26.2 C
Zaragoza
21.4 C
Huesca
19.1 C
Teruel
8 agosto 2022

Las mermeladas de Rubielos de Mora que disfrutan en el palacio de Dubai

Mari Golosa es una empresa familiar de fabricación y venta de mermeladas y otros productos artesanales que nace en Lechago y crece en Rubielos de Mora. Sus elaboraciones se comercializan internacionalmente.

En junio de 2013, Mariví Gallent y su marido David Sánchez decidieron dejar Valencia para escapar del mundanal ruido. Volaron a Lechago, un pequeñito pueblo de la provincia de Zaragoza, y al que se sentían vinculados porque era el pueblo familiar de David. Dejaron sus trabajos y se tomaron un verano sabático, plantaron un huerto y se dejaron llevar. Con el excedente de unos tomates hicieron mermelada, después siguieron con las moras y así fueron elaborando varias mermeladas con diferentes productos. Se “dejaron llevar”, cuenta Mariví, porque nada de lo que estaba por venir lo tenían planeado.

Como suele pasar en los últimos años, las redes sociales tuvieron mucho que ver. Un día subieron una foto de sus mermeladas a Facebook y alguien preguntó por el precio. “Las primeras mermeladas las vendimos en el bar, en las fiestas del pueblo”, dice Mariví. En enero, empezaron a construir el obrador en la cochera de su casa de Lechago, en apenas 30 metros cuadrados. Ahí, con Mariví y David elaborando mermeladas artesanalmente y un poco por casualidad comenzó Mari Golosa.

mari golosa mermeladas rubielos de mora
Las mermeladas de Mari Golosa son kilómetro cero y cuentan con el sello de Artesanía Alimentaria de Aragón. (Foto: marigolosa.com)

En el 2019 vieron la necesidad de ampliar las instalaciones y buscar un lugar con mejores conexiones para desarrollar su proyecto. Dieron un paso más: se mudaron a Rubielos de Mora a una nave de 500 metros cuadrados y ampliaron la sociedad gracias a una ampliación de capital con los hermanos de Mariví. Justo antes de la pandemia comenzaron a fabricar sus productos en una cocina alquilada a otra empresa y las obras de la nueva nave se desarrollaron durante el confinamiento.

Mari Golosa es ahora una empresa familiar que emplea a siete personas, cinco de ellos parte de la familia. “Sin el equipo, el trabajo de todos ellos, esta empresa no sería posible”, apunta Mariví. “Todos nos complementamos, cada uno sabe hacer una cosa y tenemos todos los palos cubiertos”, detalla.

Desde entonces Mari Golosa, cuyos productos cuentan con el sello de Artesanía Alimentaria de Aragón, ha pasado de una nave de 30 metros a una de 500, de vender mermeladas a una amplia de gama de productos que incluye miel, crema de cacahuete, galletas, torreznos… y cervezas artesanas. Este último producto aprendieron a fabricarlo tras el confinamiento del 2020, cuando adquirieron la cerveza Mijares, propia de Rubielos de Mora y cuya fabricación iba a desaparecer por el cierre de la fábrica.

mari golosa mermeladas rubielos de mora
Desde el 2020 producen cerveza artesana en Rubielos de Mora y otros productos como torreznos. (Foto: Mari Golosa FB)

Producto destacado en el mercado internacional

Entre sus mercados destaca el nacional, pero también venden sus productos, sobre todo mermeladas, fuera de España a lugares como Francia, Inglaterra, Bélgica, Alemania (donde triunfan las de naranja y mandarina) y desde hace poco a Emiratos Árabes, en Dubai.

“Estamos súper, súper emocionados porque nos consta que nuestras mermeladas de Rubielos de Mora las comen en palacio y que cuentan con el beneplácito de la jequesa de Dubai”, explica emocionada Mariví. Desde hace poco, casi 20 sabores de sus mermeladas, entre ellas las menos dulces, muchas sin azúcares añadidos y sin alcohol se distribuyen y venden en Dubai. “Le mandamos unas muestras a un contacto que tenemos que supo hacerlas llegar al palacio, ahora también se venden a jeques, magnates… sabemos que llegan a personas y familias de niveles altos de Dubai”, cuenta.

El próximo año sacarán al mercado un nuevo producto que se encuentra en pruebas y se lanzarán con dos nuevas líneas de negocio. “Creemos que pueden permitirnos complementar a los clientes que ya tenemos”, explica Mariví. Mari Golosa facturó en el 2021 500.000 euros, y su intención es “seguir en un crecimiento similar en el 2022 si el covid no entorpece más de la cuenta”. Eso sí, pese al cambio de ubicación y al crecimiento del proyecto, continúan poniendo todo su cariño en el producto manual y artesanal. “Hemos crecido en volumen y espacio, yo digo que hemos cambiado las perolas, pero seguimos moviéndolas con una pala manualmente, etiquetando a mano…”,matiza.

mari golosa mermeladas rubielos de mora
Todos los procesos son artesanales, desde la fabricación al empaquetado y etiquetado. (Foto: Mari Golosa FB)

Para Mariví haber pasado de una empresa de dos personas que daba “justo para comer” a una empresa familiar con unas instalaciones como las de Rubielos de Mora y con siete trabajadores “es importante y significativo”, sobre todo porque les permite trabajar de lo que quieren y donde quieren.

Rubielos de Mora, por su turismo, belleza y conexiones

¿Por qué decidieron mudarse a Rubielos de Mora cuando el proyecto comenzó a crecer en lugar de a una gran ciudad? No querían renunciar a la vida del pueblo, en primer lugar. “Cuando cerramos las puertas de la nave tenemos la montaña a 600 metros y mi casa a 200. Trabajar en Rubielos te permite vivir la esencia de un pueblo. Aunque el trabajo sea a veces tan estresante como en la ciudad, el entorno es diferente. Puedes ver las estrellas, respirar el aire de la montaña, sentir el cambio de las estaciones…”, argumenta Mariví.

En segundo lugar, pese a ser un entorno rural, Rubielos de Mora tiene una excelente conexión con la A23, a tan solo 17 kilómetros. “Tenemos al lado la A23, el transporte de paquetería viene todos los días, los palés se los llevan cada dos, las comunicaciones son muy buenas y los productos de kilómetro cero los conseguimos en Mercapuig a 45 minutos”. Rubielos de Mora se encuentra a 30 kilómetros del límite con Comunidad Valenciana y a 64 kilómetros de Teruel.

Por último, porque para Mariví y su familia Rubielos de Mora “es uno de los pueblos para visitar porque es uno de los Pueblos Bonitos de España. Precisamente por este interés turístico, sus productos se venden en las tiendas de Rubielos, “como forma de apoyar el turismo local”, que utilizan al mismo tiempo como escaparate para sus productos.

Descubre qué comer y dónde en Rubielos de Mora

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar