14.7 C
Zaragoza
12.8 C
Huesca
6.9 C
Teruel
20 noviembre 2022

La Institución Fernando el Católico de la DPZ recoge en un libro la historia y la importancia de las ermitas de las Cinco Villas

La Institución Fernando el Católico de la Diputación de Zaragoza ha publicado con la colaboración del Centro de Estudios de las Cinco Villas el libro ‘Las ermitas de las Cinco Villas de Aragón’

Es un exhaustivo trabajo de investigación en el que su autor, el ejeano José Ramón Gaspar, pone en valor las 259 edificaciones que forman o formaron parte del patrimonio histórico y artístico de la comarca.

Tras toda una vida dedicándose a la agricultura y una vez jubilado, el ejeano José Ramón Gaspar decidió, en el año 2005, comenzar una andadura por las historia de todas y cada una de las ermitas de las Cinco Villas. 16 años de investigación después, el autor ha recopilado en esta publicación una gran cantidad de valiosa información histórica y artística de ermitas, oratorios, conventos, monasterios e iglesias de los municipios de esta comarca, como la ermita de San Miguel de Cheulas en El Frago, la ermita de Santa Quiteria en Uncastillo, el monasterio de la Concepción de Cambrón en Sádaba, la ermita de la Virgen de Yerzol en Orés, el santuario de Valentuñana en Sos del Rey Católico, o el de Monlora en Luna.

“En las Cinco Villas existieron 259 ermitas, de las que en torno a una cuarta parte están en pié y se utilizan. Cerca de un 10% se podrían restaurar, mientras que del resto quedan vestigios documentados”, ha destacado el autor José Ramón Gaspar, quien también ha hecho especial hincapié en que esta investigación sobre las ermitas de las Cinco Villas es una llamada de atención “a su mantenimiento, conservación y restauración para que, junto al resto del importante patrimonio de las Cinco Villas, se conviertan en seña de identidad y motor de desarrollo”.

“Por primera vez se recoge en un libro toda la esencia cultural e histórica de los templos de nuestra comarca, una herencia que ha perdurado a través de los siglos y que tanto significa para los que descendemos de esta tierra y vivimos las Cinco Villas.” vicepresidenta de la institución provincial y alcaldesa de Ejea de los Caballeros, Teresa Ladrero

La obra combina textos con imágenes en color, la mayoría propias e inéditas. Para facilitar la búsqueda, estas edificaciones aparecen ordenadas alfabéticamente por municipios, desde Ardisa a Valpalmas, y en cada una de ellas se detalla su advocación, su localización en coordenadas geográficas GPS, su altitud o la fecha en la que se celebra su romería. Además, el autor explica la historia conocida del templo y sus curiosidades.

De algunas edificaciones a penas quedan vestigios, como sería la iglesia-ermita de Santa Margarita en Ejea de los Caballeros, la iglesia de San Marcos en Erla, o la ermita de San Miguel en Urriés. Sin embargo, el autor hace una breve descripción basada en datos históricos de lo que se conoce de tal edificación.

“En los últimos tiempos, el desarrollo del turismo rural y de naturaleza ha incrementado el interés por estas ermitas y por las romerías que en muchas de ellas se celebran, son algo más que reliquias muertas y mudas”, ha subrayado Ramón Gaspar. “Estos templos han sido elemento activo en la vida cotidiana de nuestros antepasados, testigos de hechos a veces importantes, a veces anecdóticos, salvaguarda de fábulas y leyendas y, en cualquier caso, lugares básicos de la religiosidad popular y referencia imprescindible en nuestro pasado más o menos remoto”.

‘Las ermitas de las Cinco Villas de Aragón’ estará disponible en las próximas semanas para su consulta y descarga gratuitas en la página web de la Institución Fernando el Católico.

'Las ermitas de las Cinco Villas de Aragón' Ermita Virgen de la Sierra
‘Las ermitas de las Cinco Villas de Aragón’ Ermita Virgen de la Sierra

Años de investigación

José Ramón Gaspar comienza esta labor de investigación en el año 2005. Aunque la observación directa del propio autor ha sido su principal fuente en la obra, se ha nutrido además de numerosas y muy valiosas publicaciones de este siglo y otros pasados de historiadores, arquitectos, arqueólogos, críticos de arte, y otros que, directa o indirectamente, proporcionan noticias sobre las ermitas.

Se trata de autores como el cosmógrafo Juan Bautista Labaña, Fray Mateo Suman,  o el ministro de Hacienda  Pascual Madoz que, en los siglos XVII, XVIII y XIX respectivamente, ofrecieron interesantes noticias respecto al buen número de ermitas de las Cinco Villas. Asimismo, en la obra también aparecen datos del académico y monje de San Juan de la Peña, Fray José Felipe Ferrer y Racaj.

En 2019 Ramón Gaspar ya escribió ‘Cruces, cruceros y peirones en las Cinco Villas’, editado por la Institución Fernando el Católico de la Diputación de Zaragoza.

Un vídeo ilustrativo

En la presentación del libro, que ha tenido lugar esta mañana en la Diputación de Zaragoza, se ha proyectado además un vídeo ilustrativo en el que a través de imágenes y textos locutados se explica el valor histórico y emocional de estas construcciones. El audiovisual está dividido en tres partes y en él puede escucharse los pensamientos del propio autor, José Ramón Gaspar; del presidente del Centro de Estudios de las Cinco Villas, Carlos Pellejero; y de Sor Josefina Salvador Salanova, una de las colaboradoras de la obra.

El Centro de Estudios de las Cinco Villas

Difundir el patrimonio histórico artístico de la comarca de las Cinco Villas fue el primero y más importante objetivo que se planteó el Centro de Estudios de las Cinco Villas, filial de la Institución Fernando el Católico de la Diputación de Zaragoza desde su fundación, y buena prueba de ello son las abundantes publicaciones en artículos de su revista o monografías dedicadas a obras fundamentales del arte de esta comarca.

Una de las más significativas es ‘El patrimonio artístico de la comarca de las Cinco Villas’. Publicada en 1998, fue el resultado de un largo trabajo de campo, dirigido por Carmen Rábanos Faci, que además de la clasificación histórico-artística de los monumentos realiza una descripción de su estado de conservación y cuyo principal objetivo era convertirse en un eficaz instrumento de protección y salvaguarda del patrimonio comarcal.

El término ‘ermita’  proviene del latín a través de la palabra griega ‘eremía’, que significa ‘desierto’, ‘soledad’. Primitivamente, un simple lugar de oración y recogimiento donde vivían en soledad frailes, ascetas o eremitas. Este fue el origen de lo que han sido las ermitas.

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar