9.6 C
Zaragoza
2.4 C
Huesca
6.4 C
Teruel
20 abril 2024

San Jorge y el arte. Representación de un mito

San Jorge es uno de los santos más representados en el arte cristiano, tanto en la pintura como en la escultura, y su iconografía ha evolucionado a lo largo de la historia. En Aragón, especialmente en la ciudad de Zaragoza, se puede encontrar una gran cantidad de obras de arte dedicadas a San Jorge, ya que es el patrón de la comunidad autónoma.

La imagen más común de San Jorge es la de un joven caballero con armadura, montado en un caballo blanco y sosteniendo una lanza con la que atraviesa a un dragón o serpiente. Esta imagen se remonta al siglo XIII y ha sido plasmada en numerosas obras de arte, tanto en la pintura como en la escultura. En la Catedral del Salvador de Zaragoza, por ejemplo, se encuentra un retablo de San Jorge realizado por el artista renacentista Damian Forment en el siglo XVI, que representa al santo con esta iconografía clásica.

Sin embargo, a lo largo de los siglos, la imagen de San Jorge ha ido evolucionando y ha sido representada de diversas formas en el arte. En la época barroca, por ejemplo, se le representaba con una expresión más dramática y se le mostraba en escenas más complejas. En la Iglesia de San Felipe de Zaragoza, se puede encontrar una imagen de San Jorge realizada por el escultor barroco José Ramírez de Arellano en el siglo XVIII, en la que se representa al santo con la armadura abierta, mostrando su pecho herido por la lanza del dragón.

Otra de las imágenes más características de San Jorge es la de su martirio. Según la leyenda, San Jorge fue decapitado por defender su fe cristiana en la época romana. Esta imagen ha sido plasmada en numerosas obras de arte, en las que se representa al santo con la cabeza cortada y una palma en la mano, símbolo del martirio.

En el arte moderno, San Jorge ha sido representado de manera más abstracta y simbólica. En la Basílica del Pilar de Zaragoza, se encuentra una imagen de San Jorge realizada por el artista aragonés Pablo Serrano en la década de 1960, en la que se representa al santo con una figura esculpida en hierro que parece emerger del suelo.

En conclusión, la figura de San Jorge ha sido plasmada en numerosas obras de arte a lo largo de la historia, y su iconografía ha evolucionado con el tiempo. Desde la imagen clásica del caballero con armadura hasta las representaciones más abstractas y simbólicas, San Jorge ha sido una fuente de inspiración constante para los artistas a lo largo de los siglos, especialmente en Aragón, donde su figura es venerada como patrón de la comunidad.

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar