16.5 C
Zaragoza
14.5 C
Huesca
12.5 C
Teruel
3 octubre 2022

¿Existe un Aragón mágico? Seis leyendas y lugares para descubrirlo

Es fácil encontrar en Aragón brujas, fantasmas y otros espíritus. Son los protagonistas de muchas de las leyendas que son parte de la historia y la tradición de varias localidades de la Comunidad. Adéntrate sin miedo junto a nosotros en algunas de ellas.

Aragón es tierra de magia. No, esta vez no nos referimos a las maravillosas sensaciones que nos embargan al descubrir algunos de sus paisajes, sino a las leyendas e historias de un territorio por el que han pasado muchas civilizaciones, cada una con sus creencias, y que han convertido a nuestra Comunidad en el escenario de muchos relatos fantásticos y sobrenaturales. Te invitamos a repasar con nosotros algunos de ellos, y si te quedas con ganas de más fenómenos paranormales, recuerda que, entre el 28 y el 31 de octubre, Zaragoza acoge las Jornadas  internacionales Ocultura, en las que podrás profundizar en esta ocasión sobre los ovnis y platillos volantes. El escritor Javier Sierra, promotor de estas jornadas a través de Zaragoza Cultural, nos cuenta si existe un Aragón mágico.

 

Monasterio de San Juan de la Peña

Este es un lugar de leyendas, pero la más importante es la que cuenta cuál es el origen del monasterio, y que involucra al mismísimo diablo. Según la historia, un noble de Atarés decidió abandonar sus riquezas y emprender una vida de anacoreta en el Monte Pano. Allí vivió hasta que, un día, un elegante caballero se presentó en su cueva y la convirtió en un hermoso palacio.

El anacoreta, convencido de que estaba siendo tentado por el mismísimo demonio empezó a rezar hasta quedar inconsciente. Al despertar, el elegante noble había desaparecido, en su lugar había un ángel que le encomendó levantar un altar en honor de San Juan Bautista dentro de una cueva, donde ahora se levanta el monasterio.

Además, este monasterio tiene el honor de haber albergado el que, según los historiadores, tiene más posibilidades de ser el Santo Grial, el cáliz con el que Jesucristo utilizó en la última cena.

Tella (Pirineo Aragonés)

(Foto: Estrella Setuáin)

Esta localidad oscense era, según la leyenda, un lugar muy frecuentado por las brujas para celebrar sus aquelarres. Tanto es así, que si la visitas podrás ver elementos de protección contra ellas en las chimeneas y balcones de las casas. Era la manera que tenían sus habitantes de evitar su influjo, para lo que también construyeron tres ermitas que eran utilizadas además como exconjuraderos para alejar tormentas. Es una de las rutas más bonitas para conocer el Aragón mágico en plena naturaleza.

Si quieres saber más sobre esta leyenda, la antigua Casa de la Maestra del pueblo acoge un museo dedicado a la brujería.

Cueva de las Güixas

Pero si hablamos de brujas en Aragón es obligatorio mencionar estas grutas donde, según cuentan los lugareños, las brujas se reunían para preparar conjuros y celebrar aquelarres para invocar al demonio.

Según cuentan, llegaban volando pasada la media noche y se juntaban en la sala más grande de la gruta, desde la que además podían observar el cielo gracias a la gran chimenea natural.

Dos de las hechiceras más temibles que, según la leyenda, visitaron la zona fueron Guirandana de Lay, acusada de envenenar a varios vecinos de Villanúa, y Narbona Dacal.

Palacio de La Aljafería

(Foto: Estrella Setuáin)

El Palacio de la Aljafería es otro edificio emblemático de Aragón y también con leyenda sobre su construcción. En esta ocasión se cuenta que una noche, mientras el príncipe Ben Alfaje paseaba a orillas del río, deseó construir el alcázar más bonito jamás visto. Un deseo que escuchó un anciano con una corona de algas que se presentó como el padre Ebro. El hombre le prometió cumplir su anhelo a cambio de entregarle a su esclava favorita, la bella Hanifa.

El príncipe aceptó y cayó dormido, al despertar vio el fabuloso palacio que conocemos en la actualidad y nunca más volvió a ver a Hanifa. Hay quien dice que, en los días de cierzo, aún se escucha la voz del padre Ebro llamando a la joven. Es un lugar perfecto para conocer la historia de la Comunidad y para descubrir el Aragón mágico.

Ibón de Plan (Pirineo Aragonés)

Este precioso paraje del Pirineo también tiene su leyenda mágica. Según cuenta la historia, cada noche de San Juan sale de sus aguas una preciosa mujer mora que baila sobre ellas. Es el espíritu de una doncella que se perdió en las montañas huyendo de la guerra. Eso sí, solo pueden ver la aparición las personas de buen corazón que van al ibón en la noche de San Juan y se lavan la cara con sus aguas. Si haces la ruta hasta el Ibón de Plan, no te olvides de hacer después tu parada gastronómica en Casa Anita. ¡Eso sí que es el buen Aragón mágico!

Trasmoz

Como ves, Aragón es un lugar muy querido por las brujas, porque este pueblo de la provincia de Zaragoza es famoso por la presencia de estas hechiceras, que inspiraron incluso a Gustavo Adolfo Bécquer. El escritor se obsesionó con ellas y narró los hechizos y aquelarres que realizaban en la localidad.

Tal es la presencia de brujas en Trasmoz que hace más de siete siglos el pueblo al completo fue excomulgado. Pese a ello, no dudes en visitarlo, sobre todo el primer sábado de julio, cuando se celebra su Feria de la brujería, con recreaciones de las leyendas de la zona.

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar