13 C
Zaragoza
9.5 C
Huesca
6.6 C
Teruel
23 mayo 2024

María Sanz: “Cábula es la pequeña editorial de los placeres minúsculos”

Editorial Cábula fue fundada por María Sanz y Javier Sánchez. María, nacida en 1977 en Zaragoza y conocida también como Mary, es una filóloga inglesa con amplia experiencia en comunicación y en el mundo empresarial. Para ella, a sus 46 años, está “en una edad perfecta para emprender”. En diciembre de 2023, la editorial presentó su primer poemario, “Todo lo que tenemos”, escrito por Francisco Salvador Pina.

Tu trabajo actual se desarrolla en otro ámbito distinto al de la Literatura. ¿Qué te impulsó a la creación de editorial Cábula?

Actualmente trabajo en un despacho de abogadas, donde llevo la comunicación y la organización del despacho. Obviamente, poco tiene que ver con el mundo literario, aunque la gestión empresarial y la comunicación son partes significativas de cualquier proyecto profesional. Por lo tanto, siempre puedes aplicar experiencia, aprendizajes y conocimiento. Y, por otro lado, de mis orígenes como licenciada en filología inglesa, el gusto por la Literatura, la edición y el mundo editorial siempre ha estado ahí.

¿Qué objetivos tenéis con la editorial?

Cábula nace con una vocación modesta. Actualmente, igual que yo tengo otro trabajo, todas las personas que nos hemos involucrado en Cábula tenemos otras ocupaciones. Esto lo hacemos con ilusión, porque queremos traer proyectos bonitos a la sociedad. Nuestro objetivo, insisto, es modesto, pero no en la profesionalidad y en la sostenibilidad. Queremos que sea sostenible y, aunque seamos de distinto origen, esperamos que crezca todo lo posible y podamos hacer cosas importantes.

¿Qué tipo de libro queréis trabajar?

Está bastante clara la línea editorial: trabajamos poesía, novela negra y cómic. Estas son las tres ramas que queremos desarrollar en estos momentos. El pasado 18 de diciembre de 2023 hicimos una presentación de la editorial en el antiguo Casino Mercantil de Zaragoza gracias a la Fundación Caja Rural de Aragón. Fue una presentación simultánea de editorial, de autor y libro. Presentamos el primer poemario de Francisco Salvador, que se llama “Todo lo que tenemos”. Es un poemario delicioso, compuesto por doce poemas ilustrados por otros tantos artistas. ¡Y estamos encantados!

¿A qué público os dirigís?

Queremos llegar a todos los rincones. Cábula es la pequeña editorial de los placeres minúsculos. Queremos hacer una literatura de calle y con corazón, Literatura a la que cualquier persona pueda acceder y de la que pueda disfrutar. Sólo hacen falta las ganas de leer. 

¿Cuál es tu papel como editora en el proceso editorial de un libro?

En realidad, en estos momentos iniciales en los que acabamos de arrancar, somos una editorial pequeñita. Más que cumplir con funciones propias de una editora, lo que soy es una mujer orquesta. Hay que tocar muchos palos y, en las grandes editoriales, disponen de departamentos de marketing, de ventas, diseño… está todo como muy estructurado. En estos momentos, muchas de esas funciones las desempeño yo misma. Y encantada de hacerlas. Mi pata de la comunicación corporativa también me ayuda mucho a poder gestionar todo esto. Como editora, sobre todo intento acompañar al autor. Trato de ser una persona cercana, accesible y poder apoyar al autor en su proceso, hasta que la obra llegue al público.

¿Qué aspectos buscas en un libro para decidir su publicación?

En primer lugar, que refleje los valores de Cábula. Queremos editar Literatura de calle con corazón, proyectos bonitos que hablen de cosas reales del día a día. Pero, sobre todo, que tengan calidad y para ello contamos con profesionales que son los que se dedican a la revisión y lectura de las obras. En el caso de que la obra que hayamos recepcionado pase el “filtro” de estos profesionales, lo metemos en planificación si encaja con nuestros valores.

¿Cómo colaboras con los autores para mejorar sus trabajos?

A la hora de mejorar, si procede, me apoyo en la figura del profesional que se dedica a la revisión de la obra en sí. Por supuesto, aportarle todo lo que se pueda desde Cábula. Siendo cercanos, con una conversación fluida, queremos que todos los que se involucren en el proyecto, que quieran estar en Cábula, se sientan parte del equipo. Después, apoyar al autor y ayudarle, si hace falta. Transmitiendo todos esos valores de familia Cabuliana.

¿Cuál es tu enfoque para mantener un equilibrio entre la visión del autor y los objetivos de la editorial?

Por el momento, las personas que se involucran en el proyecto lo conocen desde el principio. Nos conocen, saben lo que queremos, que son obras hechas con mucho cuidado. No queremos publicar cualquier cosa, no tenemos prisa. Las prisas a veces te hacen precipitarte, aplicamos los tiempos que hacen falta, hablamos continuamente con el autor y, lo que hemos dicho: calidad, corazón, mimo, y que tenga que ver con la línea editorial.

¿Cuáles son las tendencias actuales en la industria editorial que influyen en tu trabajo como editora?

En estos momentos hay dos líneas que tenemos muy claras: la poesía y el cómic. El otro día estuve en una presentación de Irene Vallejo, quien presentaba la adaptación gráfica para un público joven de su ensayo “El infinito en un junco”. Me encantó la visión que Irene trasladó en su presentación, donde dijo que la novela gráfica puede ampliar un poco el espectro de lectores. Puede hacer que la Literatura se acerque más a los jóvenes, lo cual es muy importante para nosotros hoy en día también. Eso lo teníamos interiorizado ya. Llevamos meses trabajando en unas tiras cómicas que esperamos que salgan a la luz a final de año. La presentación de Irene me ayudó un poco también a ver que vamos en la línea. El cómic es una manera de acercarse a los jóvenes. La poesía también creo que es un género con una tendencia muy creciente. Hay muchos poetas jóvenes que están haciendo muy buen trabajo. Nosotros decidimos arrancar con poesía, un género más complicado a la hora de debutar. Salir con poesía fue un poco osado por nuestra parte, pero estamos muy contentos con el resultado. Ahora estamos trabajando dos poemarios más, que vamos a integrar en nuestra Colección Pálpito, que es como denominamos a la línea lírica de Cábula.

¿Qué estrategias utilizas para promover y comercializar los libros publicados por su editorial?

Como hemos dicho, aquí soy una mujer orquesta. Utilizamos diversos canales, pero de una manera muy controlada. Lo más importante para que el proyecto crezca son las personas. Cábula habla de libros, pero habla también de las personas que están detrás de sus libros, y de las personas a las que dirigen esos libros. Trabajamos mucho el tú a tú, nos gusta tener una relación muy personal con los lectores. Trabajamos en redes sociales. Tenemos la gran suerte de que, desde el principio, Cábula está recibiendo el cariño de la gente. También los medios están demostrando su cariño hacia Cábula de manera espontánea y nos están ayudando a potenciar nuestra imagen sin apenas tener que realizar grandes esfuerzos. Que sí que lo son, pero nos sentimos muy arropados y estamos muy contentos. Respecto a la comercialización, estamos seleccionando personalmente las librerías o los puntos de venta donde queremos que esté Cábula. En estos momentos estamos presentes en Asturias y Zaragoza. Y ahora queremos ampliar los puntos de venta.

¿Qué consejos darías a los escritores noveles que desean publicar su primer libro?

No creo que esté yo en disposición de dar consejos. Digamos que me acabo de tirar a la piscina al mundo editorial sin tener experiencia. Es un mundo que estoy descubriendo, estoy encantada en este proceso de descubrimiento. Yo creo que lo más importante es saber qué quieres, no abandonar y rodearte de las personas adecuadas. Buscar un editor que comparta contigo la visión, los valores, cómo hacen las cosas, todo el personal que se involucra en el proceso hasta que el libro llega a los lectores. Que no renuncien a su sueño, que se puede hacer.

En este periodo de tiempo que lleva la editorial en marcha, ¿Qué destacarías y por qué?

A las personas que nos rodean, pero de todos los ámbitos. De todo el proceso, desde los lectores, autores y los ilustradores, libreros, impresores, asesores. Todo el mundo que se ha acercado al proceso han sido personas maravillosas. Son las que están haciendo que esto empiece a crecer. Y entre todos lograremos llevar a Cábula a todos los rincones.

¿Vas a estar en la próxima feria del libro? ¿Qué esperas de ésta?

La primera parada, antes de la feria del libro va a ser el Día del Libro de Zaragoza, el 23 de abril. Estamos muy contentos, va a ser nuestro primer evento para tener contacto con los lectores de tú a tú. Es un evento en la calle, donde nos gusta que se hable de la literatura. Entonces estaremos allí con “Todo lo que tenemos” el primer poemario que, como he dicho antes, ya presentamos en diciembre. Además, vamos a traer algún anticipo de futuras obras que tenemos intención de sacar próximamente: otro poemario y las tiras cómicas. 

Me acompañarán durante el Día del Libro el escritor Francisco Salvador y el ilustrador Dani Marco. ¡Os esperamos!

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar