15.3 C
Zaragoza
12.3 C
Huesca
7.3 C
Teruel
21 abril 2024

Huesca imprescindible en dos días

Desde majestuosas catedrales y museos llenos de arte, hasta impresionantes castillos medievales y parques naturales, la ciudad de Huesca tiene algo que ofrecer para todos los gustos y edades. Además, no te pierdas la oportunidad de probar la deliciosa gastronomía local, con platos que combinan sabores tradicionales con toques innovadores. Si te apasiona el arte, la cultura y la buena comida, Huesca es el destino ideal para ti.

Huesca es una ciudad con una rica historia y patrimonio cultural que se remonta a la época romana. Esta ciudad aragonesa ofrece a sus visitantes una gran variedad de actividades, atracciones y delicias gastronómicas. Si dispones de dos días en Huesca, a continuación te presento algunas de las mejores cosas que puedes hacer y ver:

Día 1:

Comienza tu primer día visitando la majestuosa Catedral de Huesca, un imponente edificio gótico que data del siglo XIII. La catedral es una joya arquitectónica que cuenta con una impresionante colección de obras de arte religioso, incluyendo tapices, pinturas y esculturas.

 

Después, dirígete al Museo de Huesca, que se encuentra en el antiguo Palacio Episcopal. El museo alberga una importante colección de arte y artefactos de la región, desde la época romana hasta la actualidad, incluyendo obras de artistas locales y piezas arqueológicas. Puedes comer alrededor de la Plaza del casino, por ejemplo en el Lilas Pastia, restaurante de prestigio internacional, o en cualquiera de los que encontrar cercanos a la plaza Navarra, si bien es cierto que Huesca es reconocida por su amplia oferta gastronómica de calidad.

Para la tarde, te sugiero un paseo por el casco histórico de la ciudad, que cuenta con numerosos edificios históricos, como la Torre del Amparo, la Casa Consistorial o el antiguo Hospital de San Julián. No te pierdas la oportunidad de visitar la iglesia de San Pedro el Viejo, uno de los edificios más antiguos de la ciudad.

Para la cena, prueba algunas de las delicias gastronómicas locales, como las tapas de jamón de Teruel, la ternera de Aragón o la tortilla de patata con cebolla, acompañadas por un buen vino de la región.

Día 2:

Comienza el segundo día visitando el Monasterio de San Pedro el Viejo, un impresionante edificio románico que data del siglo XI. El monasterio es conocido por sus frescos medievales y su impresionante claustro, así como por su papel histórico en la región.

Después puedes optar por dirígirte al Planetario de Aragón, o al El Centro de Arte y Naturaleza de Huesca CDAN. Si te atrae la astronomía el Planetario de Aragón es uno de los lugares más fascinantes e interesantes para visitar en la ciudad de Huesca. Este moderno planetario cuenta con una amplia variedad de exposiciones y actividades educativas que permiten a los visitantes explorar el fascinante mundo del espacio y la astronomía.

El CDAN, Centro de Arte y Naturaleza, es uno de los museos más interesantes y singulares de Aragón. Desde su inauguración en enero de 2006, el museo ha crecido y se ha consolidado como un referente del arte y la cultura contemporánea en la región. La historia del CDAN comienza con las donaciones realizadas por el pintor José Beulas y su esposa María Sarrate, quienes comenzaron a reunir una colección de obras de arte en la década de 1950. La sucesiva ampliación de esta colección, junto con la construcción del impresionante edificio diseñado por el arquitecto Rafael Moneo, ha hecho posible que el museo cuente hoy en día con una impresionante colección de arte contemporáneo, así como con una amplia variedad de exposiciones y actividades culturales que hacen las delicias de los visitantes.

Para la tarde, te sugiero una visita al Parque Miguel Servet, un hermoso parque ubicado en el centro de la ciudad, que cuenta con una amplia variedad de flora y fauna. Además, podrás disfrutar de un agradable paseo por sus senderos y jardines.

Para la cena, prueba algunos de los deliciosos platos de la cocina local, como la trucha a la navarra o la sopa de ajo. Termina tu visita a Huesca disfrutando de una copa de vino de la región en alguno de los bares de la ciudad, como el Bar-Restaurante Venta del Sotón o el Bar-Restaurante La Taberna.

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar