13.1 C
Zaragoza
11.4 C
Huesca
13.2 C
Teruel
28 mayo 2024

Ibercaja acelera la concesión de crédito a las empresas para impulsar sus proyectos de inversión

La Entidad ha acelerado su ritmo de crecimiento en Banca de Empresas en 2022, incrementando su cuota de mercado en 8 puntos básicos.

El saldo de crédito normal creció un 12% de forma equilibrada entre nuevos clientes y existentes y el crédito circulante aumentó un 26% más que en 2021.

En 2023, Ibercaja sigue evolucionando su oferta comercial para empresas con una nueva cuenta de crédito de duración abierta, un nuevo fondo de inversión, “Ibercaja Corto Plazo Empresa 2” y el nuevo Servicio “Empresa y Futuro” dirigido al acompañamiento integral en planes de empleo.

El Banco también ha lanzado un nuevo servicio para apoyar a las empresas familiares en materia jurídica, fiscal y de planificación patrimonial.

El Area de Banca de Empresas de Ibercaja ha acelerado su ritmo de crecimiento en 2022, tanto en saldo de crédito como en cuota de mercado y en diversificación de la cartera de crédito a las empresas.

Mientras que el sistema lleva dos años registrando una caída en el saldo de crédito, Ibercaja ha crecido de manera continuada, de forma que su cuota de mercado se ha elevado en 19 puntos básicos en los dos últimos años, mostrando su decidido compromiso con este segmento de mercado

En el actual contexto de incertidumbre, marcado por un entorno geopolítico complejo, una inflación de costes que ha alcanzado cifras no vistas en los últimos 40 años, y una vertiginosa escalada de los tipos de interés, Ibercaja mantiene abierto el crédito a las empresas. “Estamos atendiendo sus necesidades de financiación, manteniendo los niveles de riesgo y con la morosidad en mínimos históricos”, subraya Teresa Fernández, directora de Banca de Empresas de Ibercaja. “Sin embargo -ha añadido- la inestabilidad está frenando la inversión y es importante impulsar y acompañar a las empresas en los proyectos que sean necesarios para su mejora competitiva”.

En 2022 el negocio de empresas de Ibercaja cerró con un saldo del crédito normal de 6.429 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 12% respecto al año anterior. Este incremento se repartió de forma equilibrada entre los nuevos clientes y los ya existentes, con una estructura de la cartera muy compensada por segmentos.

Con todo esto, los nuevos clientes de empresa superan, por segundo año consecutivo, la barrera de las 6.000 captaciones.

Ibercaja ha negociado crédito circulante con las empresas españolas en 2022 por un importe de 9.621 millones de euros, un 26% más que en 2021. Los préstamos, los créditos y las operaciones de leasing también mostraron una evolución positiva con unas formalizaciones de 2.368 millones de euros, un 10,44% superior a la cifra alcanzada en 2021. Este crecimiento se concentró principalmente en el primer semestre del año, reflejo de la anticipación ante la previsible subida de tipos de interés.

Además, cabe destacar la excelente calidad crediticia de la cartera de Ibercaja, que registra la menor tasa de mora de todo el sistema, situada en el 2,2% frente al 3,86% del sector.

Nuevos productos para empresas

En 2023, con el objetivo de dar respuesta a las necesidades de financiación de las empresas, la Entidad sigue ampliando su oferta comercial, esta vez con la nueva cuenta de crédito de duración abierta, el fondo de inversión, “Ibercaja Corto Plazo Empresa 2” y el nuevo Servicio Empresa y Futuro dirigido al acompañamiento integral en planes de empleo.

La cuenta de crédito de duración abierta se sustenta en una poliza sin fecha de caducidad, destinada a la financiación de circulante en actividades productivas de empresas y comercios. Su principal ventaja es que se trata de un contrato indefinido, lo que supone un ahorro de costes notariales en los siguientes años a su contratación por parte del cliente, siempre y cuando no haya una modificación que requiera de la intervención de un fedatario público. Además, facilita la ampliación de los plazos y mejora la gestión operativa de las pólizas de crédito con prórrogas tácitas.

En la misma línea, tras la buena acogida que tuvo el fondo Ibercaja Corto Plazo Empresas FI, que captó 108 millones de euros en tres meses, Ibercaja ha iniciado la comercialización de otro fondo, perteneciente a la gama de productos de rentabilidad objetivo, y dirigido a rentabilizar las posiciones excedentarias de liquidez de empresas, negocios e instituciones. Se trata de una alternativa a las tradicionales puntas de tesorería y depósitos bancarios que permite retribuir la liquidez de las empresas e instituciones a muy corto plazo y sin riesgo, dado que dicho fondo invierte exclusivamente en Deuda Pública, mayoritariamente española e italiana, con una duración media de la cartera inferior a 6 meses.

“El proceso de normalización de los tipos de interés que están llevando a cabo los Bancos Centrales ha provocado repuntes en todos los tramos de las curvas soberanas. La positivización de estas curvas hace que, después de mucho tiempo, la deuda pública gane atractivo. Especialmente, los tramos cortos de las curvas están dando una clara oportunidad de inversión”, ha destacado la Directora de Banca de Empresas de Ibercaja.

Como reflejo del acompañamiento y asesoramiento continuo que Ibercaja ofrece a las empresas, se ha lanzado el nuevo Servicio Plan Empresa y Futuro para dar a conocer las ventajas que los planes de pensiones de empleo aportan a las empresas y a sus trabajadores. Con este servicio, Ibercaja consolida su posición como entidad de referencia en el sector de planes de empleo, un producto que está adquiriendo cada vez un mayor protagonismo como instrumento para canalizar el ahorro para la jubilación a raíz de los últimos cambios normativos.

Nuevo servicio para empresas familiares

En línea con todo lo anterior, Ibercaja continúa ofreciendo a las empresas servicios de valor añadido que resultan diferenciales respecto al resto de entidades financieras. Por ello ha lanzado el nuevo Servicio Ibercaja Empresa Familiar, para apoyar a este segmento de compañías en materia jurídica, fiscal y de planificación patrimonial.

“Somos un banco que trata a las empresas como personas”, ha explicado Teresa Fernández, directora de Banca de Empresas de Ibercaja. “Por eso, les acompañamos en los momentos financieros clave como pueden ser la sucesión generacional, el protocolo familiar, las operaciones de compraventa e inversión o las fusiones y reestructuraciones”, ha matizado.

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar