15.3 C
Zaragoza
12.3 C
Huesca
7.3 C
Teruel
21 abril 2024

SoNna: El festival oscense en el que los espacios son tan importantes como la programación

Este ciclo veraniego de la Diputación Provincial de Huesca regresa por cuarto año consecutivo con 29 citas en todas las comarcas altoaragonesas. Propuestas de calidad al aire libre en parajes tan singulares como la Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes, en Sariñena, la estación de tren de Anzánigo o los conjuntos escultóricos de Abiego y Piracés. Porque, como afirma la técnico de Cultura de la DPH Begoña Puértolas, en este ciclo “los espacios son tan importantes como la programación”.

La experiencia de escuchar un concierto en la Ermita de la Virgen de la Piedad, en el municipio oscense de la Almunia de San Juan, es muy distinta a la de asistir en el idílico paraje de los Llanos de Planduviar, en el Valle de Broto, o contemplar cómo anochece en una velada musical frente a la imponente a Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes, en Sariñena.

Pero si algo tienen en común estos enclaves es que son lugares de singular belleza, natural o patrimonial. Una característica que comparten los escenarios del Festival Sonidos en la Naturaleza, más conocido por su abreviación: SoNna. Una apuesta de la Diputación Provincial de Huesca (DPH) que llega a su cuarta edición con propuestas tan sugerentes como Los Secretos, Rodrigo Cuevas y, juntos, Ariel Rot y Kiko Veneno.

Los conciertos de estos grandes artistas, que cerrarán el festival los días 7, 8 y 9 de septiembre en la cartuja de Sariñena, son los únicos que tendrán una entrada al uso, ya que el resto solo tienen un precio simbólico de un euro o tres, dependiendo del aforo, para que quienes reservan se comprometan a asistir. Las entradas se podrán solicitar a partir del 15 de mayo en la web de la diputación oscense.

Rodrigo Cuevas, Los Secretos, Ariel Rot y Kiko Veneno, grandes nombres del SoNna 2023

El asturiano Rodrigo Cuevas inaugurará el potente escenario de la Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes, el 7 de septiembre a las 19:30 horas, con un espectáculo que se nutre de algunas canciones que conformarán su nuevo trabajo y en que no faltan “el humor, la crítica, la puesta en escena, el vestuario y el juego”. El 8 de septiembre, a la misma hora, llegará el turno de Los secretos, la banda madrileña incombustible que está consiguiendo que varias generaciones coreen en sus conciertos lemas como ‘Déjame’, ‘Pero a tu lado’ o ‘La calle del olvido’.

Cerrará el 9 de septiembre una alianza ganadora, Ariel Rot y Kiko Veneno, que se enfrentan al desafío de llevar a los escenarios el espíritu del programa de televisión ‘Un país para escucharlo’.

Conciertos selectos en el mundo rural para pequeños aforos

Más allá de los grupos que tocarán en la cartuja, con aforo para 2.000 personas, el grueso del programa se conforma de otras propuestas no tan conocidas pero igualmente de notable calidad, que se trasladan a rincones mágicos de la naturaleza o a coquetas plazas que se llenan de trasiego cada verano. En estos últimos espacios el aforo medio es de unas 250 personas, con algunas apuestas más íntimas reservadas a 50 personas.

Un concierto con pequeño aforo de Fetén Fetén. FOTO: DPH

“Los espacios son tan importantes como la programación”. Así resume a Go Aragón la razón de ser de esta iniciativa la técnico de Cultura de la DPH Begoña Puértolas, que recuerda cómo este ciclo nació en plena pandemia, como alternativa al año en el que no se pudo celebrar Pirineos Sur. Al preguntarle algunos de los momentos más emblemáticos de la andadura del festival, Puértolas duda unos segundos para acabar rescatando dos. El primero fue el homenaje de los músicos de Jarabe de Palo y otros artistas a Pau Donés en Montanuy, el municipio de la Ribagorza aragonesa donde solía regresar para reencontrarse con sus raíces y con su padre. El segundo está dedicado a uno de los tantos instantes mágicos creados en la cartuja: “Juan Perro tocando él solo frente al Monasterio es una cosa sobrecogedora, muy bonita”.

Actuación de Juan perro en 2020 en la Cartuja de las Fuentes. FOTO Álvaro Calvo

“Lo que queremos es dar a conocer nuestro territorio: una provincia que tiene muchos espacios naturales, muy variados entre la parte norte del Pirineo y los Monegros. En algunos espectáculos no se monta ni siquiera escenario, los artistas están en el espacio natural y hay una proximidad muy grande”.

Y continúa desgranando otro de los pilares de este festival que no solo lleva al mundo rural música, sino también teatro y circo. “Intentamos dignificar el trabajo y la calidad de los artistas. Queremos intervenir en el mundo rural de la mejor forma posible y la programación es muy ecléctica y variada en cuanto a estilos: puede haber desde música clásica, hasta música popular, algo que nos interesa mucho”, continúa Puértolas. De hecho, la primera propuesta que anunciaron desde la DPH va en esa línea: “Enredadas: Coplas y Alalás”.

Un espectáculo que une a Martirio, Carmen París y las gallegas Uxía y Ugia Pedreira

Ellas inaugurarán la singular ruta del SoNna la noche del 1 de julio en el Centro de Arte y Naturaleza (CDAN) de Huesca para compartir “la creatividad y el compromiso con la música”. Como destacan desde la organización, las cuatro voces compositoras tienen mucho en común, pues todas han luchado por la renovación de la canción popular española. “Se diría que son almas gemelas de universos culturales diferentes”, apuntan sobre estas cuatro mujeres “letristas y a la vez amantes de la poesía, de las canciones de ayer y de siempre, y que se rodean de grandes músicos para beber directamente del gran cancionero latinoamericano”.

Un concierto del grupo Rumbo Tumba. FOTO: DPH

Les tomarán el relevo, pero en el Espacio Vicente Baldellou de Alquézar el 2 de julio el talentoso dúo que forman los catalanes Pol Battle y Rita PayésAbraham Cupeiro (8 de julio, en el parque forestal La Sierra, en Ballobar), Bladimir Ros (9 de julio, Ermita de San Antón en Zaidín), Nuei (16 de julio, en el espolón del pantano de Arguis) y Joan Garriga y el Mariachi Galáctico (22 de julio, Centro de Arte Rupestre en Colungo) son los nombres del panorama nacional que completan el programa del primer mes del festival.

En agosto, las citas musicales pasan por Sheila Blanco (día 5, en la carrasca de Larredán), Amorante (6, barranco de Gabasa, en Peralta de Calasanz), Paul Vallvé (12, en el Castillo de Benabarre), Jordi Fornells y Mario Mas (13, en el sendero mirador de Isábena), Vicente Navarro (25, Ermita de San Isidro de San Esteban de Litera) y Arnau Obiols (27 de agosto, sendero El Cornato de Bielsa). En septiembre, cierran los conciertos de aforo reducido Flores & Mcewen (2 de septiembre, Espacio de Arte y Naturaleza de Berdún) y La cara B de Uesca (3, Ermita de Santa María, en Chalamera).

Música de Turquía, Argentina, Polonia, Senegal y Brasil

6 nombres propios, 5 países y 3 continentes resumen la vertiente internacional del SoNna. Son Ali Dogan Gonultas(Turquía), una referencia mundial en el folklore de la Anatolia y Mesopotamia; la argentina Sofía Viola, cantante, actriz y compositora de raíz latina, andina y jazzística; el conjunto de viola, acordeón y contrabajo Kroke (Polonia); el senegalés Momi Maiga, que se sirve de la kora y la voz como vehículo para transmitir reflexiones sobre los valores humanos, como su familia ha hecho de generación en generación; la multi-instrumentista, cantante, compositora, arreglista, productora musical y activista brasileña Bia Ferreira, y Diana Baroni (Argentina), una de las intérpretes de flauta travesera más reconocidas de América latina, que presentará su trabajo ‘Mujeres’ en formato trío.

Las Bodegas Enate servirán de escenario para la actuación de Bia Ferreira el 19 de agosto y los conjuntos escultóricos de Abiego y Piracés acogerán las propuestas de  Diana Baroni, el 20 de agosto, y de Ali Dogan Gonultas, el 15 de julio. El 23 de julio será el turno de Sofía Viola, que actuará en la ermita de la Virgen de la Piedad, en Almunia de San Juan. El 29 de julio Kroke actuará en el Rincón del Olivar en Alberuela de Tubo y el 4 de agosto cerrará la lista de nombres internacionales Momi Maiga, en los Llanos de Planduviar (Broto).

El público antes de uno de los espectáculos musicales en la Cartuja de las Fuentes. FOTO DPH

Circo y teatro para sorprender a pequeños públicos

Aunque el SoNna es un festival eminentemente musical, el circo y el teatro forman parte de su ADN desde la segunda edición. Este año, la primera cita será con el malabarista catalán Jordi Querol (Kerol), antiguo colaborador de Crazy Horse Paris o Cirque du Soleil, en la Balsa de la Culada de Almudévar el 30 de julio. Presentará su espectáculo ‘Welcome to my head’, “un solo de malabares excéntricos y beatbox bufonesco” que ha sido premiado en festivales de París y Japón. El 5 de agosto, la Factoría Mágica de la compañía Civi-Civiac actuará en El Pueyo de Santa Cruz ante el aforo más reducido del festival: solo 50 personas. Otro de los momentos más especiales de esta cuarta edición del SoNna se vivirá en la plaza de la Iglesia de Benasque, el 11 de agosto, con el espectáculo del catalán Jordi Mestre, ‘Soul Mountain’, que combina música, alpinismo y realización audiovisual.

El 18 de agosto, la caravana del festival se desplazará a la localidad de Fonz para albergar la gala de circo del SoNna Huesca 2023, que se celebrará en los Jardines de Casa Ric-Otal con un elenco de artistas de disciplinas circenses contemporáneas y la dirección de Encarni Corrales (Teatro Indigesto).

Seguirá el 27 de agosto el espectáculo ‘Meñique’, a cargo de la orquesta de pulso y púa Atenea y Habana Teatro en el parque de la ermita de San Bartolomé, en Altorricón, y ‘Golondrinas’, de la Compañía de Violeta Borruel. Su propuesta de danza contemporánea, que llevarán a cabo en la estación de tren de Anzánigo, homenajea a las mujeres del Pirineo que durante los siglos XIX y XX migraban al sur de Francia para trabajar allí durante el invierno y regresaban a sus casas en primavera. 

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar