7.3 C
Zaragoza
4.4 C
Huesca
2.6 C
Teruel
1 diciembre 2022

Descubre los monasterios cistercienses de Aragón. Monasterio de Rueda (III/III)

Su nombre completo es el Real Monasterio de Nuestra Señora de Rueda, aunque comúnmente se le conoce como Monasterio de Rueda. Este se ubica en la vereda del río Ebro, entre las villas de Sástago y Escantrón. La historia de este monasterio se remonta al año 1182, cuando el monarca Alfonso II otorga esta villa a los monjes para que comiencen a construir el monasterio.

La historia de Aragón es evidente en cada uno de los parajes recónditos que albergan nociones de lo que alguna vez fue una sociedad medieval, donde se gestaron diferentes enfrentamientos y conflictos que dieron paso a la cultura local que conocemos en la actualidad.

Sin lugar a dudas, esto es lo que se evidencia al momento de visitar los monasterios más emblemáticos, tal como el de Piedra y el de Veruela, pero en esta oportunidad, queremos hablar del Monasterio de Rueda, por ser uno de los mayores exponentes de la orden Cinterciense en Aragón.

  • Importancia de las donaciones para la construcción del monasterio
  • Restauración del Monasterio
  • Visita el Monasterio de Rueda

Su nombre completo es el Real Monasterio de Nuestra Señora de Rueda, aunque comúnmente se le conoce como Monasterio de Rueda. Este se ubica en la vereda del río Ebro, entre las villas de Sástago y Escantrón. La historia de este monasterio se remonta al año 1182, cuando el monarca Alfonso II otorga esta villa a los monjes para que comiencen a construir el monasterio.

Sin embargo, no fue hasta el 1202 que comenzó a realizarse la construcción del mismo, la cual se extendió hasta el siglo XIV cuando se finaliza la construcción de la fábrica medieval que se ubica en el conjunto con su impotente torre mudéjar. Así pues, en el año 1238 el templo es consagrado y se da inicio a toda una herencia que aún en nuestros días sigue presente.

El principal motivo por el cual este monasterio de la orden del Císter es uno de los más visitados por los turistas, radica en el hecho de que ha sido uno de los mejor conservados hasta entonces, por lo que se puede apreciar con claridad, los rasgos arquitectónicos plasmados por los monjes al momento de su construcción.

Importancia de las donaciones para la construcción del monasterio

Para la construcción de este monasterio, las donaciones reales tuvieron mayor importancia durante el siglo XIII con Jaime I, dado que, en esta época, se dice que el monasterio llegó a su mejor punto, logrando de este modo ejecutar y lograr de forma impecable la mayoría de los rasgos arquitectónicos que figuran hoy en día.

No obstante, para el final del siglo XIV, el monasterio comenzó a mostrarse en decadencia, siendo este un periodo que se extendería hasta un siglo más tarde, ya que, para este entonces, logró obtener nuevamente algo de atención, lo que permitió que se generarán algunas nuevas construcciones del conjunto.

Es evidente que este monasterio no iba a salvarse de los infortunios que afectan a este tipo de instituciones, de la misma forma que sucedió en otros monasterios importantes como el de Piedra y Veruela, ya que, con la guerra de independiencia, el monasterio fue víctima de diferentes ataques, de hecho, fue cerrado y puesto a la venta en el año 1835.

Posteriormente, el monasterio fue adquirido por la Diputación General de Aragón quien se encargó de los edificios medievales, generando más adelante la restauración del conjunto y convirtió cierta parte del mismo en un complejo hotelero para el disfrute de los turistas.

Restauración del Monasterio

Real Monasterio de Nuestra Señora de Rueda
Real Monasterio de Nuestra Señora de Rueda (Zaragoza) Foto:Twitter @CulturaAragon

Evidentemente, el paso de los años y los conflictos que pudieron haberse producido en torno a este monasterio, generaron un grave desgaste de la estructura, por lo que en el año 1991 se asumió un plan de restauración que, de acuerdo con el estado de la obra, requirió todo tipo de intervenciones.

Para ello, se realizaron los estudios pertinentes que mostraron que era necesario dotar todo el monasterio de nueva infraestructura para garantizar su durabilidad. Pero, uno de los hechos más importantes que ocurrió durante esta restauración, es que en el proceso lograron descubrirse algunos hallazgos arqueológicos que revelaban cada vez más detalles respecto a las estructuras medievales que ahora estaban en ruinas y que albergaba entre ellas, años, o, mejor dicho, siglos de historia.

De este modo, se finalizó el proceso de restauración en el año 2003, abriendo las puertas a los visitantes de todas partes del mundo, incluyendo un recorrido de visitas guiadas para que la experiencia, más allá de mostrar lo particular de la arquitectura de la época, sea realmente un recorrido histórico que muestres cada detalle de este impresionante sitio.

Visita el Monasterio de Rueda

Es importante que sepas que en la actualidad el monasterio está activo como complejo turístico, lo que quiere decir que podrás visitarlo sin ningún tipo de inconveniente, de hecho, podrás realizar visitas guiadas para conocer el lugar, su historia y las corrientes arquitectónicas que marcan la pauta en cuanto a su estructura.

Sin lugar a dudas, se trata de uno de los destinos más especiales de la comunidad, considerando que es uno de los mayores exponentes de la orden cisterciense de Aragón, por lo que es considerado como parte del patrimonio local.

Desde el momento en el que llegas a este destino, quedarás impresionado con la increíble vista donde destaca la esbelta torre mudéjar que es una de las más altas e imponentes. Además, podrás disfrutar de la vista de la Gran Noria Hidráulica que cuenta con 18 metros de diámetro, que eleva el agua desde el río hasta el acueducto de gótica estructura, siendo este uno de los elementos icónicos del monasterio y de donde deriva su denominación.

Real Monasterio de Nuestra Señora de Rueda (Zaragoza) Foto:Twitter @EvaBerlangaC

En la actualidad, el Monasterio conserva algunos de los rasgos originales de la época medieval que cobraron vida gracias a la orden del Císter, lo cual se muestra claramente en la torre que sobresale por encima de las demás estructuras y dependencias. Este complejo es bastante amplio en el sentido de que incluye estancias, espacios agrícolas e incluso un antiguo palacio del abad, lo que agrega un valor mayor.

Este es un paseo ideal para aquellas personas que desean adentrarse en la tradición medieval, no sólo en lo que respecta a las prácticas y a la historia, sino también para evidenciar aquellos rasgos relevantes que se esconden en cada pasillo del monasterio y que están a la vista de todos los espectadores, pero que, solo los más perspicaces puedes descubrir.

Por último, es importante tener en cuenta que, el origen de este tipo de monasterios en la localidad está ligado al poder feudal y, al mismo tiempo, a la búsqueda de la humildad y la pureza, basándose en el principio del trabajo y la oración como los medios principales para tener una vida tranquila.

Esta es precisamente la misma corriente y filosofía que siguen otros monasterios relevantes de la misma orden que se distribuyen por Aragón, cada uno con sus propias particularidades y elementos que los definen o caracterizan, ya sea por el tipo de espacio que ocupan, por las condiciones de su construcción o por su historia.

Descubre los otros monasterios de la orden del Cister de Zaragoza

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar