19.8 C
Zaragoza
20.8 C
Huesca
19.7 C
Teruel
3 septiembre 2022

Ansó: el pueblo medieval con más esencia del Pirineo

Territorio fronterizo entre Navarra y Aragón, Ansó es uno de los pueblos más bonitos de España. Rodeado de parajes naturales vírgenes, esta localidad guarda la más pura esencia medieval del Pirineo aragonés a través de su traje típico ansotano.

Ubicado en la comarca de la Jacetania, Ansó es territorio fronterizo entre Navarra y Aragón, además de limitar con Francia a lo largo de más de 50 kilómetros. Un auténtico pueblo medieval que aún conserva intacta su esencia forjada en el valle homónimo (Valle de Ansó), un paraíso apenas construido por el ser humano y perfecto para desconectar. Además de su traje como seña de identidad, curiosamente Ansó es uno de los pocos lugares donde todavía se habla el ansotano; una mezcla de la fabla y el euskera (debido a su situación fronteriza con Navarra) que aún pervive gracias a que se ha ido pasando de padres a hijos. No solo esto hace de Ansó un pueblo único, sino que sus paisajes vírgenes lo convierten en uno de los pocos lugares en todos los Pirineos donde viven osos. 

Considerado uno de los Pueblos Más Bonitos de España, no en vano ilustres personajes como Benito Pérez Galdós en su visita a Ansó en 1894 buscando inspiración para su obra teatral «Los Condenados» dijo: “He visto el país más original y pintoresco que puede imaginarse”.

Desde Go Aragón, te proponemos algunos sitios y planes para hacer en Ansó:

Pasea por las calles del casco urbano y descubre la Casa Torre Medieval

Considerado Conjunto Histórico-Artístico, esta típica villa medieval pirenaica aún conserva en muy buen estado su bello casco urbano, uno de los mejores conservados del Pirineo aragonés. De calles empedradas y medievales, destaca la casa típica de dos o tres plantas individualizada y separada por los denominados “callizos”, particulares espacios de medio metro. 

ansó
Casco urbano de Ansó. (Foto: magicospirineos.com)

Uno de los edificios más emblemáticos de Ansó es la Casa Torre Medieval del siglo XIV, en la que antiguamente estuvo presa Blanca II de Navarra una vez fue desposeída del trono. Además, también formó parte de una red defensiva en la época convulsa del Alto Aragón. 

Museo del Traje de Ansó 

Con su sello distintivo, el traje Ansotano es de extraordinario valor antropológico. Tanto es así, que existe un museo en el que se muestra la evolución del traje a lo largo de los años: el Museo del Traje de Ansó. Merece mucho la pena visitarlo y conocer toda la historia del traje. ¡Un imperdible en Ansó!

ansó
Traje tradicional ansontano. (Foto: turismodearagon.com)

Además, el último domingo de agosto tiene lugar la popular “Fiesta de la Exaltación del Traje Típico Ansotano”, declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional. Una auténtica manifestación del traje tradicional y una costumbre muy arraigada entre los ansotanos. 

Valle de Ansó y valle de Zuriza y Linza 

Ubicado en el valle homónimo, los Valles de Ansó y Hecho constituyen uno de los parajes naturales más vírgenes y menos construidos del Pirineo aragonés, paraíso para huir de la masificación y conectar con la naturaleza. 

ansó
Dolmen de Aguas Tuertas en los Valles de Ansó y Hecho. (Foto: turismodearagon.com)

En las inmediaciones, se abren espectaculares parajes como el valle de Zuriza y Linza, destino ideal para los amantes de la naturaleza y de los deportes de montaña, o el Paisaje Protegido de las Foces de Fago y Biniés. Durante el invierno, es posible recorrer estos paisajes con raquetas o practicar esquí de fondo en las pistas del Espacio Nórdico de Linza. Aprovecha esa visita para conocer Hecho y su espectacular Selva de Oza, una gran masa forestal que sirve de refugio para numerosas especies amenazadas.

Dónde comer en Ansó

El Valle de Ansó se antoja como un paraíso gastronómico para todos los comensales. Si quieres comer platos tradicionales de la tierra aragonesa y a un precio asequible, no dudes en ir al Berari Mountain Tavern. Si lo que buscas es alojamiento y buena gastronomía, la combinación perfecta la encontrarás en el Hostal Kimboa. Para los carnívoros, la Borda Arracona de Ansó ofrece especialidades en distintas carnes a la brasa. También está Borda Chiquín, un asador típico muy bien valorado donde degustar la auténtica brasa (y unas de las migas más ricas de la zona).

Aunque la gastronomía de Ansó es muy variada, no te puedes ir sin probar el plato estrella de la zona, ideal para los días fríos y gélidos de invierno. Se trata de la sopa de patata, una receta elaborada con patatas, puerro, zanahoria, pimientos, cebolla, jamón serrano y bacalao que constituye una auténtica delicia.

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar