31.8 C
Zaragoza
31.1 C
Huesca
26.1 C
Teruel
2 septiembre 2022

Torla: qué ver y hacer en el pueblo más bonito de Ordesa

Torla, conocido como Torla-Ordesa es la puerta de acceso al Parque Nacional de Ordesa y Monteperdido. En este maravilloso enclave del geoparque del Sobrarbe-Pirineos todavía conserva la arquitectura pirenaica tradicional y uno de los ancestrales carnavales de la zona, recuperado por los vecinos.

El pueblo de Torla, también conocido como Torla-Ordesa es la puerta de acceso al Parque Nacional de Ordesa y Monteperdido, a 1.032 metros de altitud. Este lugar de ensueño en la provincia de Huesca todavía conserva la arquitectura pirenaica tradicional.

Su cercanía al río Ara y al parque natural, así como una historia única y perfectamente preservada lo hacen un lugar perfecto para disfrutar de una estancia rodeados de naturaleza, donde practicar actividades de montaña y aventura y conocer la cultura y el patrimonio del Pirineo aragonés fronterizo.

Rutas y senderismo

Las maravillosas gradas de Soaso en Ordesa y Monteperdido. (Fuente: Turismo de Aragón)

Su situación estratégica lo convierten en el lugar ideal para alojarse si quieres conocer a fondo el Parque Nacional de Ordesa y Monteperdido. Desde aquí puedes realizar la famosa ruta de la Cascada de la Cola de Caballo. Son unos 17 kilómetros de ruta senderista (aproximadamente 5 horas) que empiezan y terminan en una extensa pradera. Es un recorrido que merece la pena porque aunque la Cola de Caballo es el gran reclamo, los paisajes que se disfrutan durante toda la caminata son increíbles, desde las Gradas de Soaso, la Cascada del Estrecho o la de la Cueva.

Hay muchos paseos alternativos y de menor dificultad para poder disfrutar en familia como el sendero adaptado de la Pradera de Ordesa o San Nicolás de Bujaruelo.

Además, otras rutas muy interesantes son el Cañón de Añisclo (diferentes dificultades) y paseos amables como la ruta desde Torla hasta la ermita de Santa Ana o la senda desde Torla hasta Broto.

Arquitectura

La iglesia del Salvador de Torla alberga el Museo Etnológico. (Fuente: torla-ordesa.es)

Torla tiene un patrimonio cultural digno de ver. Su posición geográfica, entre Francia y España, y relativamente aislada entre montañas, ha permitido que su historia, tradiciones y arquitectura se hayan conservado inalterables hasta hoy en día.

Obras arquitectónicas civiles de gran importancia, como casonas del siglo XIII hasta el siglo XVIII con escudos infanzones. En la plaza mayor todavía queda en pie un edificio del siglo XIII. En un paseo por el pueblo quedarás maravillado por las chimeneas (chamineras) con los conocidos espantabrujas llenos de historias y fábulas, por las tizoneras (leñeros alzados en las fachadas), las bonitas ventanas con arco geminal, los recatados ventanucos o las curiosas piedras encima de las puertas y bonitos tiradores.

En el mismo pueblo puede visitarse la iglesia del Salvador, una construcción eclesiástica que al parecer también tuvo funciones de castillo. En la actualidad, alberga también el Museo Etnológico. La colección del museo recoge objetos de la vida cotidiana, la ganadería y la explotación de la madera en la alta montaña. Ubicado en la antigua casa parroquial, en sus sótanos se pueden contemplar unas interesantes pinturas murales del siglo XVI.

Dances y carnaval

La riqueza folclórica de Torla es original. El 12 de octubre, haciendo honor a la Virgen del Pilar, que también es patrona de Torla, los mozos casaderos de Torla-Ordesa, se visten con los mantos tradicionales y bailan tres tipos de danza: el palotiau, la jota y el repatán.

El Carnaval de Torla, que se celebra el sábado anterior al miércoles de ceniza, destaca porque las faltas y culpas de los vecinos se representan en un ser vivo, una persona de carne y hueso, frente a los muñecos de Chistau, Bielsa o Nerín. El “Carnabal” es representado por uno de los mozos del pueblo y su momento más representativo es “el juicio a Carnabal”.

Las romerías de Torla son otra de sus tradiciones más desconocidas. Todo el pueblo marcha hasta la ermita y tras celebrar misa, se reparte torta bendecida. Es una de las herencias mejor conservadas de Torla, aunque ya no se conservan las cinco romerías si pueden visitarse las ermitas y sí mantienen el 17 de enero (San Antón), el 8 de mayo (San Miguel), en mayo con la Segunda Pascua (Santa Elena) y el 13 de diciembre (Santa Lucía).

Aínsa, Boltaña, Fiscal, Broto

Tener Torla como centro de operaciones para visitar otros pueblos del Pirineo es una buena opción. (Fuente: torla-ordesa.es)

A orillas del río Ara hay enclavados numerosos pueblos bonitos que merecen también una visita teniendo como centro de operaciones el pueblo de Torla. Lugares como Aínsa, Boltaña, Fiscal o Broto conservan reminiscencias del medievo y el encanto de los pueblos pirenaicos.

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar