21.7 C
Zaragoza
18.9 C
Huesca
17.3 C
Teruel
18 mayo 2024

Ocultura se sumerge en la España mágica, terreno al que otorgará un “sello de calidad”

El mito de la brecha de Roldán, en el Pirineo aragonés, el Camino de Santiago, las leyendas salmantinas o toledanas, los misterios de la Alhambra… la España mágica es un estimulante espacio para la imaginación, la antropología y la literatura. Milenios de historia en un territorio por el que han pasado muchos pueblos configuran un rico sustrato para la mirada curiosa y es en ese abundante legado en el que se sumergirá la sexta edición del Encuentro Internacional de Ocultura. De esta forma, Zaragoza volverá a acoger por tercera vez la cita, del 9 al 12 de noviembre, centrándose en esta ocasión en una España mágica a la que se quiere otorgar “un sello de calidad”.

“Creo que le damos un sello de calidad a lo que es la España mágica, no nos quedamos solo en lo supersticioso o lo folclórico, sino que le damos una pátina literaria y antropológica a este fenómeno”, afirma el escritor, ganador del premio Planeta y organizador de Ocultura, Javier Sierra.

El mismo Sierra participará, además de como maestro de ceremonias, como ponente en un encuentro que contará entre sus filas con otros dos premios Planeta: la autora de la Trilogía del Baztán, Dolores Navarro, y el creador de ‘En Busca del Unicornio’, Juan Eslava Galán. También estarán diversos expertos que recorrerán España entre leyendas, lugares de poder y objetivos mágicos como la sábana santa o la mesa de Salomón.

La figura de Juan García Atienza, en el centro

“Esta edición de Ocultura lo que quiere es rendir homenaje a ese género literario tan peculiar, tan nuestro, tan poco valorado, a lo mejor, por la intelectualidad o por la historia de la literatura, pero que yo creo que merece tener su hueco”, destaca Sierra.

De hecho, esta edición servirá también para homenajear a la figura del filólogo y cineasta Juan García Atienza, autor de las guías de la España mágica a partir del año 1981. “El congreso, en general, es un homenaje a Juan García Atienza y a sus guías de la España mágica; pero también hemos querido recordar que detrás de muchas de estas construcciones míticas y legendarias hay mucha literatura”, recalca Sierra.

Pues, como relata el organizador del encuentro, “cada nuevo escritor que se encuentra con uno de estos relatos milagrosos, sobrenaturales, extraordinarios, de nuestro pasado, lo reinventa y le añade algo nuevo”.

El escritor ganador del premio Planeta y organizador de Ocultura, Javier Sierra.
El escritor ganador del premio Planeta y organizador de Ocultura, Javier Sierra.

De esta manera, cada jornada de Ocultura la abrirá un Paseo por la España Mágica. Con ellos, se visitarán esos rincones especiales de la geografía del país, y continuará con diversas intervenciones sobre temas como pueblos malditos, el Camino de Santiago o los heterodoxos españoles, entre otros.

También tendrá su espacio Aragón, que estará representado con el Salto de Roldán y un documental, todavía por estrenar, que se proyectará en el congreso y que llegará de la mano del antropólogo Ángel Gari.

El Aragón mágico también tendrá su hueco

Aragón ha aportado mucho a este acervo legendario”, afirma Sierra sobre un territorio que ha contribuido “desde su compleja orografía”, con unos pirineos separan del resto del continente. “Los aragoneses custodios de esas zonas geográficas inventaron todo tipo de historias para justificar esos accidentes”, añade.

Precisamente, para el escritor, uno de los más llamativos es la brecha de Roldán, aunque cita otros como los mallos de Riglos o la misma peña del Monasterio de San Juan de la Peña. En definitiva, en Aragón existen “muchos lugares que están acompañados de leyenda”.

Durante los cuatro días de encuentro, no solo participarán los ponentes desplazados hasta Zaragoza, sino que en total tendrán su hueco más de cincuenta expertos, que proporcionarán su punto de vista y preferencias sobre esa España mágica que centra el congreso.

“El reto que planteaba esta edición de Ocultura es que, si estábamos hablando de la España mágica, de alguna manera esa España mágica tenía que asomarse al auditorio y unos pocos conferenciantes no cubrían el espectro completo. Hemos pedido solo a autores de libros sobre la España mágica, algunos, locales, que no salen de su provincia, que nos manden un comunicado, una información, destacando algún aspecto de su territorio”, explica.

Una edición que dejará legado

Pero esta no será la única aportación de todos estos expertos, pues en esta edición de Ocultura se buscará crear un decálogo para identificar lugares mágicos. “Creo que va a ser el legado que va a dejar el encuentro”, recalca Sierra.

Así, y durante meses, los 56 autores firmantes han trabajado de manera colaborativa para elaborar un texto que se presentará en el congreso. “Es la primera vez que se hace algo de este género”, afirma el organizador sobre un decálogo “muy fácil de entender, en el que por primera vez se dan pautas muy específicas, muy claras, de qué debe tener un territorio para ser considerado, entre comillas, mágico”.

Cartel de la sexta edición de Ocultura.
Cartel de la sexta edición de Ocultura.

Con esta ya serán tres las ediciones de Ocultura que acoge Zaragoza, después de haber desarrollado sus tres primeras entregas en León. Como indica Sierra, desde la organización hacen una lectura “positivísima” de las dos citas anteriormente completadas en la capital aragonesa.

“Zaragoza nos ha acogido muy bien; sobre todo, nos permite poder manejar conferenciantes y ponentes de muchas latitudes que se reúnen en la ciudad y es un espacio que invita al diálogo”, apunta.

Pero, volviendo a esa España mágica, solo falta preguntar al propio Sierra cuál es su espacio preferido. Una pregunta comprometedora que, sin embargo, no elude: “Mi rincón favorito sería la carretera transpirenaica”, afirma. “Es un lugar pendiente de mitificación, igual que en Estados Unidos han creado toda una industria alrededor de la Ruta 66, yo todavía no me explico cómo la transpirenaica no se ha convertido en nuestra particular Ruta 66”, apostilla sobre este trazado que recorre los pirineos.

“Atraviesa un montón de lugares históricos y prehistóricos y muchas localidades que tienen gran patrimonio e historia que ofrecer a quien la recorra, pero nadie la ha sistematizado-lamenta- probablemente, por esta cosa tan española de que ponemos fronteras en todas partes y cada uno va a su bola”.

Una situación sobre la que concluye: “Cuando nos demos cuenta de que hay cosas que transcienden lo fronterizo y nos sirven como elemento cohesionante, le daremos el valor que merece a esta carretera transpirenaica tan peculiar y tan difícil de recorrer a veces”.

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar