14.8 C
Zaragoza
14.5 C
Huesca
5 C
Teruel
28 febrero 2024

Lorena Orduna: “Queremos poner a Huesca en el mapa”

La alcaldesa de la capital altoaragonesa hace balance en una entrevista con Go Aragón de los primeros compases de su mandato y analiza los retos futuros que debe abordar al frente de la ciudad. El turismo, el desarrollo urbanístico y la creación del campus biosanitario son los tres ejes que la primera edil marca en esa hoja de ruta.

El pasado 17 de junio, Lorena Orduna (Huesca, 1976) fue investida como alcaldesa de la capital altoaragonesa. Desde entonces ya han pasado cuatro meses, con unas fiestas de San Lorenzo nada más llegar, en los que la regidora ya ha podido tomar contacto con la realidad de la ciudad y del cargo que ahora ocupa.

En una entrevista con Go Aragón, Orduna hace balance de estos primeros compases de su mandato y proyecta las líneas maestras de su gestión, en las que el turismo, el desarrollo urbanístico y la creación de un campus biosanitario ocupan un lugar prioritario.

Ya han pasado los primeros compases del mandato, ¿qué sensaciones tiene después de estos cuatro meses?

Las sensaciones son muy buenas, muy intensas, y la verdad es que está siendo un reto apasionante. Ya lo decía al principio, cuando fui elegida por los oscenses y tuvimos el proceso de investidura, que parecía que iba a ser un reto apasionante y así es. Para mí, es un honor poder ser la alcaldesa de mi ciudad. Hay muchísimo trabajo por delante y tenemos un gran reto para la ciudad. Estoy muy contenta, muy satisfecha y, con mi equipo, fenomenal.

Haciendo un breve resumen, ¿cuál es el estado de la ciudad ahora mismo, sus fortalezas y sus necesidades?

La ciudad tiene muchísimas fortalezas. Vamos a empezar por lo positivo, porque a mí me gusta siempre hablar en positivo; tal y como están las cosas, merecemos también un poco de positividad. Huesca es una ciudad maravillosa, que tiene un montón de años de historia, y tenemos patrimonio que, quizás, no hemos podido enseñarlo como merece la ciudad. Y tenemos muchas cosas más. Es una ciudad que podemos admirar en 20 minutos; tenemos una gastronomía espectacular, tenemos pastelería y tenemos mucha cultura también. Es una ciudad que cualquier persona puede venir 3 o 4 días a visitar antes de pasar al Pirineo, que es el gran foco turístico que tenemos en la provincia.

Pero no podemos olvidar a Huesca, la capital es una de las grandes olvidadas y esa es la situación que yo me he encontrado en mi ciudad. Es algo muy demandado por hosteleros y comerciantes, también desde las instituciones; todos opinamos que qué hemos hecho estos años atrás o qué no se ha hecho para reivindicar la posición de la ciudad como capital de provincia, con todas las bondades y la calidad de vida que tenemos. Cualquiera que quiera desarrollar un futuro profesional o familiar, esta es una ciudad estupendísima para hacerlo.

La alcaldesa de Huesca, Lorena Orduna, durante una entrevista con Go Aragón. FOTO: Marcos Díaz
La alcaldesa de Huesca, Lorena Orduna, durante una entrevista con Go Aragón. FOTO: Marcos Díaz
Usted viene del mundo de la empresa, ¿qué relaciones va a establecer con el tejido empresarial oscense?

Como el tejido empresarial es mi fuerte, por los 25 años que he estado en el sector privado, la verdad es que ha sido, quizás, lo más fácil. Huesca es una ciudad que tiene un tamaño por el que prácticamente nos conocemos todos y todo lo que ha sido tanto comercio local como empresas hemos ido de la mano. Con la confederación, con Ceos, con la CEOE y con Amephu seguimos trabajando para desarrollar esas líneas estratégicas que Huesca tiene. Además, no podemos olvidar que el 50% del suelo industrial lo tenemos libre. Somos una capital de provincia que, a cualquiera que se quiera instalar aquí, le vamos a poner alfombra roja.

También estamos apoyando al comercio local, porque es importante. Pero para que el comercio local se desarrolle y la hostelería y la pastelería sigan teniendo el nivel que tiene, necesitamos que venga gente. Por eso esa obsesión mía para que venga gente y atraer turismo de calidad, para que sea una ciudad que todo el mundo quiera visitar y que se vayan con una buena sensación de lo que es Huesca.

Entiendo que, por su ubicación en el mapa, no solo busca potenciar el turismo nacional, sino también el internacional…

Así es. En las fiestas de San Lorenzo, en agosto, evidenciamos que vienen muchísimos franceses a la ciudad. Julio y agosto son conatos de mucho turismo francés. Y hay que potenciarlo, que se alargue en el tiempo, que llegue a los puentes de octubre y noviembre. Además, como ahora tenemos demasiado buen tiempo, casi en octubre, tenemos algunos aspectos de la ciudad que se pueden visitar, tenemos mucha historia que queremos poner en valor y que queremos retomar, que quizás en estos años atrás no se había hecho.

Tenemos muchas cuestiones históricas que se pueden poner en valor para que vengan todo tipo de turistas, sobre todo, franceses, que están al lado, pero no solo franceses, también, muchos aragoneses. Yo viajo mucho a Zaragoza y mucha gente no ha estado en Huesca. Y les digo: ‘Estamos a 50 minutos, ¿cómo es posible que no hayáis estado? Tenéis que venir’. Aragoneses, navarros, catalanes, vascos y madrileños, por supuesto. Las pistas de esquí se llenan todos los inviernos, los veranos tenemos también el Pirineo repleto y de una paradita en Huesca yo les voy a convencer para que vengan (ríe).

Lorena Orduna posa en el antiguo despacho del alcalde del Ayuntamiento de Huesca. FOTO: Marcos Díaz
Orduna posa en el antiguo despacho del alcalde del Ayuntamiento de Huesca. FOTO: Marcos Díaz
Uno de los primeros fuertes del mandato nada más llegar fueron las fiestas de San Lorenzo, ¿qué balance hace?

Tú entras a gobernar un 17 de junio, te toca San Lorenzo y puedes gobernar ya 20 años (ríe de nuevo). Haces como un máster ‘cum laude’; detrás de las fiestas los días son tan intensos, aprendes, normalizas tantas situaciones y trabajas tanto… El balance de las fiestas, muy bueno. Fueron unas fiestas heredadas, algún matiz sí que tuvimos tiempo de cambiar y, sobre todo, tuvimos que cerrar prácticamente todo porque, pese a lo que digan, las habían dejado en un estado en el que tuvimos que ponernos a trabajar este equipo de gobierno. Pero muy bien, la experiencia fue muy buena, pese alguna cuestión que siempre ocurre. Y ya, preparando las del año que viene.

¿Tendrán otro aire las siguientes fiestas?

Sí. Los oscenses estaban muy molestos porque no se les había escuchado durante estos últimos ocho años. Nosotros estamos haciendo todo lo contrario; aquí se recibe a cualquier empresario, vecino o asociación que quiera hablar conmigo, plantearme algún proyecto, una queja o un problema con el que le podamos ayudar. Y así lo estamos haciendo, las agendas van que vuelan porque estamos recibiendo a todo el mundo. Pero creo que los oscenses lo merecen y las empresas que quieran instalarse, por supuestísimo, lo merecen.

No hace mucho la Asociación de Vecinos de Santo Domingo y San Martín nombró a su primer mainate, ¿cómo se ve desde el ayuntamiento?

Yo lo veo bien. Ya lo comentamos alguna vez con el equipo de gobierno. Mientras los barrios, las asociaciones de los barrios y las peñas estén de acuerdo y planteen una transición lógica, como se ha hecho con las incorporaciones de las danzantas, que este año se incorporaron dos, si los mainates tienen que llegar, nosotros lo aceptaremos. Pero como una consecución que sea lógica. El tiempo evoluciona y desde el ayuntamiento no tenemos ningún tipo de problema.

Lorena Orduna, alcaldesa de Huesca. FOTO: Marcos Díaz
La regidora de Huesca, durante la entrevista concedida a Go Aragón. FOTO: Marcos Díaz
Volviendo a hablar del mundo de la empresa, usted que tiene experiencia en ese ámbito, ¿qué puede trasladar a la Alcaldía de ese recorrido?

Creo que cualquier persona que quiera ser alcalde o alcaldesa de su ciudad tiene que haber pasado por la gestión privada, tiene que haber trabajado en la empresa, tiene que saber trabajar. Porque parecía más complicado y mucha gente, como no tenía experiencia en política, me decía: ‘Te vas a encontrar algo que quizás te puede venir grande, no vas a saberlo gestionar, los tiempos son diferentes, la burocracia es tremenda…’ Yo tengo la posibilidad de hablar con muchos alcaldes y alcaldesas de España que están en la misma posición, vienen de la empresa y ahora son alcaldes. Y a todos, lo que es gestionar nos está resultando sencillo porque teníamos mucha experiencia en este campo. Sobre todo, en el manejo de equipos, hablar con personas, marcar hojas de ruta, conseguir objetivos… al final es trabajar, tener un objetivo, planificar y llevar a tu equipo a conseguir ese objetivo.

Nosotros tenemos varios objetivos para Huesca y es cuestión de ir planificando para que eso se cumpla. A mí me gusta mucho dejar hacer, pero cuando alguien se despista o quizás vaya más lento, le ayudo un poco a acelerar o a dirigir. Es la experiencia que yo tengo en el mundo empresarial, 25 años, que no son pocos y, para mí, cualquiera que entre en política, tiene que haber trabajado primero en el sector privado. Es importante.

Por cierto, Natalia Chueca, en Zaragoza, también venía del sector privado cuando se incorporó al consistorio en el anterior mandato y, en el actual, hay tres alcaldesas del mismo signo en las tres capitales de provincia aragonesas, además de Jorge Azcón en el Gobierno, ¿eso puede favorecer a la hora de desarrollar políticas?

Muchísimo, claro que sí. La experiencia de las tres alcaldesas, tanto a nivel político como a nivel personal, ha sido buenísima porque tengo dos buenísimas compañeras, dos amigas, que en cualquier momento nos llamamos y compartimos cuestiones. Además, la novata, por así decirlo, era yo, porque Emma es una alcaldesa increíble que además quieren muchísimo y lleva muchos años; Natalia llevaba cuatro años siendo concejal, tenía más conocimientos políticos, pero viene del mundo de la empresa privada, igual que yo. Y la verdad es que tengo dos aliadas y dos amigas. Y con Jorge Azcón, evidentemente, que fue alcalde y ahora es presidente. Es una grandísima persona y hacemos muy buen equipo.

Las relaciones que tenemos son estupendas y, por supuesto, para Huesca va a suponer un cambio tener alineados todos estos sentidos, también con la Diputación Provincial. No nos olvidemos de Issac (Claver, presidente de la Diputación de Huesca), que también es una persona que viene sector privado, es muy movido, muy inteligente y, entre todos, yo creo que vamos a dar a Huesca de este ‘punch’ que le hacía falta.

En el caso de Zaragoza, ¿se va a tratar de incentivar las relaciones?

Sí, de hecho estamos ya trabajando tanto con Natalia como con Emma en un convenio de colaboración en el sector turístico para poder alinear las tres capitales de provincia. Y, específicamente, con Zaragoza, que es una ciudad de 700.000 habitantes y que estamos a 50 minutos, tenemos varios temas abiertos. Evidentemente, empresa, evidentemente, proyección; la descentralización, que Jorge Azcón lo tiene claro. Y acabamos de empezar, llevamos cuatro meses pero ya tenemos muchos temas en la mesa y estamos trabajando ya en ellos, no solamente con Jorge, también con sus consejeros, que han ido viniendo todos por aquí. Las relaciones, insisto, son muy buenas entre todos.

La movilidad entre Zaragoza y Huesca, ¿es un tema que está sobre la mesa?

Claro, el cercanías que tenemos que impulsar por las dos capitales de provincia porque, además, estamos las dos de acuerdo y lo vemos clarísimo. Ya Jorge Azcón, cuando era alcalde de Zaragoza, lo tenía también claro. Hay un flujo de movimiento tremendo entre las dos capitales y consideramos que es necesario que tenga mayor número de cercanías para que la gente que quiera vivir en Huesca o en Zaragoza pueda venir a trabajar, a estudiar, al médico o a comprar a las dos capitales. Aquí viene mucha gente de Zaragoza a comer; a mí me lo dicen, que cuando quieren comer bien, van a Huesca.

Lorena Orduna, la alcaldesa de Huesca, en su despacho. FOTO: Marcos Díaz
Orduna, en su despacho. FOTO: Marcos Díaz
Y, mirando hacia el Pirineo, que es un activo turístico de todo Aragón, desde la capital de Huesca, ¿hay algún plan para aprovechar ese potencial?

Tenemos un plan estratégico que estamos desarrollando. Pasan miles de coches por la autovía en dirección al maravilloso Pirineo y nosotros queremos poner a Huesca en el mapa, en el foco, como capital de provincia. Eso parece fácil y no es tan fácil. Pero bueno, podemos hacer algo y, de hecho, ya lo estamos haciendo. Este puente del Pilar ha sido maravilloso en datos en Huesca, hacía años que no teníamos tantos visitantes. Por lo tanto, esa inercia de trabajo y esa visibilidad que le estamos dando a Huesca, sobre todo, por mi parte, como alcaldesa y representante de los oscenses, se está empezando a notar. Y yo estoy llena de ilusión por eso.

Para terminar, ¿cuáles serían las áreas en las que su mandato quiere fijar más la mirada?

Hay tres: el turismo, es decir, que venga gente a Huesca y poner la ciudad en el mapa; el urbanismo, el desarrollo de la ciudad a nivel urbano y la renovación de los espacios del Casco Histórico de Huesca, que además supondría la regeneración del patrimonio que tenemos; y la formación, el campus biosanitario que ya comentamos con Azcón en campaña, esa necesidad que tiene Huesca de tener un montón de jóvenes y vida por la ciudad, que puedan venir aquí a estudiar con los campus universitarios que tenemos y que se desarrollen. Y, específicamente, desarrollarlos en el sector de la biomedicina porque entendemos y sabemos que es el futuro.

Tenemos un gran problema en la provincia con efectos de la despoblación también, la ausencia de médicos, de sanitarios, de enfermeros. Y, volviendo a recuperar esa tradición de Huesca, que viene del año 1300, de la Salamanca oscense, la Universidad Sertoriana, es uno de los tres pilares que estoy dispuesta a luchar por ello, hasta que lo consiga.

Esta apuesta por la formación universitaria, ¿tiene buenos visos? ¿hay predisposición por parte del Gobierno?

Bastante buenos. A las pocas semanas después de ser investido nuestro presidente ya vino a visitarme oficialmente y se comprometió en el campus universitario, en desarrollar los proyectos que ya existían, que no hay por qué pararlos, si son buenos, se continúan, y en apostar por más. Es decir, Medicina es una evidencia en Huesca y vendrán más cosas, más especializaciones en postgrados, en másteres… hay una variedad de formación técnica que es totalmente implantable en Huesca, es necesaria y puede funcionar fenomenal. Porque, además, a los padres de alumnos que son de fuera y que viven en Huesca les gusta la ciudad para sus hijos. Es tranquila y cómoda; quizás tenemos un pequeño problema de vivienda que hay que solucionar, eso es así, pero la ciudad es fantástica para estudiar y vivir.

¿Cómo le gustaría que terminara el mandato, qué tendría que pasar para que se sintiera orgullosa dentro de cuatro años?

Lo primero, no quiero que termine el mandato. Cuatro años no me des, que eso es muy poco y Huesca necesita que trabajemos más por ella. Querría que la gente estuviera orgullosa de que hubo una vez en Huesca una alcaldesa que luchó por los oscenses, que quiso poner a su ciudad en el mapa y que lo consiguió.

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar