12.9 C
Zaragoza
9.5 C
Huesca
5.2 C
Teruel
10 noviembre 2022

Medio centenar de jóvenes han participado este año en la IV edición del Erasmus rural

El programa contribuye a llevar talento a los pueblos. Este año, los universitarios han tenido una experiencia laboral en ayuntamientos, empresas de diferentes sectores e incluso en centros de salud

El IV edición del Erasmus rural, una iniciativa pionera de la Diputación de Zaragoza y la Universidad de Zaragoza, ha permitido que este año 49 jóvenes hayan realizado sus prácticas universitarias en más de una treintena de municipios de la provincia. A través de los programas Desafío y Arraigo, ambas entidades han seguido facilitando que universitarios y recién graduados tengan una experiencia laboral en empresas, instituciones y asociaciones de los pueblos zaragozanos, aportándoles al mismo tiempo un valor añadido.

Los programas Desafío y Arraigo son una de las líneas de trabajo que ha impulsado desde su creación la Cátedra DPZ sobre Despoblación y Creatividad, la primera cátedra de este tipo que se constituyó en España. Se financian mediante una aportación económica de la Diputación de Zaragoza y se gestionan a través de Universa, el Servicio de Orientación y Empleo de la Universidad de Zaragoza.

“La iniciativa ha tenido tanto éxito que este año ha empezado a replicarse en toda España. Mantiene la esencia con la que lo pusimos en marcha, que es llevar el talento al medio rural y que los estudiantes conozcan la realidad de nuestros municipios”, destaca el diputado delegado del servicio Cuarto Espacio de la DPZ, Francisco Compés, quien señala además que el número de estudiantes que han decidido realizar sus prácticas con este programa “continúa aumentando”. “El programa empezó con 13 estudiantes y un presupuesto de 9.000 euros y al final de la tercera edición ya habían participado un total de 79 jóvenes. En cambio solo este año hemos llegado a 49 estudiantes más gracias a una partida de 100.000 euros aportada por la Diputación de Zaragoza”, resalta Compés.

Por su parte, la vicerrectora de Estudiantes y Empleo de la Universidad de Zaragoza, Ángela Alcalá, pone en valor la importancia de este programa para “contribuir a aplicar el saber y el conocimiento en nuestro entorno, ayudando a mejorar las oportunidades del entorno rural“. “Desde que lo pusimos en marcha ha sido todo un éxito. La gran cantidad de empresas que lo demandan y los estudiantes que lo solicitan lo demuestran”, apunta Alcalá.

Dentro del programa Desafío, los estudiantes han aplicado sus conocimientos en entidades como los ayuntamientos de Boquiñeni, Quinto y Morés; el centro de salud de la comarca de Daroca; las empresas Piensos Costa, Granja San Miguel y Escabechados Castejón de Valdejasa; la fundación Pueblo Viejo de Belchite; o la residencia de mayores de Romanos.

Asimismo y a través del programa Arraigo, enfocado a graduados que hayan acabado su titulación en los tres últimos cursos y que tengan algún tipo de vinculación con el territorio en el que van a desarrollar sus prácticas, los jóvenes elegidos han desarrollado su labor en entidades como la empresa frutícola SAT Manubles de Moros; los ayuntamientos de Herrera de los Navarros y Longares; el grupo de acción local Adefo Cinco Villas; o la Comarca Comunidad de Calatayud.

Ambos programas, Desafío y Arraigo, persiguen tres objetivos: mejorar el aprendizaje y el desarrollo personal de los estudiantes, facilitar que el talento llegue a un ámbito tan sensible como el medio rural e implantar políticas desde una nueva perspectiva basada en la innovación y en la cooperación entre instituciones.

 

Una iniciativa pionera replicada en toda España

Tras el éxito de sus tres primeras ediciones, este año el Erasmus rural de la Diputación de Zaragoza y la Universidad de Zaragoza se ha empezado a replicar en toda España, de forma que tanto dentro como fuera de Aragón ya se han puesto en marcha al menos otros siete proyectos con idéntica filosofía. Es el caso de las diputaciones de Huesca y Teruel, también en colaboración con la Universidad de Zaragoza; de la Universidad de Castilla-La Mancha; de la Universidad Jaume I de Castellón; de la Universidad de Alicante; y de la Universidad de Vigo. Además, el Ministerio de Universidades, junto con la Conferencia de Rectores (CRUE) y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, firmaron un convenio para poner en marcha el programa Campus Rural, con una filosofía similar, y también lo están estudiando otras administraciones de distintas comunidades.

 

Una veintena de estudiantes europeos

La iniciativa también ha cruzado fronteras y una veintena de estudiantes extranjeros realizaron sus prácticas este verano en distintos municipios de la provincia como Daroca, Cubel, Herrera de los Navarros, Ejea de los Caballeros o Bubierca gracias a la Diputación de Zaragoza y al programa Unita, el proyecto internacional de cooperación del que forman parte la Universidad de Zaragoza y otras cinco universidades europeas.

La iniciativa, inspirada en el éxito del Erasmus rural y financiada íntegramente por la DPZ, permitió que estos jóvenes tuvieran una experiencia laboral distinta en contacto con los pueblos zaragozanos. Los estudiantes vinieron de países como Italia, Francia, Portugal y Rumanía y cursan estudios como  Arquitectura, Derecho, Ingeniería, Lengua y Literatura, Medicina o Turismo, entre otras disciplinas.

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar