16.5 C
Zaragoza
14.5 C
Huesca
12.5 C
Teruel
3 octubre 2022

Jorge Valera (DSV): “Cualquier empresa aragonesa que invierta en China acierta”

Jorge Valera es responsable de Tráfico con China de la multinacional danesa DSV Air & Sea. Este aragonés ha sido uno de los responsables de iniciar la conexión por tren entre Zaragoza y China a través de la Terminal Marítima de Zaragoza.

¿Cómo comienza tu pasión por China?

Me gustaba leer mucho sobre la URSS, me querría ir a Rusia, pero no pudo ser. Fui a China por primera vez cuanto tenía 18 años para trabajar de freelance buscando productos en China para venderlos en España. Mi tío tenía una empresa de trading, de importar productos en China. Como yo estaba en su oficina y era la época en la que China empezaba a hacer páginas web para hacer sus productos, y de una forma relativamente fácil podías contactar con las empresas para conseguir sus productos dije, ¿por qué no me voy y hablo directamente con las fábricas? Me fui a Foshán, al sur de China. Es una ciudad muy conocida porque es la principal manufacturera de China para el tema de cerámicas, baños, grifos y muebles. Primero empecé para industria dental, que era donde trabajaba mi tío. De una forma muy rápida me metí en el sector de la construcción vinculado a esos productos, que en ese momento era el boom, fue justo antes de la crisis.

¿Por eso regresas a España?

No, porque me apunté a Empresariales en la Universidad de Zaragoza. Lo estaba compaginando con la búsqueda de productos en China. En nuestra universidad había varias empresas con las que podíamos hacer prácticas, pero solo dos que me podían enviar a China: Imaginarium, que me rechazaron en la entrevista que hice por el nivel de inglés; y en Pikolin, donde me indicaron que no tenia a nadie relacionado con compras en el departamento. Perseguí al responsable de RRHH hasta en las ferias de empleo. En la segunda feria de empleo conseguí que me metiera en una posición de prácticas y después metí cabeza.

¿Cómo fue tu trabajo en Pikolín?

Estuve tres o cuatro meses allí, me dedicaba a los productos que importaban de China, al tema de aduanas y luego empecé a revisar facturas y negociar con los transitarios; que es lo que me dedico ahora. Un día, el director general de una empresa transitaria de Valencia de estas me dijo que quería ver a mi jefe en Zaragoza, pero no le pudo atender y me mandó a mi a la reunión. Justo antes de la reunión me comentó que iban a cerrar la oficina de China y que lo sentía porque sabía que yo había entrado ahí para irme a China.

¿Cómo fue esa reunión entonces?

Cuando le di la tarjeta de visita se la di como se dan en china y me dice: ¿has estado en China? Al contestarle que sí, me comentó que buscaban a alguien para ir a China. Yo en aquel momento le dije que me acababan de decir que cerraban la oficina de China. El director general de Transped, como se llamaba la empresa, me dijo que si podía empezar la semana siguiente. Estuve seis meses en Valencia y de ahí me fui a China y estuve casi 10 años.

¿Cuál era tu función en Transped?

Estaba en Xiamen para desarrollar negocio con España y Latinoamérica y enfocado al marítimo. Estando en China cambié a DSV, una empresa danesa. He estado 10 años y he tenido 9 puestos distintos. Me dedicaba primero a las relaciones comerciales España-Latinoamérica, luego a comida perecedera, y después al producto aéreo, que era lo que más me gustaba. Era el jefe de DSV las negociaciones en China para mercancías. Me especialicé en los aeropuertos secundarios de China, que es como sería el de Zaragoza aquí en España. En la ciudades más pequeñas, con aeropuertos secundarios son ciudades donde también para el tren. Ahí es cuando empecé a empaparme también de la logística del tren. Son ciudades que han crecido a nivel logístico.

¿Por qué vuelves definitivamente a España?

Me marché de China hace 5 años por una neumonía que me dejó muy tocado. Yo soy el fan numero uno de Zaragoza y fue ver de nuevo esta ciudad y ya me quedé aquí y me recuperé tremendamente rápido. Seguí trabajando para DSV desde aquí, empecé a desarrollar la parte China-España y pronto me metí con la logística ferroviaria. Vi que las conexiones entre estos dos países estaban muy flojas y trabajamos para traer los primeros trenes de China a España.

Jorge Valera y la delegación China de DSV junto a la delegación zaragozana, el alcalde de Zaragoza del momento, Pedro Santisteve, en Wuhan.
¿Cómo llegaron los primeros trenes a Zaragoza?

Yo en China trabajaba mucho con Alemania y Polonia, pero esos trenes no bajaban desde China  España. Al volver a España, trabajamos esta conexión y, como soy maño, en lugar de traerlos a Madrid y Barcelona, los llevé a Zaragoza. Empezamos una relación muy buena con TMZ, relación que es buenísima hoy. Hicimos los primeros consolidados, un contendor donde metemos carga de muchos clientes. En el 2017 fueron a la TMZ el alcalde Pedro Santisteve y la consejera Marta Gastón para conocer los consolidados que habían llegado de China y en el 2018 volvimos a hacer lo mismo para el primer tren de exportación que se hacía Zaragoza-China, que llegó a una ciudad muy recóndita de China, Hami.

También llegasteis a viajar a Wuhan con un proyecto con la ciudad de Zaragoza.

En el 2019 viajamos a Wuhan con el alcalde a China para desarrollar la conexión aérea y por tren entre China y Zaragoza. Fue un evento muy chulo, firmamos un acuerdo con el alcalde de Wuhan para montar aviones y trenes con la ciudad. Empezamos a hacer contenedores y se enviaron por avión algunos, pero con el tren no se llegaron a hacer rutas. Seis meses después llegó el covid.

Cierre de la conexión ferroviaria y aérea Zaragoza-China en Wuhan unos meses antes de la pandemia del coronavirus.
¿Qué tipo de empresas utilizan esta conexión?

Sobre todo, automoción y textil.

En el 2020 DSV fue la encargada de gestionar la gran mayoría de las mascarillas que se importaron desde China a España, incluyendo la importación de material sanitario para el Ministerio de España. ¿Cómo fue ese trabajo?
Horrible. Fue la mayor presión laboral que he tenido en mi vida, también la de mi jefe y todos mis compañeros y compañeras. No descansábamos ni un día, trabajábamos de 5 de la mañana a 11 de la noche. Nos turnábamos para dormir, China cada semana cambiaba la normativa… Movimos más de 100 aviones y 7 u 8 trenes. Hay que tener en cuenta que caben 40 contenedores en un tren y 9 en un avión de los grandes. Un tren de los que cargamos lo estamos registrando para el Guinness World Records. Recorrió 14.133 kilómetros por tren hasta llegar a Madrid con casi 60 millones de mascarillas.

La gestión de la importación desde China fue muy criticada.

Había noticias que decían que el producto no llegaba bien, pero lo que veía en otros países era lo mismo o mucho peor. España fue de los países que más rápido empezó a abastecer por mucho que digan. La gestión del Ministerio de Sanidad no me pareció mal, se gestionó bien y se consiguió abastecer bastante en relación a otros países.

También llevasteis mascarillas para el Ayuntamiento de Zaragoza.

Hubo un pedido que trajimos al Ayuntamiento de Zaragoza. Tengo que decir que Azcón sabe de negocios y me llamó por teléfono personalmente para gestionar el tema de las mascarillas. Me invitó al despacho a charlar sobre China, cómo Zaragoza, puede tener más presencia, etc …

¿Qué planes para mejorar las conexiones con China explorasteis juntos?

Estoy trabajando en una que no puedo nombrar todavía, una ruta en tren de exportación con una famosa ciudad china.¿Cantón?

No, otra. Para muchas empresas aragonesas la ruta de exportación por tren en la que estamos trabajando puede ayudar bastante.

Zaragoza ha firmado acuerdos recientemente con Cantón, pero es cierto que la ciudad cada legislatura firma un acuerdo con una ciudad China diferente… ¿Cómo afecta esto a la exportación y al comercio?

Creo que en las ciudades que se tendrían que centrar es en aquellas que pueden abrir rutas aéreas o por tren, que son las que pueden abrir el comercio. Esta es la primera vez que se firma un acuerdo con una ciudad con cara y ojos. Es muy beneficioso. Creo que conozco la mentalidad China bien, al chino le gusta el tema del hermanamiento y eso ayuda. Es la primera vez que hay ciudad importante detrás, de hecho es la primera zona donde yo viví cuando fui China. Cantón está bien, pero yo preferiría que cerraran acuerdos o un hermanamiento con la ciudad que te comento, con la que estamos trabajando en hacer una ruta por tren. Se lo propondré al alcalde.

¿Qué proyectos de exportación tenéis abiertos ahora entre China y Aragón?

Estamos centrados en la exportación con conexiones muy fuertes con Zaragoza. Aragón tenemos un potencial muy fuerte: carne de cerdo, alfalfa, entre otros productos; y queremos montar una ruta por tren para ir a puntos de China que están algo alejados de los puertos marítimos para dotar a empresas de una ventaja competitiva. Es importante desarrollar el mercado interior, la clase media está creciendo mucho en China y esa es una zona a la que los americanos van a tardar más en llegar. 

Jorge Valera (derecha) ha sido uno de los impulsores del tren export Zaragoza-China.
¿Cuánto se tarda en llegar desde Aragón?

De media, la exportación al centro de China, a Chongqing, por tren son 30 días, mientras que por mar 50 o 60 días. Cuando en un momento determinado, algún país del centro de Asia empiece a precisar de materiales, el tren también lo podemos parar a mitad camino. Una conexión Aragón-China por tren abre una conexión con el centro de Asia, que no un mercado tan interesante como China, pero también es interesante. El principal punto diferenciador de Aragón es para la exportación, una empresa que se ubique en Aragón tiene los puertos más importantes a tiro de piedra. El mejor aeropuerto de carga de España está en Zaragoza.

¿Es un momento bueno para la logística en Zaragoza?

De los mejores. Vivimos un momento de mucha actividad y hay planes de crecimiento muy optimistas.

Hay empresas que tienen ya fabrica en China desde hace muchos años, ¿Cómo de positivo ves conjugar la exportación con la delegación en este momento?

Cualquier empresa aragonesa que invierta en China acierta. Tener presencia propia allí, con fabrica u oficina es un acierto. Me dio pena que Pikolin cerrara su oficina allí. Por ejemplo, Grupo Jorge tiene presencia allí, es uno de los principales exportadores del mundo de carne a China.

¿Qué es para ti China después de tanto tiempo ligado a este país?

Se me ha quedado una parte de China dentro. No hay semana que no vaya a un restaurante de comida china. Los chinos son solidarios con su país, son un país muy unido, son muy honestos. Al contrario de lo que se piensa, algo que me gusta mucho de China es que no te intentan engañar, pero es una gente que no es violenta y respetuosa. Son de negocios e inteligentes, tienen la cultura de los negocios en sangre, allí es muy importante el éxito social. Me gusta esa cultura del esfuerzo tan arraigada y en Europa no estamos quedando atrás respecto a la formación que están adquiriendo. Aquí he conseguido hacer muchos amigos chinos.

¿Cuáles son para ti los mejores restaurantes chinos en Zaragoza?

Sin duda están en las Delicias. Hui Femg, en paseo Calanda y Wu ming.

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar