9.7 C
Zaragoza
5.6 C
Huesca
-1.3 C
Teruel
1 febrero 2023

Víctor Lucea: “Aragón tiene un talento creativo muy notable”

El director general de Cultura del Gobierno de Aragón analiza, en una entrevista para Go Aragón, cómo está el sector cultural en la Comunidad y avanza algunas de las políticas en la materia que se plantean desde el Ejecutivo autonómico.

La legislatura actual ha sido complicada para todos los ámbitos, aunque la cultura ha resultado uno de los sectores más sensibles al problema que ha marcado la realidad desde 2020, la pandemia. Cómo se encuentra el entorno cultural tras el covid, su importancia en Aragón y las políticas del Ejecutivo autonómico en esta materia son algunas de las cuestiones que aborda el director general de Cultura del Gobierno de Aragón, Víctor Lucea, entrevistado por este medio.

¿Qué diagnóstico hace del sector cultural, tras el paso de la pandemia?

El sector cultural lo ha pasado muy mal, obviamente, en la pandemia. Y estamos ahora en un momento, por lo que nosotros percibimos y hablamos con agentes culturales, sobre todo, con los técnicos, de una efervescencia, coincidiendo con el verano, impresionante. La gente tiene muchas ganas de asistir a cultura en vivo y la normalidad ha posibilitado que, de alguna manera, volvamos, sobre todo en algunas actividades musicales al aire libre, a niveles prepandemia o más.

En algunas otras es verdad que está, de alguna manera, costando y tenemos que ser conscientes de que no todo resulta tan sencillo. Sabemos que a las salas de cine les está costando recuperar los niveles de asistencia. Quizás en alguna otra, como en nuestro caso los museos, también está costando volver a niveles prepandemia. Es verdad que, en asistencia a museos, hay una tendencia creciente, pero también que ha supuesto tal frenazo, tal paréntesis, que en algunos casos está costando.

Pero el contexto es favorable, entendemos que hay una tendencia favorable y una percepción de que la cultura es un elemento esencial en nuestras vidas. La pandemia ha posibilitado entre los agentes -culturales- un momento de reflexión para tomar conciencia de la fragilidad y la importancia de la cultura como un elemento esencial en las vidas de, no solo los profesionales, sino de todo el mundo.

¿Qué peso tiene el sector en el PIB aragonés en estos momentos?

Sabemos que es, según las últimas cifras, aproximadamente el 1,5-2% del PIB. Y hay un número considerable de profesionales, en torno a 10.000, vinculados a la cultura. Nosotros defendemos que, además de constituir un elemento importante para la economía aragonesa, la importancia estratégica de la cultura va más allá. Hay cuestiones a las que el mercado no llega y también tenemos que estar las instituciones ahí para ofrecer cultura. No porque tenga un rendimiento económico, sino porque es importante sostener programaciones, actividades o ideas que tengan que ver con el patrimonio cultural aragonés, con la difusión de la cultura y, poco a poco, ir trabajando con la difusión de esa cultura para que nuevos públicos se vayan incorporando. Y, sobre todo, suscitar curiosidad para que las personas se enriquezcan e investiguen en sus casas. Tenemos un riquísimo patrimonio y debemos ir más allá del mercado.

¿Cuáles serían los puntos fuertes de Aragón en esta materia?

Estamos convencidos de que Aragón tiene un talento creativo muy notable. No voy a decir disciplinas porque en todas encontramos maravillosos ejemplos y creaciones que, en algunos casos, llegan al reconocimiento popular y social; muchas veces, llega un premio detrás, que es lo que visibiliza, y en otras ocasiones, no. Pero estamos convencidos de que hay enormes talentos en todas las disciplinas, no porque sea un acto de fe, sino porque a nuestra oficina llegan a través de nuestras líneas de ayudas muchas propuestas, que tienen que explicarse en todos sus términos, y comprobamos que hay grandes creadores en casi todos los ámbitos de la actividad cultural. Son en todas las disciplinas donde encontramos grandes creadores y grandes creaciones y son las administraciones las que debemos trabajar para dar sostén y continuidad a eso.

Si usted fuera un visitante extranjero, ¿qué es lo que más le sorprendería de la cultura en Aragón?

Quizá, la riqueza de esa oferta cultural en cuanto a la heterogeneidad de propuestas a las que se puede acceder. También es verdad que focalizamos muchas veces en Zaragoza, pero Aragón, en términos generales, tiene elementos muy notables. Hay rincones maravillosos, no solo patrimoniales, sino también culturales. Nosotros hemos establecido una línea de apoyo a festivales en el territorio y viajar para encontrarse propuestas que tienen lugar en el ámbito rural, que vinculan artes escénicas, música y propuestas verdaderamente innovadoras, es algo que también hay que tener en cuenta.

Es verdad que el gran foco de irradiación y creación de cultura en Aragón no deja de ser Zaragoza, es su gran motor. Pero en el territorio, tanto en Huesca como en Teruel, hay propuestas muy interesantes que no cabe despreciar. Hay muchas y muchos rincones que descubrir. Estamos esperanzados con una línea de ayudas ligadas a los fondos MRR que publicaremos en este final de 2022, con ejecución en 2023, vinculada a la dinamización de la cultura en el ámbito no urbano; es decir, en el contexto rural. Muchos proyectos que llegan a nuestra mesa creemos, y así lo recomendamos, que van a tener una salida natural a través de esta línea de ayudas. Y ojalá tenga continuidad.

Y sobre Zaragoza, ¿tiene potencial para convertirse en un foco cultural que pueda competir con Barcelona, Madrid y otras grandes ciudades?

Debería. Desde nuestro punto de vista, la propuesta cultural de Zaragoza es, obviamente, riquísima y nosotros creemos que existe margen de mejora, de actualización a los tiempos. Por eso tenemos una propuesta cultural propia, que nunca quiere competir, pero sí sumar y complementar. Lanzamos una temporada de lírica y danza, que es un poco el buque insignia de la propuesta cultural del Gobierno de Aragón. Son tres hitos porque, con los recursos con los que contamos, ajustamos todo muchísimo, pero, sobre todo, no renunciamos a la excelencia artística, no renunciamos tampoco al talento aragonés y no renunciamos tampoco a la producción propia.

De hecho, la primera actuación programada, ‘El Barbero de Sevilla’, cuenta, por ejemplo, con la Orquesta Reino de Aragón…

Será en el Teatro Principal, el 5 y el 6 de noviembre. Y sí, creemos que va a ser un momento muy importante para la cultura aragonesa porque es una producción propia, con la Orquesta Reino de Aragón en el foso. La dirección de escena corre a cargo de Leo Castaldi, un profesional con una proyección consolidada y creciente que desarrolla producciones de escena en el (Teatro) Real, en el Liceo, La Maestranza… Y hemos conseguido, porque también entiende que es posible avanzar en la propuesta cultural, en este caso, lírica, en Aragón, contactar con él, generar una sinergia muy positiva y está encantadísimo de poder colaborar en una escena que, desde luego, va a sorprender muchísimo. Tenemos un figuración absolutamente rompedora, va a ser un Barbero de Sevilla con atuendo y estética de rock-punk y tribus urbanas.

Hace poco presentaron el proyecto transfronterizo con Francia Paisajes-Pyrenées, ¿piensan abundar en esa línea?

Es algo muy interesante. Pertenece a una actividad del Centro de Arte y Naturaleza (CDAN) desarrollada dentro del contexto de la fundación Beulas y tiene una clara aspiración de continuidad. A nuestra mesa es verdad que han llegado propuestas muy interesantes de colaboración transfronteriza. Este aspecto merecería algún tipo de proyecto o visibilización. Estamos trabajando en la idea de la internacionalización de la cultura aragonesa.

Gracias al compromiso del presidente del Gobierno de Aragón, a la disponibilidad también del departamento de Economía y creo que, generando una sinergia verdaderamente interesante de cara al futuro, este año hemos puesto en marcha dos líneas muy interesantes. Una es de apoyo financiero a través de la Sociedad para el Desarrollo Industrial de Aragón (Sodiar) a proyectos culturales, con unas condiciones favorables al crédito. Y la otra línea es de apoyo a la internacionalización de la cultura aragonesa. La desarrollamos con Arex (Aragón Exterior) en colaboración con la dirección general de Cultura. En un caso son 450.000 euros y en el otro, 150.000.

Este verano ha habido importantes citas que han vuelto y otras que han llegado, como Pirineos Sur o el Vive Latino, ¿qué balance hace de estos grandes festivales veraniegos?

Son indudablemente momentos muy importantes en términos de impacto, de visibilidad. Se mueve muchísima economía y la clave muchas veces es la continuidad. En el caso de Pirineos Sur, obviamente, lo tiene hecho; son muchísimos años de trayectoria y la marca está creada. El Vive Latino yo creo que ha entrado con muy buen pie, con la posibilidad de quedarse durante mucho tiempo porque, realmente, el festival fue todo un éxito. Y estamos ya en conversaciones previas para que el año que viene pueda haber una nueva edición. Con lo cual, el balance es muy positivo y las administraciones no podemos sino facilitar que este tipo de eventos tengan lugar, porque son muy importantes.

Hace poco se reunió con los agentes culturales para abordar un posible pacto por la cultura en Aragón, ¿cómo fue ese encuentro?

Además de los agentes culturales, quisimos que tuviera un aire institucional porque también las instituciones tienen un papel muy importante, sobre todo, en Aragón, de generación de cultura. Estaba la Federación de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP), las diputaciones y nuestros equipamientos, que son un ancla muy importante y a veces también invisible para la ciudadanía. Bibliotecas, archivos y museos están al servicio de la ciudadanía, pero para la administración es un esfuerzo importante seguir manteniendo un buen servicio en términos de acceso. Y, evidentemente, una nutrida representación del sector cultural, del sector profesional, también asociativo y de sectores específicos que tienen una visión más transversal, como el de los gestores culturales.

Las sensaciones he de decir que fueron muy positivas. Nosotros ofrecimos en esa reunión los términos de un pacto social por la cultura que debería refrendarse en próximas fechas con un documento que, de alguna manera, reforzase un trabajo sobre una ley de derechos culturales, que es hacia donde se está caminando. Algunas comunidades han avanzado ya, Navarra y Canarias tienen textos, y hay un caldo de cultivo favorable a avanzar hacia la percepción de la cultura como un bien social que puede tener un refrendo jurídico que posibilite el establecimiento y el avance en políticas culturales. Creemos que, de aquí a final de legislatura, es posible contar, no solo con un texto propuesto por la administración, sino con un texto abalado por esos agentes culturales.

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar