por las dudas sobre China, dado su peso en la economía mundial, o las tensiones geopolíticas, donde ha aparecido un nuevo foco con el conflicto en Israel.

Por último, cabe señalar que en 2024 se celebran elecciones en más de 70 países, en varios casos con potenciales consecuencias geopolíticas que pueden trascender a sus ámbitos domésticos. Entre ellas destacan las elecciones presidenciales en Estados Unidos en noviembre, las elecciones al Parlamento Europeo en junio o las elecciones legislativas y presidenciales en Taiwán en enero.

En este contexto, la economía española y aragonesa participan de la tendencia general a la desaceleración, pero han crecido a buen ritmo durante los tres primeros trimestres de 2023, por encima del promedio de la eurozona, con el apoyo de un vigoroso mercado de trabajo, unas tasas de inflación algo más contenidas que la media y un comportamiento dinámico de las exportaciones.

De acuerdo con las estimaciones del Instituto Aragonés de Estadística (IAEST), elaboradas sobre los datos de la Contabilidad Nacional Trimestral de España (CNTR), el PIB de Aragón ha logrado avances del 3,7% anual en el primer trimestre del año, del 2,3% anual en el segundo y del 1,9% anual en el tercero, holgadamente por encima del promedio de la UEM, cuyo crecimiento fue del 1,3% anual, del 0,6% anual y del 0,0% anual en esos mismos trimestres.

Desde el punto de vista de la demanda, esta pérdida de impulso de la economía aragonesa en el tercer trimestre del año se debía a una menor contribución al crecimiento tanto del sector exterior como de la demanda interna, donde la aceleración de la inversión de la inversión en bienes de equipo no pudo compensar la pérdida de fuelle del consumo y la inversión en construcción.

Por su parte, desde el lado de la oferta, en el tercer trimestre de 2023 aceleraban su ritmo de avance la industria y la construcción, mientras que la agricultura volvía al terreno positivo y los servicios desaceleraban.

En el mercado de trabajo, el empleo en Aragón ha registrado aumentos del 1,3% anual en invierno, del 1,2% anual en primavera y del 2,2% anual en verano, situando la tasa de paro en el 7,8% de la población activa en media del tercer trimestre del año, la cifra más baja desde el verano de 2008.

Las tasas de inflación en Aragón eran algo más contenidas que la media nacional, del 4,8% anual en el primer trimestre del año y del 2,3% anual tanto en el segundo como en el tercero. La subyacente se situaba por encima de la inflación general, siendo del 5,7% anual en media del tercer trimestre, aunque algo más baja que en el conjunto de España.

Los indicadores parciales disponibles del cuarto trimestre de 2023 sugieren que la economía española y aragonesa mantendrían un dinamismo similar al registrado en verano, con ciertas señales de pérdida de tracción. Ambas economías vienen mostrando una notable resiliencia, particularmente por comparación con la UEM, en un entorno adverso dominado por el endurecimiento de la política monetaria y una elevada incertidumbre geopolítica.

Esta resiliencia se apoyaría en la relativa solidez del consumo de los hogares, que a su vez descansa en el buen comportamiento del mercado de trabajo, así como el dinamismo de las exportaciones de bienes.

Finalmente, la habitual Instantánea Sectorial que acompaña al Boletín Trimestral de Coyuntura, realiza en esta ocasión un análisis de las relaciones comerciales de Aragón con Israel, los Territorios Palestinos y los países de su entorno.

El Boletín Trimestral de Coyuntura puede consultarse en la siguiente página web:

https://www.aragon.es/-/boletin-trimestral-de-coyuntura

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar