8.3 C
Zaragoza
5.4 C
Huesca
0.7 C
Teruel
28 noviembre 2021

10 + 1 panaderías en Aragón para no dejar ni las migas

Mmmm, ese olor a horno de leña, a pan recién horneado… ¡nos encanta! Y sabemos que a ti también. El pan es un verdadero placer y muchas veces sabemos que es imposible que esa barra que acabas de comprar llegue intacta de la panadería a la mesa. Todavía es más complicado si la compras en alguna de estas panaderías en Aragón que son reconocidas por sus productos de calidad y que hoy recogemos en este artículo. Seguro no están todas las que son, pero esta es nuestra selección de hornos y panaderías en Aragón en las que degustar un buen pan. Además, tres de estas panaderías aragonesas están reconocidas entre las 80 mejores panaderías de España en la Ruta Española del Buen Pan.

Horno de Leña Sesplugues -Panaderías Julia (Alcampell. Huesca)

Panaderías Julia es la quinta generación de panaderos. (Fuente: Panaderías Julia).

Su horno de leña es el culpable de una panadería de primera calidad. La tradición se une a las técnicas más modernas y el resultado son 27 tipos de panes sin levadura, con 24 horas de fermentación en frío y con masa madre natural. Estos panes le han valido ser una de las 80 mejores panaderías de España durante tres años consecutivos, por lo que está incluida en la Ruta Española del Buen Pan 2017, 2018 y 2019.

Masa Madre (Zaragoza)

Masa Madre representa la innovación y el respeto al oficio tradicional. (Fuente: Masa Madre).

Respeto al pan y al oficio, pero con una vuelta de tuerca. Así es como definen en Masa Madre su forma de hacer pan. Maquinaria renovada, nuevas harinas y buenos cereales les han valido para ser incluida, pese a su corta trayectoria, como el único obrador de la provincia de Zaragoza en la Ruta Española del Buen Pan 2019.

Horno Llerda (Cretas. Teruel)

El pan de Horno Llerda tiene sabor a Matarraña. (Fuente: Horno Llerda)

Una de las panaderías en Aragón que no te puedes perder es Horno Llerda. También ha sido reconocida como una de las 80 mejores panaderías de España tres años consecutivos, como la de Alcampell. Los panes del horno Llerda, en el Matarraña turolense, toman las materias primas de la zona y cuentan con la certificación de calidad rural. Desde 1930, el cuidado al pan se hace a través de una triple fermentación y el uso de menos levadura, que permiten una mayor duración del pan, una miga más alveolada y un mayor sabor.

Si vas de viaje por al Matarrañana turolense conoce uno de los mejores castillos de la zona y una de las mejores rutas ciclistas del mundo.

Petit Croissant (Zaragoza)

El pan tigre es una de las innovaciones de esta panadería zaragozana. (Fuente: Le petit croissant)

Marie, les baguettes! En el 2006, Anne-Laure Romeuf llevó un poco de sabor parisino a Zaragoza través de Le Petit Croissat. Sus panaderos respetan la tradición del pan artesano con masa madre y enriquecen sus creaciones de año en año. Innovaciones técnicas y nuevas recetas como el ‘pan tigre’ (en la foto) con queso Gruyêre y aceituna negra. Por cierto: tienen los que han sido reconocidos como los mejores croissants de España.

Horno Cubero (Zaragoza)

Horno Cubero es un clásico del barrio de las Delicias en Zaragoza que lleva sus creaciones por todo el mundo. (Fuente: Horno Cubero)

Luis Cubero conoce desde niño el oficio de la panadería. Sus padres ya tenían un horno de leña desde 1955 en Andorra y él no hizo más que abrir el suyo propio, otro horno tradicional en Zaragoza. Considerada una de las mejores panaderías de Aragón, tiene una variedad increíble de panes, pero también de repostería. Sus lacitos (increíbles) han llegado hasta México o Reino Unido y tiene clientes catalanes que se mueren por su repostería y la piden por correo.

Chokopan (Huesca)

Chokopan es una de las mejores panaderías de Huesca capital y sirve pan al Lillas Pastia. (Fuente: Chokopan)

Esta no es una panadería cualquiera. Uno de los mejores panes de la provincia (y hay unos cuantos) se encuentra en este establecimiento de la capital oscense. Moha llegó de Costa de Marfil a España en el 2005 y ha aprendido a hacer pan entre Huesca y París. Encontró su propia fórmula y ahora sus clientes habituales son el chef del restaurante con Estrella Michelín, Lillas Pastia, Carmelo Bosque, los futbolistas de la Sociedad Deportiva Huesca, los esquiadores que van de Barcelona a Zaragoza y a los oscenses de toda la vida.

Panadería César Ascaso (Ayerbe. Huesca)

Si pasas por Ascaso esta panadería es lugar de parada obligatoria. (Fuente: Panadería César Ascaso)

La artesanía de sus panes es increíble y consiguen panes de kilo y medio kilo. También disponen de panes con harinas especiales. Pero lo que más triunfa en este horno abierto en 1948 y que se ha convertido en su especialidad son las tortas de anís.

Ecomonegros (Leciñena. Zaragoza)

El desarrollo sostenible y lo ecológico son el sello de este pan elaborado en Leciñena. (Fuente: Ecomonegros)

El pan se vuelve ecológico gracias a Ecomonegros. Desde Leciñena han iniciado un proyecto de recuperación de semillas antiguas, de concienciación y sensibilización con la salud, con el medio ambiente y con el desarrollo sostenible.

Pastelería Tolosana (Almudévar. Huesca)

En Pastelería Tolosana también venden diferentes tipos de pan… ¡y están riquísimos. (Fuente: Pastelería Tolosana)

En Tolosana no solo hay Trenza de Almudévar (aunque solo con eso somos felices). También preparan un pan delicioso y elaborado con su propia masa madre, desarrollada exclusivamente a partir de fermentos naturales, y con procesos de más de 20 horas de fermentación.

Panadería de Lorién (Novales. Huesca)

Al pan de la Panadería de Lorién se le podría llamar el pan de la despoblación por su función de vertebrar el territorio. (Fuente: El Pan de Lorién)

Un horno de leña con servicio a los pueblos. La Panadería de Lorién está en Novales, un un pequeño pueblo de poco más de cien habitantes. Yon Cabello Juez, su promotor, reparte los productos que elaboran y los hace llegar a los vecinos de 23 pueblos de la Hoya de Huesca y dos de los Monegros. No solo nos encanta su pan, su iniciativa permite ayudar a los territorios despoblados a través del pan. ¡Un 10!

Horno Sanz (Teruel)

Desde hace muchos años es considerado uno de los mejores panes de Teruel. ?Lo has probado? (Fuente: Horno Sanz)

Tradición e innovación que dan como resultado un pan como el de siempre pero más actual que nunca. Teruel tiene la suerte de contar con este obrador que cuenta con diferentes tipos de pan en los que se utiliza la materia prima de la tierra como el aceite de oliva del Bajo Aragón.

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar