24.1 C
Zaragoza
23 C
Huesca
18.8 C
Teruel
22 junio 2021

Pau Amoretti: “Nos vestimos hacia fuera y no para nosotras mismas”

Tras conocer tres continentes dedicada al mundo de la moda como estilista y consultora de retail en grandes marcas como Carolina Herrera, Hermès o Zara; la zaragozana Pau Amoretti se ha reconvertido en estilista digital y ha creado el Método Terapia de Estilo. Ahora trabaja la imagen como herramienta de crecimiento personal.

¿Cómo comienzas a dedicarte al mundo de la moda?

Nací en Zaragoza, pero a los 9 meses me marché a Galicia y allí es donde viví mi infancia. Estudié Derecho en Zaragoza, aunque mi pasión era la moda. En ese momento estudiar moda no era una realidad y me marché a Madrid de vendedora. Allí formé parte del equipo de apertura de la primera tienda de Carolina Herrera en España, en la calle Serrano 78, y al tiempo me llaman de Hermès. Conocí el sector del lujo, los productos personalizados…

¿Por qué decides salir fuera de España?

Me voy recién casada a Nueva York a vivir con una beca de comercio exterior de mi marido. El primer año estuve sin visa, aprendiendo inglés y buscándome la vida. Abrí junto a un gran equipo la tienda de Zara de la 5ª avenida de Nueva York, donde empecé de Asistant Store Manager y a los seis meses me hicieron directora de tienda. Pasé por la tienda del Soho como directora y después estuve un par de meses en Zara en Las Vegas. Antes de eso ya habíamos decidido que nos íbamos a ir China. Más o menos en el 2005, antes de irnos yo quise cumplir uno de mis sueños, certificarme en algo que no existía en España, Image Consulting y Fashion Merchandising, Consultoría y Asesoría de Imagen por la Fashion Institute of Tecnology (FIT), la universidad de moda referencia en Nueva York.

¿En China te dedicas a esto?

Al marcharnos a China empiezo a trabajar como freelance ofreciendo mis servicios de asesoramiento de moda. Lo que hacía desde siempre de manera natural lo empecé a hacer de manera profesional, recomendar a las personas cómo trabajar su imagen, y así desarrollé la faceta de estilista.

También has sido consultora de retail.

Con mi experiencia laboral en tienda en EEUU trabajaba toda la parte de experiencia de cliente. Por aquel entonces no había digitalización como ahora, pero las grandes marcas estaban ya ocupadas en que el producto llegara al cliente de la mejor manera posible en cuanto a experiencia y satisfacción. Con esa experiencia me voy a vivir a China, a Nanjing, una ciudad de 8 millones de habitantes, donde vivo siete años y me dedico a la asesoría de moda y a ser consultora de experiencia de cliente. También allí crio a mis dos hijos, la pequeña es adoptada en China. Durante ese tiempo también mi marido y yo visitamos ferias en Asia, porque su trabajo se centra en decoración y muebles.

¿Por dónde sigue el viaje?

Después de siete años, nos vamos a vivir a México. Allí me dedico a ser consultora de retail con una consultora española que se dedica a reformular conceptos de retail dentro de estructuras hoteleras.

pau-amoretti

¿Por qué decides volver a Zaragoza?

Fue hace seis años. Vuelvo porque mi padre estaba muy enfermo y quiero estar a su lado y cuidarlo. También porque mis hijos necesitaban raíces. Yo tengo la teoría de que puedes ir por el mundo cuando sabes de dónde vienes. Cuando conoces tus raíces, puedes volar. Yo quería que al igual que nosotros habíamos sido ciudadanos del mundo, mis hijos también lo fueran. Hablan inglés, mandarín, conocen diferentes culturas… pero les faltaba esa parte de familia, de bocadillo en la puerta del cole, de tortilla de patata y de tardes con los abuelos y los primos.

Después de todo este tiempo fuera, ¿Has descubierto un cambio en la formación en moda en Zaragoza?

Cuando me marché no había formación en moda, había diseño, pero nada más. Ahora se ha diversificado y se ha institucionalizado. Soy profesora en la escuela Hacer Creativo, doy clase de Estilismo y Comunicación. Ahora hay formación tanto en el ámbito público y privado. Una de las cosas que más me honra de haber vuelto es poder formar parte y aplicar mi experiencia internacional a la formación y apoyar una iniciativa local como es esta.

¿Te resultó difícil volver a Zaragoza con un perfil como el tuyo?

Cuando tienes un perfil exótico, con mucho bagaje internacional resulta que a la llegada tienes que volver a las pautas que han sido y siguen siendo las del orden que habita el estilo de vida de Zaragoza. De lo que yo quería, que era trabajar en empresas de compras, me resultó difícil.

¿En Aragón tenemos un estilo muy determinado? ¿Hay maneras o denominadores comunes? 

En España tenemos Inditex para bien o para mal, y también otras empresas que son auténticos holding en moda. La cultura europea de la belleza, del vestir y del estilo va intrínseca. Cuando vivía fuera me decían que era muy europea y te lo decían como un cumplido. Es ese touch que le damos. Yo he conocido la parte de la moda global en tres continentes y sí que creo que toda esa globalización nos lleva en el momento actual  a una localización, a las marcas nicho y al mercado local. En Aragón y en Zaragoza se están haciendo grandes iniciativas en este momento, como la Aguja Goyesca o el Ciclo Confluencias de Hacer Creativo. Todo lo que sea apoyar lo que es nuestro es importante. Me honra apoyar lo que es de la tierra y sí que ha habido una evolución importante. 

pau-amoretti

¿Cómo te has reinventado tras la pandemia?

Me di cuenta en plena pandemia que, en la parte de la imagen, las mujeres, sobre todo, no sabían cómo vestirse para estar en casa. Y me di cuenta de que nos vestimos hacia fuera, para el lugar al que vamos, para los demás y para nosotros mismos. Si tu llevas pijama o chándal y lo llevas por opción, lo defiendo, pero cuando lo haces por desesperación, cuando no sabes qué ponerte, es una llamada de atención a que algo en tu armario no funciona. Había un canal de comunicación que se estaba creando en el cual yo tenía cabida. Yo me dedico a trabajar con la imagen como herramienta de crecimiento personal y durante el confinamiento pregunté si alguien me necesitaba, me inventé el concepto de Terapia de Estilo. Lancé durante unos días una opción de contactar conmigo por Zoom para que me contaran qué les pasaba y poder darles herramientas. ¡Tuve aforo completo! 

¿A qué conclusión llegaste?

Me di cuenta de que esto de la imagen es importante. El trabajar la imagen no es para ricas, famosas o influencers, es para todo el mundo. Cuando se te estropea un grifo, llamas a un fontanero, pero cuando tu armario no funciona, ¿qué haces? Comprar más ropa, haces un Marie Kondo o llamas a tu amiga… ¿Pero por qué no llamar a una estilista? En el mundo del estilo solo hay dos tipos de mujeres, las que se lo curran y las que no. Por eso me encerré, rediseñé en formato digital mis herramientas y creé un método en diez pasos, cuatro sesiones de una hora en formato digital y a eso le llamé Método Terapia de Estilo. Trabajo con la fisionomía, con la colorimetría desde un aproach emocional, los escenarios y estilos de tu vida, poner palabras tu estilo, trabajar con filtros a tu armario… A través de un cuestionario y las sesiones ayudo a trabajar la imagen. Hay gente que me enseña su armario y otros no. Lo alucinante del método es que no necesito ver los armarios para saber lo que le pasa a alguien y el clic que necesitan para que su imagen funcione al 200%.

pau-amoretti

¿Cuántos clientes han terminado ya el método?

En menos de un año más de 130 personas han terminado el método. Empecé con una horquilla de mujeres de 35 a 55 años, y mi sorpresa ha sido que ahora tengo clientas desde los 15 años hasta los 70. Trabajo algo muy interesante que es la intención. Cuando no trabajas bien tu armario, compras por emoción y por intención. Lo que yo comparto con mis herramientas es aprender a comprar con esa intención, y ese criterio lo aplico para que encuentres tu estilo o reconectes con él.

¿Cómo deberíamos hacerlo?

Yo defiendo que para hacer ‘lookazos’ brutales necesitas 3 minutos. El primero para pensar cómo estás y cómo te encuentras; el segundo, ver qué escenario vas a taconear, si vas a estar cara al público, vas a teletrabajar, vas a hacer vida en familia o amigos; y tercero, qué intención tienes, es decir qué quieres contar. Yo trabajo con la imagen como herramienta de crecimiento personal porque me encuentro con mujeres y hombres que quieren contar algo y no saben cómo, se atascan.

“En el mundo del estilo solo hay dos tipos de mujeres, las que se lo curran y las que no”

Ahora que has vuelto a Zaragoza ¿Nos recomiendas un buen restaurante donde comer en Zaragoza?

Me gustan el Garbo y el Ginger Fizz en Zaragoza, pero como buena outsider que soy, cuando abren sitios nuevos siempre voy. Me encanta lo oriental y lo mexicano, por eso también me encantan Bokoto y Distrito México.

¿Cuál es tu plan cultural favorito?

Como moderna que soy me encanta ver museos, son lugares en los que me lleno de inspiración. Es de lo primero que hago cuando visito ciudades y son sitios a los que no necesito ir en compañía. Me encanta el IAACC Pablo Serrano en Zaragoza.

Una escapada de fin de semana en Aragón

Al Pirineo. Yo siempre corro a la montaña, es mi refugio. Y cuanto más alto, mejor.

¿Una empresa aragonesa que valores?

Rey Corporación, la empresa familiar de mi marido.

Un aragonés/aragonesa que idolatres

Hablando de moda y la Aguja Goyesca, me quedo con Goya que es lo que nos representa y que en forma de Aguja Goyesca se ha quedado en este mundo al que me dedico.

Articulos relacionados

1 Comentario

Suscribirse
Notificar
guest
1 Comentario
Más antiguo
Más reciente Más votados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
JF Calderero
JF Calderero
1 mes hace

Me encanta lo que dices y como lo dices. APLAUSOOOS.

Te puede interesar