6.3 C
Zaragoza
10.4 C
Huesca
8.7 C
Teruel
5 diciembre 2022

Lita Cabellut y Maria Moliner entre las nueve mujeres “mujeres extraordinarias” de las artes, las ciencias y las letras donan un legado para reclamar la igualdad de género

El Instituto Cervantes celebró este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, con un legado colectivo que entregaron en la Caja de las Letras nueve mujeres relevantes en ámbitos como el arte, la literatura, la gramática, la música o la ciencia. Las artistas Cristina Iglesias y Lita Cabellut, las escritoras Gioconda Belli, Laura Restrepo y Maruja Torres; la lexicógrafa María Moliner (representada por su nieta), la actriz Aitana Sánchez-Gijón, la investigadora María Vallet-Regí y la cantaora Carmen Linares protagonizaron este simbólico acto sin precedentes en el Cervantes que evidencia el respaldo del Instituto a la igualdad de derechos entre ambos sexos.

La vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño, clausuró este homenaje a la mujer, que introdujo la secretaria general del Cervantes. Carmen Noguero lamentó que la situación de la mujer siga lastrada por la desigualdad: «Queda mucho por hacer, y también es mucho lo andado en poco tiempo», afirmó. Este acto «demuestra que el talento puede superar las barreras». El cambio de mentalidad de la sociedad, agregó, «sería impensable sin la contribución de mujeres como estas».

Una tras otra, las nueve legatarias –tras ser presentadas en el salón de actos por otras tantas directivas, todas mujeres, del Instituto–, fueron depositando a continuación sus respectivos legados en la Caja de las Letras.

Primera edición (1966) del «Diccionario de uso» de María Moliner

La primera fue la gran filóloga María Moliner (1900-1981), representada por uno de sus 13 nietos, Genoveva Pitarch, quien dejó en la caja número 729 un legado in memoriam formado por los dos tomos de la gran obra por la que la lexicógrafa aragonesa pasó a la Historia: el Diccionario de uso del español.

Se trata de dos gruesos volúmenes de la primera y original edición de este imprescindible Diccionario, publicada por vez primera en 1966. Visiblemente emocionada, su nieta recordó el lado humano de la incansable archivera y bibliotecaria que contribuyó con su callado trabajo a hacer más claro y fácil el uso correcto de nuestra lengua.

Genoveva Pitarch, ha destacado de ella que “su obra hoy perdura”.

«Como si Dios hubiera apagado la luz»

La artista multidisciplinar Lita Cabellut dejó un ejemplar de Bodas de sangre, de Federico García Lorca, “alguien que era capaz de convertir lo atroz en belleza”, que ella ilustró en una espectacular edición de Artika de grandes dimensiones, con 120 páginas en dos cuerpos. Lo dejó en la caja 1250, una de las más grandes de la antigua cámara acorazada, donde quedará de forma permanente.

También quiso dejar las botas que llevaba puestas, que son las que estrenó y usó mientras creaba esa serie artística. Cabellut, residente en los Países Bajos, dijo que en estos momentos de tensión internacional «necesitamos más que nunca el arte y la fuerza de mujer». “Este tipo de actos dan prevalencia al arte, que si no existiera es como si dios hubiera apagado la luz”, ha añadido.

Fuente Instituto Cervantes

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar