4.8 C
Zaragoza
6.4 C
Huesca
-4.2 C
Teruel
28 enero 2023

Raúl Benito: “En España vamos aprendiendo a tomar buen café”

El presidente de Eboca, en una entrevista con Go Aragón, repasa la trayectoria de una empresa altoaragonesa puntera en el sector del vending que apuesta por la calidad de sus productos. El empresario también analiza la situación de Huesca y su entorno y la importancia que tendrían infraestructuras como un cercanías hacia Zaragoza.

Raúl Benito es el fundador y presidente de Eboca, una compañía que ya ronda los 40 años de recorrido. Pujante en el sector del vending, su apuesta pasa por ofrecer un producto que destaque por su calidad, algo que pone de manifiesto el hecho de que, por ejemplo, tenga su propio tostadero de café.

Este empresario altoaragonés mantiene las instalaciones de la firma en Huesca, una ciudad sobre la que ofrece su análisis en esta entrevista, en el que subraya la importancia de mejorar la conexión en el eje que la une con Zaragoza mediante una red de cercanías.

¿Cómo se presenta el año que viene para Eboca?

Te lo diré cuando termine. Incertidumbre hay siempre, pero en estos momentos hay una especial incertidumbre. Creo que nos irá bien, trabajaremos para que vaya bien, pero ya veremos cómo va. Hay mucha inestabilidad, los precios no están estabilizados, parece ser que vamos a tener una temporada con poco crecimiento económico… pero lo pasaremos. Somos infinitoplacistas, así que los bachecitos los vemos con mucha perspectiva.

¿Y plantean algunas novedades para ese periodo?

Nosotros tenemos novedades permanentemente, tenemos vocación de servicio y de que nuestros clientes estén satisfechos y contentos con lo que hacemos, aspiramos a estar mutuamente orgullosos, esto supone una continua adaptación a lo que nos piden, quieren o necesitan. Además, nos gusta proponer y sorprender, así que todo es cambiante e implica estar siempre dando una respuesta nueva. Es un continuum.

Por cierto, y ahora mirando al pasado, ¿cómo nace Eboca?

Esta empresa tiene ya muchos años. Cuando empezamos no se hablaba ni de emprendedores ni nada de eso. Tenía 17 años, que algunos dicen: “¡Con 17 años, qué barbaridad!”. Bueno, eran otros tiempos, hace más de 40 años. Mi familia se ha dedicado siempre al comercio, mi padre, mi abuela, mi bisabuelo… siempre había vivido en casa lo que es gestionar una pequeña empresa, lo que son los clientes, la importancia que tienen, y fue un proceso bastante natural. Las enseñanzas y ejemplo de mi padre fueron y siguen siendo determinantes.

Ayudaba en la empresa de mi padre, porque era una cosa normal en aquella época, y el Bachillerato lo estudié en el modelo nocturno, lo que me liberaba el día para poder trabajar. Cuando terminé los estudios de Bachillerato, decidí terminar con mis compromisos; en aquella época hacía falta pasar una temporada en el ejército, que la pasé, y una vez terminado todo, me dije: “empiezo mi actividad empresarial”. No fui a la universidad e inicié mi propio proyecto.

Raúl Benito, en la sede de Eboca, en Huesca.Entrevista a Raúl Benito Eboca
Raúl Benito, en la sede de Eboca, en Huesca.

¿Fue directamente Eboca o hubo antes otros proyectos?

En un inicio, la actividad la desarrollé de manera individual. Al poco tiempo, empecé a tener algún compañero y trabajador. La sociedad se constituyó a mediados de los ochenta del pasado siglo. Llegó un momento en el que era lógico dotar al proyecto de un instrumento mercantil adecuado y se constituyó la sociedad, y hasta ahora.

Los aragoneses, ¿tenemos buen café?

Hay de todo. Algunos piensan que los aragoneses tenemos mala leche, pero la verdad es que la tenemos buena. A veces tendemos a tener un carácter un poco impulsivo, transparente y sanote, y en ocasiones puede percibirse como brusco. Eso, en relación con la leche, que es muy importante, ojo. Y, en relación con el café, en España vamos aprendiendo a tomar buen café, pero la cosa va despacio. El café, en general, sigue siendo bastante regular. Somos todavía pocas las empresas implicadas en el mundo del café que hacemos una apuesta decidida por la calidad, pero poco a poco van aumentando. Los clientes, los aragoneses, que es por lo que me preguntas, son cada vez más sensibles a la calidad. Cada vez se busca y exige más, pero hay muchísimo recorrido todavía por delante.

Conoces bien el tejido empresarial de Huesca, ¿cómo lo ves?

Aragón es una región pujante, activa, que aborda proyectos, que los defiende y trabaja. La provincia de Huesca, con las peculiaridades de cada zona, sigue este patrón. Tenemos comarcas pujantes en actividad agrícola, ganadera, agroalimentaria, turismo, servicios e industria. La tecnología también avanza. En el caso de la ciudad de Huesca, que es una ciudad pequeña, nos ha condicionado y paralizado mucho ser la capital y tener una cierta inercia económica por ello. Tal vez sea una de las ciudades de Aragón de las que nos iría bien un buen petardo en el culo.

¿Y observas rasgos positivos?

Claro que tiene rasgos positivos. Es una ciudad deliciosa para vivir, que tiene un tamaño muy cómodo, hay de todo, se vive muy bien en familia, se come bien, y si quieres un poco más de lío, tienes a Zaragoza muy cerca. Tenemos la montaña cerca, la sierra… es una muy buena ciudad para vivir, pero en lo que es actividad empresarial, creo que está algo acomodada.

Huesca también tiene empresas muy interesantes con posiciones muy destacadas en sus sectores. Muchas de ellas forman parte del Foro Empresarial Huesca Excelente. Tenemos mucho que aprender, pero sabemos hacer las cosas bien. Con un pequeño empujoncito se puede iniciar una ilusionante época de desarrollo.

Granos de café en el tostadero de Eboca. Entrevista a Raúl Benito Eboca
Granos de café en el tostadero de Eboca.

¿Crees que mejoraría ese rasgo el aumento de las conexiones?

Es clave. Para que la ciudad de Huesca se desarrolle necesita un buen cercanías. Y además vertebraría muy bien el eje Huesca-Zaragoza, que es un eje muy importante, en el que tenemos a Zuera y a Villanueva de Gállego. Este eje tendría un muy buen desarrollo con un cercanías que conectara con la red de tranvía de Zaragoza. Además, hoy día, técnicamente hay soluciones fantásticas con la que incluso el cercanías puede entrar en Zaragoza utilizando la propia red del tranvía, lo que llaman el tren-tram.

Entre Huesca y Zaragoza hay un tráfico de 15.000 vehículos cada día de gente que vive en Zaragoza y trabaja en Huesca, que vive en Huesca y trabaja en Zaragoza, funcionarios, estudiantes, actividades de todo tipo, con la huella ambiental que eso deja y la falta de comodidad, de seguridad, el coste… la gran apuesta de futuro de este eje y de la ciudad de Huesca es el cercanías; un cercanías de calidad, con buenas frecuencias. Cambiaría mucho. Huesca lleva 30 años con la misma población. Ojo, tres décadas con 50.000 habitantes, no ha ido hacia atrás, pero tampoco hacia adelante. Y en el mundo en el que vivimos, no ir hacia adelante es retroceder. La clave para que la ciudad tenga un desarrollo razonable y se sitúe como una ciudad un poquito más grande, que le vendría bien, sería que se pueda trabajar en Zaragoza y vivir en Huesca, que se pueda estudiar en Zaragoza y vivir en Huesca, y a la inversa también. Esto es lo que realmente protegería un buen desarrollo de la ciudad.

Huesca debe abordar sin complejos la proximidad de Zaragoza como una gran oportunidad. El cercanías Zaragoza-Huesca conformaría una gran área metropolitana y eso sería muy beneficioso para todo el eje y, por supuesto, para Aragón.

El sector logístico es uno de los que más pujanza tienen en la Comunidad y Huesca cuenta con la plataforma PLHUS, ¿puede ser un buen motor para que la ciudad crezca?

Tenemos PLHUS, que lleva muchos años creciendo, despacito, pero creciendo. Ahora ha tenido un gran crecimiento de superficie utilizada con Amazon Web Services (AWS). Pero en empleo de momento tiene poco impacto. Tenemos el polígono Walqa, que fue el primer parque tecnológico de Aragón, con un buen impacto en la ciudad de Huesca y al que todavía le queda bastante desarrollo. Al final, eso que decía de que llevamos 30 años con 50.000 habitantes es la ‘photo finish’ de lo que pasa con nuestras plataformas pues su crecimiento no llega a compensar el decrecimiento en otros polígonos de la ciudad.

Entrevista a Raúl Benito Eboca
Eboca es una empresa de vending situada en Huesca.

Esperemos que la cosa mejore entonces…  

Hombre, empeorar… bueno, dicen que todo puede empeorar. Pero ni nos lo merecemos ni lo vamos a permitir. En los últimos años se ha producido un cierto despertar de la sociedad civil que está impulsando la conciencia y la acción. Un buen ejemplo es la plataforma ciudadana Huesca Suena. Soy optimista con el futuro.

Siempre ha habido además emprendedores oscenses reconocidos, ¿no?

Huesca tiene muy buenos emprendedores que son ejemplos inspiradores. Y empresas oscenses que han nacido en Huesca y se han empecinado en seguir en Huesca. Nosotros, por ejemplo, tenemos actividad en Aragón, Valencia y Lérida y, de momento, nuestra decisión ha sido mantener la central en Huesca. Tal vez, desde un punto de vista económico, sería más lógico que la tuviéramos en Zaragoza. Al final, la decisión tiene un componente emocional.

Has comentado antes la importancia del eje Zaragoza-Huesca, ¿y el que une Huesca y Lérida?

Es un eje con una pujanza económica impresionante. Barbastro, Monzón, Binéfar, Lérida, incluyendo también Fraga, es la zona más pujante desde el punto de vista económico de la provincia. Es la gran área de desarrollo de Aragón junto con Zaragoza y su entorno metropolitano. En los últimos años hemos pasado a tener una autovía casi terminada, pero la merecía hace muchísimos años. Es de una pujanza espectacular toda esta zona, con ejemplos empresariales magníficos.

¿Y Eboca piensa desarrollarse fuera de Aragón?

Hay algunos proyectos en los que tenemos algo de actividad fuera de Huesca, y en lo que es nuestra actividad principal, que es la prestación de servicios a las empresas, sí que tenemos un proyecto, que es muy incipiente, que es el desarrollo con la fórmula de franquicia. Es hacer lo que nosotros hacemos aquí, pero asociándonos con franquiciados. Tenemos un primer franquiciado, que ha sido piloto en la zona de Valencia, que ha funcionado muy bien, y la idea es replicar en alguna medida lo que nosotros hacemos aquí con esos socios locales.

Hay algunos proyectos en los que tenemos actividad fuera de Aragón y, en lo que es nuestra actividad principal, que es la prestación de servicios a las empresas, tenemos un proyecto muy incipiente en el desarrollo con la fórmula de franquicia. Es hacer lo que nosotros hacemos, pero asociándonos con franquiciados. Tenemos un primer franquiciado, que ha sido piloto en la zona de Valencia, que está funcionado muy bien, y la idea es replicar lo que nosotros hacemos con socios locales de otras zonas de España.

Fuera de cámara

  • Un restaurante para comer en Huesca…

El Martín Viejo. Precio medio. Buena cocina de temporada al alcance de cualquiera.

  • Tu rincón favorito de la provincia…

La Almunia del Romeral.

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar