13.4 C
Zaragoza
12.8 C
Huesca
2.8 C
Teruel
28 febrero 2024

Monasterio de las Canonesas del Santo Sepulcro: el tesoro turístico menos conocido de Zaragoza

Viene tu prima de Barcelona o tu amiga de Sevilla a visitarte y antes de ir a recogerlas a la Estación de Delicias ya tienes claro a dónde las vas a llevar para que conozcan tu ciudad. El Pilar, La Seo, la Aljafería, el Teatro Romano, las Termas y el Foro, quizá una ruta de tapas por El Tubo y tal vez un paseo por el Parque José Antonio Labordeta.

Pero en tu lista falta un lugar, una joya histórica, que quizá no conozcas a pesar de que está situado a cinco minutos de la Plaza del Pilar: el Monasterio de las canonesas del Santo Sepulcro. Se trata de un complejo monástico cuya fundación se remonta al siglo XIV, erigido sobre los restos de la antigua muralla romana y que supone uno de los tesoros turísticos más interesantes y olvidados de Zaragoza.

 

Está situado en el barrio de la Magdalena, en pleno Casco Histórico, cerca del Coso y la calle San Vicente de Paúl. El conjunto arquitectónico del monasterio está integrado por la Iglesia de San Nicolás de Bari, el templo del Santo Sepulcro y las propias instalaciones del convento que componen el monasterio.

Este monasterio es un ejemplo de historia viva así como el único ejemplo íntegro de arquitectura conventual mudéjar que ha sobrevivido hasta hoy. Fue declarado Monumento Nacional en 1893 y Bien de Interés Cultural (BIC) en 2002. También se incluyó en la lista genérica de Monumentos Mudéjares de Aragón considerados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2001.

Tal y como apuntan el responsable de patrimonio Vicente Gómez y la responsable de gestión, Mayte Andreu, es “un edificio que habla, un edificio vivo que nos cuenta la historia de las canonesas y de la ciudad”. Se organizan diferentes actividades en el seno de este edificio que las personas interesadas pueden conocer a través de diversas visitas guiadas.

Tres puertas para tres visitas

Actualmente, la oferta cultural y museística de este complejo monástico incluye tres visitas diferentes, a cada una de las cuales se accede por una entrada distinta, y que acercan a los zaragozanos y turistas no solo al edificio y sus particularidades, sino también a una parte importante de la historia de la ciudad.

La visita ‘El Monasterio Mudéjar’ lleva en marcha más de diez años; ‘¡Hasta la Cocina! La Cocina y los Refectorios de las Canonesas, alrededor de un año y la última en incorporarse a la oferta cultural del monasterio ha sido ‘Muralla Interior. Los Pasetes del Monasterio y las Murallas de la Ciudad’ que se viene realizando desde este pasado mes de octubre.

Toda la información relativa a las visitas, fechas y horarios, se puede consultar en la página web del monasterio, la web de Información y Turismo y desde zaragozago.com, página desde la que pueden adquirirse las entradas. También se puede solicitar una visita guiada para grupos organizados.

Existe también la opción de visitar el monasterio de manera no guiada, los lunes de 10:30h a 11:45h, accediendo por la Plaza de San Nicolás. Sin embargo, dada la gran cantidad de historia que el lugar alberga entre sus muros, es recomendable hacerla guiada. 

‘Muralla Interior. Los Pasetes del Monasterio y las Murallas de la Ciudad’

Por las puertas de la muralla -situada en Coso, 175- se accede a la visita guiada de la muralla, la más reciente de todas. Tiene una duración aproximada de una hora y se realiza sábados y domingos, en noviembre a las 18h los sábados y a las 11.30h los domingos.

Esta ha sido la última visita en incorporarse a la oferta del monasterio ya que la muralla romana se ha restaurado este último año gracias a un convenio de colaboración que las Canonesas Regulares del Santo Sepulcro firmaron con el Ayuntamiento de Zaragoza para la conservación y difusión del patrimonio existente en el Monasterio. El objetivo de este acuerdo era avanzar en la difusión del patrimonio del Monasterio de las Canonesas del Santo Sepulcro y, a su vez, alcanzar la recuperación de la zona de la muralla romana y los contrafuertes y exterior del muro del refectorio, adyacentes a la cocina.

Las visitas podrán recorrer dos mil años de historia a través de este tour que aúna la evolución de las murallas romana y medieval de la ciudad y la convivencia de las canonesas con este monumento que ha constituido siempre una de las fachadas de su hogar. Esta visita recorre cuatro espacios acotados cronológicamente: se comienza con la época romana -la muralla se construye en el siglo III-, pasando después a la Edad Media para tratar aspectos como los arreglos musulmanes y la construcción del propio monasterio.

A continuación, se avanza hasta el siglo XVII para centrar la explicación en un valioso conjunto de piezas que pertenecieron a las canonesas y se finaliza el recorrido con la Guerra de Independencia y el papel que jugaron las murallas en el conflicto. Además, se exponen más de treinta piezas arqueológicas aparecidas en las excavaciones realizadas por el Ayuntamiento junto a las murallas del monasterio, tales como ánforas o piezas de vajillas, y la explicación guiada se apoya en diversos paneles con planos, obras pictóricas, fragmentos literarios, etc. que facilitan la comprensión de la información. Como curiosidad, señalamos que también se puede ver un enorme portón que data de alrededor del siglo XVI o XVII y que pertenecía a la Iglesia de San Nicolás.

El espacio por el que se realiza la visita, se conoció desde su construcción como los Pasetes pero, tras la guerra de la Independencia –y por culpa de los estragos causados por las tropas francesas- la zona queda bastante afectada y se le cambia el nombre, por lo que durante décadas se lo conoció como ‘las ruinas’.

Tal y como señala Gómez “en esta visita podemos observar la historia a través de las murallas”.

‘El Monasterio Mudéjar’

Todos los lunes a las 12h se puede participar en esta visita para conocer la historia  del Monasterio de las Canonesas del Santo Sepulcro y, especialmente, del arte mudéjar que alberga. Además de los lunes, en la página web del monasterio se avisan de otras fechas que van cerrando para visitas, en horario de tardes, para realizar este recorrido. Las próximas son el viernes 11 de noviembre y el jueves 24 de noviembre, ambas a las 17h.

En esta visita se exponen diferentes aspectos artísticos del único monasterio conservado íntegro en estilo mudéjar en Aragón y se relata la apasionante historia de las Canonesas desde el siglo XIV. Y es que los 700 años de historia de estas canonesas resultan de lo más interesante. Cabe recalcar que no son monjas sino canonesas y que desde sus inicios llevaban vidas de religiosas pero no de clausura.

Tenían una vida más libre que otras mujeres en la sociedad medieval, se autogobernaban y elegían democráticamente a la priora y al consejo y celebraban liturgias abiertas al público. Esta forma de vida se vio afectada en el siglo XVI tras el Concilio de Trento cuando se impuso que todas las religiosas tenían que ser de clausura. En esta ruta, el visitante descubrirá cómo las religiosas trataron de sortear esta imposición hasta que no quedó más remedio que convertir el monasterio en uno de clausura realizando diferentes cambios arquitectónicos. Vicente Gómez, expone que “el edificio en sí nos habla de la historia de las canonesas”, pues hubieron de adecuar a esa nueva forma de vida un edificio que, en sus inicios, no era de clausura y estaba abierto a la sociedad.

Desde el II Concilio Vaticano, en los años sesenta del siglo XX, las religiosas de este monasterio han vuelto a su forma original y son las únicas canonesas del Santo Sepulcro en España.

A esta visita se accede por la Plaza de San Nicolás, tiene una duración aproximada de una hora y es accesible para personas con discapacidad. Se visitan la iglesia del Santo Sepulcro, la sala capitular, el claustro y el refectorio mudéjar.

La sala capitular es un espléndido ejemplo de arte mudéjar. La construcción es medieval y la decoración es mudéjar, de hecho incluye ladrillos con diferentes diseños de agramilados, típicos del mudéjar aragonés. También hay restos de las baldosas de Manises originales del siglo XIV. Existe incluso una teoría que apunta a que las columnas de esta sala provienen de la mezquita mayor de Zaragoza. Este espacio -en el que también hay una cripta con una imagen de Cristo del siglo XVI- es “el corazón de la casa”, en palabras de Gómez, y se sigue utilizando para orar.

En todas los tours se visita el claustro, cuya atmósfera forma parte del valor inmaterial del lugar. Se trata de un claustro mudéjar que conserva un alto porcentaje de la policromía original que incluye inscripciones en árabe. Esta visita en concreto invita a pararse, observar y disfrutar de un poco de paz en un lugar que está a escasos metros del bullicioso centro de la ciudad.

Vicente Gómez destaca que “el mudéjar es un arte mestizo que representa el encanto de la fusión de culturas” y destaca que, ante la confluencia de varias religiones, no surgió una guerra sino un arte fruto del respeto.

‘¡Hasta la Cocina! La Cocina y los Refectorios de las Canonesas’

 

‘¡Hasta la cocina!’ lleva a los visitantes por zonas del monasterio como la antigua cocina o el refectorio del siglo XVI y constituye una aproximación a la vida cotidiana de esta comunidad de religiosas. Además de la cocina antigua, se visita también parte del claustro, el refectorio mudéjar, los pasetes y el refectorio renacentista. Es una manera de adentrarse en la intimidad y costumbres de las canonesas de antaño.

Esta es la visita más intimista porque permite que el visitante se sumerja y pase a formar parte del lugar. La cocina que se visita está perfectamente conservada e incluye mobiliario y utensilios originales empleados por la comunidad. Según explican Mayte Andreu y Vicente Gómez, estos utensilios “ayudan a que algunos visitantes los enlacen con sus recuerdos, se crea un vínculo entre lo que mostramos y las raíces de cada uno”.

A esta visita, que tiene una duración estimada de 90 minutos, se accede por la Calle Don Teobaldo, 3. No está recomendada para personas con movilidad reducida, puesto que hay tramos con escaleras y suelos irregulares. Para conocer los días y horarios de visitas programadas, hay que acceder a la web del monasterio. Las próximas son el jueves 10 de noviembre a las 17h y los viernes 18 y 25 de noviembre a las 17h.

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar