10.5 C
Zaragoza
7.8 C
Huesca
3 C
Teruel
5 noviembre 2022

Javier Espada: “Buñuel era surrealista antes de conocer a los surrealistas”

El director Javier Espada, uno de los mayores expertos sobre la figura de Luis Buñuel, acaba de estrenar ‘Buñuel. Un cineasta surrealista’. El documental ya ha pasado por festivales como el de Cannes o San Sebastián, y fue elegida para inaugurar la primera edición del Saraqusta Film Festival.

Hábleme del documental, ¿qué cuenta?

Bueno, es un documental en el que condenso investigaciones sobre Buñuel que llevo haciendo desde hace muchísimos años. Yo empiezo en 1999, en el siglo pasado, cuando se quiere crear la Casa Buñuel en Calanda. Entonces en todo ese tiempo he conocido a muchísima gente, que luego se han convertido en amigos, como Jean-Claude Carrière, como Juan Luis Buñuel, que me han contado muchas anécdotas, muchas historias sobre Luis Buñuel. Y con todas esas investigaciones y la memoria de estas conversaciones con esos amigos, es con lo que he urdido este nuevo documental titulado ‘Buñuel. Un cineasta surrealista”.

Y tengo entendido que la producción se pone en marcha durante el confinamiento por la Covid-19, porque de alguna manera resurgieron muchas cosas que había pensado sobre Luis Buñuel.

Exactamente. Yo estaba con otro proyecto que tuve que dejar en pausa por la Covid, y había dado una conferencia en la Cineteca Nacional de México con el título ‘Luis Buñuel. Un surrealista en México’. Fue un éxito, lleno de público a rebosar, y mucha gente me instó a hacer un documental con todo ese material que había ido mostrando. Yo dije que no, que una cosa es una conferencia y otra un documental, que tienen un ritmo totalmente diferente. Y ahí se quedó el proyecto hasta que, encerrado en casa cuando no podíamos salir, me lo planteé como un reto. Empecé por trabajar para preparar un guión y así comenzó todo.

¿Cómo fue ese proceso de investigación, de preparar los materiales? Porque también han aparecido documentos inéditos.

Por una parte he tenido la oportunidad de acceder a películas restauradas que todavía no se han podido ver públicamente, por lo que estoy muy agradecido a la Cineteca Nacional de México, a la Filmoteca de la UNAM, a la Filmoteca Española y a la Filmoteca Francesa, que incluso me ha permitido acceder a los descartes del rodaje de ‘La edad de oro’, un material totalmente desconocido. 

Buñuel es un icono del Surrealismo, y aunque en cierto momento dejó de hacer películas explícitamente surrealistas, como pudieron ser ‘Un perro andaluz’ o ‘La edad de oro’, nunca abandonó este movimiento.

Claro, es que Buñuel era surrealista antes de conocer a los surrealistas. Piensa que ‘Un perro andaluz’ lo firma antes de entrar en el movimiento surrealista, escribiendo el guión con procesos de escritura automática junto a Salvador Dalí. Y todo eso hace que cuando los surrealistas ven la película la reconocen como suya e inmediatamente Buñuel y Dalí son admitidos en el selecto grupo surrealista, liderado por André Breton.

Buñuel junto a su esposa y al actor Robert Hommet en el rodaje de “Un perro andaluz”.

 

¿Y por qué cree que Luis Buñuel escogió esta manera de expresarse?

Yo creo que viene ya desde su infancia. Una de las tesis que trabajo en este documental es la influencia de su padre y de un médico republicano de Calanda. Son dos influencias muy poco estudiadas hasta la fecha, pero yo creo que son muy importantes para entender la formación de Buñuel.

Y de hecho, dentro del material inédito, se rescatan una serie de fotografías estereoscópicas que hizo el padre de Buñuel en planchas de cristal y que nosotros hemos trabajado con inteligencia artificial para restaurarlas y darles una calidad impresionante.

Cuénteme algo más sobre la influencia de ese médico.

Si tenemos en cuenta que era republicano acérrimo, que era anticlerical y que le encantaban los insectos y tenía una enciclopedia dedicada a ellos, ya vemos que hay unos cuantos elementos que tienen mucho que ver con Buñuel.

Asegura que, con este documental, quiere abrir el arte de Luis Buñuel a una nueva generación de creadores.

Claro, yo creo que la obra de Buñuel sigue siendo inspiradora, sigue siendo muy rica. Es ya un director clásico dentro del Surrealismo, evidentemente, pero también como cineasta. Y además su obra está muy vinculada con la literatura, pero también con el mundo del arte, como pongo de relieve a lo largo del documental. Creo que todo eso aporta una riqueza muy, muy grande. Y estoy seguro de que cualquier creador, no solamente un cineasta, un escritor, un fotógrafo, cuando se enfrenta con la obra de Buñuel va a descubrir que hay muchas cosas que le van a tocar, hay muchos elementos que forman parte de ese universo que crea Buñuel y que te atrapa.

Además, tiene una manera de hacer cine o de contar las cosas que no pierde actualidad, que tiene muchas cosas que pueden enganchar con el arte que se hace ahora.

Yo creo que sí, que sigue siendo muy actual. Y además hay una lección enorme que puede aportar a nuevos creadores porque él era muy humilde. Tenía muy poco presupuesto y tenía que hacer sus películas con muy poco dinero, así que él mismo iba con su cámara de fotos a localizar los exteriores. Y eso hacía que sus películas las tuviera en la cabeza ya desde antes de rodar y que el rodaje fuera muy fluido y económico. Ahora mucha gente busca un gran guión para hacer una película enorme con un presupuesto gigantesco con grandes actores y actrices, y Buñuel no, Buñuel era capaz de, con un guion muy trabajado, rodar películas que forman parte de la historia con mayúsculas del arte y del cine.

Además son películas que ofrecen muchas lecturas. Llevó temas muy críticos y muy profundos a una mayoría de público, que se encontraba con películas que podían verse de diferentes maneras.

Exactamente, y además hechas con una enorme libertad. A mí me sorprende la libertad que hay en el cine de Buñuel, y creo que ahora serían impensables esas películas por la censura económica, la presión pública… estas películas no se podrían filmar porque estarían muy mal vistas.

Háblame ahora del recorrido de tu película. Has estado en el festival de Cannes, en el de San Sebastián, ¿cómo ha sido la experiencia?

Para mí, estrenar la película en el festival de Cannes es todo un éxito increíble, porque estamos hablando del festival más importante del mundo, y además hacerlo en la sala Buñuel del festival de Cannes…yo creo que no hay otro lugar en el universo mejor para estrenar esta película documental.

Y también fue elegido para abrir la primera edición del Saraqusta Film Festival, en Zaragoza.

Exactamente, después de su paso por el Made in Spain, una sección que recoge lo mejor del cine español del año, en el festival de San Sebastián, ha inaugurado el Saraqusta Film Festival, de cine histórico. Y se va a proyectar también en la muestra de cine español de la Seminci de Valladolid, y también en México, en Italia, vuelve a Francia… Y ahora voy camino de Madrid porque la película clausura el Mestizolab, un foro de coproducción España-México.

Un recorrido que sería muy especial para cualquier director, pero imagino que todavía más para usted, que es calandino y tiene tanto amor por la figura de Luis Buñuel.

Claro, pero la verdad es que tengo que confesar que todas las películas que he hecho han tenido un gran recorrido internacional y una gran difusión en la prensa internacional, a veces, tengo que confesar, incluso más que en Aragón.

Luis Buñuel rodando en México.
En este sentido, ¿cree que Buñuel está suficientemente reivindicado aquí en Aragón? Porque en lugares como México es toda una institución.

Yo creo que mucho más en México que en Aragón. Y me duele, porque yo mismo creé el Centro Buñuel Calanda, lo he dirigido durante un montón de años y le he dado proyección internacional para, precisamente, reivindicar la figura de Buñuel y su relación con Aragón. Pero son proyectos que tienen que ir a largo plazo y yo creo que, modestamente, con este documental también voy a contribuir a la difusión de Buñuel y a esa reivindicación del Buñuel aragonés, porque toda la primera parte del documental tiene mucho que ver con Aragón, y el final del documental, también.

Tengo una curiosidad, porque siempre decimos, y parece una frase hecha, que Buñuel llevaba dentro a Calanda y a Aragón, pero alguien de Calanda como usted, ¿en qué lo percibe?

Pues por ejemplo en el rodaje de la película Nazarín. Cuando estuve investigando descubrí en la Filmoteca Española una caja de zapatos llena de fotografías y llegué a la conclusión de que las había hecho el propio Buñuel buscando las localizaciones de sus películas mexicanas. Y de todas, de la que más fotos tenía era precisamente de Nazarín, porque es una película que se rueda en muchos lugares. Entonces hice un documental sobre esa película buscando, con esas fotografías, esos lugares en la actualidad. Los encontré todos y sentí que Buñuel había elegido precisamente esos lugares porque tenían algo que ver, una vinculación secreta, nostálgica con su tierra natal: las calles de tierra, las paredes de adobe, el silencio… muchos elementos que tienen que ver con ese Aragón profundo que conoció Buñuel.

Luis Buñuel filmando Nazarín.
Hablaba antes de la relación entre Buñuel y Goya. Precisamente estamos celebrando el 275 aniversario del nacimiento del pintor, que está muy conectado con Luis Buñuel.

Sí, y también aparece reflejado en el documental, contado con una broma que hizo Buñuel cuando estaba en la Residencia de Estudiantes: puso un cartel para hacer una visita guiada al Museo del Prado como si él fuera un especialista, y muchos profesores norteamericanos se apuntaron a esta visita, en la que Buñuel se lo inventaba todo y les contaba mentiras sobre Goya. Es una anécdota divertida, pero demuestra el gran conocimiento que tenía Buñuel del Museo del Prado y de su vinculación con el arte. Una vinculación secreta pero que se pone de relieve en el documental.

Ha hecho usted muchísima investigación sobre Buñuel, ha dedicado casi toda su vida a su figura… ¿quedan cosas por descubrir sobre él?

Por supuesto. Este es un documental de opinión, por decirlo así, subjetivo, hecho con el fruto de mi investigación, de mis contactos, de mis conversaciones, de mis recuerdos y de las cosas que he ido encontrando en el camino durante todos estos años. Pero se siguen encontrando elementos y cualquiera que se ponga a investigar va a encontrar otros elementos y puede dar otro enfoque. Yo he centrado este documental, por ejemplo, en la figura de Buñuel y en su vinculación con el Surrealismo, pero también cerrando un círculo con el primer documental que hice junto con Gaizka Urresti, que era un viaje a los lugares en los que transcurrió la vida de Buñuel, acompañado de Jean-Claude Carrière y Juan Luis Buñuel.

Por ejemplo, cuando hice la película ‘Tras Nazarín’, sobre la película ‘Nazarín’ de Buñuel, mucha gente me dijo que de cada película de Buñuel se puede hacer un documental. Se puede hacer un documental perfectamente de ‘Los olvidados’, de ‘Viridiana’, de ‘El ángel exterminador’son muchas las películas de Buñuel a las que se les puede dedicar un documental, y ahí dejo la puerta abierta a futuros investigadores.

 

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar