-0.1 C
Zaragoza
-3.3 C
Huesca
-5.9 C
Teruel
30 enero 2023

Manuel Rando, presidente de la Diputación de Teruel: “Tenemos una provincia de ensueño”

Al frente del organismo provincial desde el 1 de julio de 2019, este calamochino analiza en una entrevista con Go Aragón cómo se encuentra un territorio en el que observa grandes oportunidades en sectores como el turístico y del que destaca la calidad de vida que ofrece.

Manuel Rando (Calamocha, 1958) es, desde el 1 de julio de 2019, presidente de la Diputación de Teruel (DPT), además de alcalde del municipio en el que llegó al mundo. Antes, ejerció de maestro, en el Centro Rural Agrupado El Poyo del Cid, y, ahora, al frente de la DPT, observa las potencialidades de una provincia, a sus ojos, tractora de empresas, que vende “calidad de vida” y con un sector turístico pujante.

Ya nos acercamos al final de la legislatura, ¿qué balance hace?

Este ha sido un año de casi normalidad. El balance que hago de la Diputación de Teruel es en función de los objetivos que expuse el 1 de julio de 2019, cuando fui nombrado presidente. Era como mi programa electoral, aunque en las diputaciones no somos cargos electos. El objetivo número uno era la fibra óptica, para salir al mundo y que nos conozcan. Y ahí llevamos inversiones en los años 2019, 2020, con el Programa de Extensión de la Banda Ancha (PEBA), 2021 y 2022, a través de los programas europeos. El objetivo se va a cumplir, el 100% de los municipios y barrios de la provincia de Teruel van a tener fibra óptica. ¿Qué pasa? Que en cada licitación que hemos son tres años, por todo lo que suponen los trámites administrativos. Estamos ya ahora en unos porcentajes muy altos.

Este año han salido otros 5.800.000 euros. Cuando acaben estas licitaciones, faltaría únicamente en 58 municipios de los 236 que hay en la provincia. Ahora, con el nuevo plan que acaba de salir, veremos a ver hasta dónde llega, pero prácticamente llegaríamos ya al 100%. Y, para lo que reste, si hay fondos europeos, obviamente acudiremos a ellos y, si no, con la DPT, a través del Fondo de Inversiones de Teruel (FITE).

Y, en cuanto a infraestructuras como las carreteras, ¿cómo han sido estos casi cuatro años?

La segunda de nuestras propuestas era hacer un esfuerzo por mejorar las carreteras de la provincia. Hemos multiplicado por ocho el presupuesto. Hacen falta muchos más esfuerzos, mucho más tiempo, pero es un objetivo para que se vertebre bien la provincia. Y es, para una pata importante, que es el turismo, una forma de acceder a él.

Precisamente, ¿qué potencial tiene Teruel como destino turístico?

Tenemos una provincia de ensueño, maravillosa. Cuando estaba en la escuela rural, venía la gente llorando porque venían a Teruel. Y luego se marchaban llorando porque no querían dejar Teruel, aunque la familia la tuvieran en Zaragoza. Pensaba: ‘aquí algo pasa’; y claro que pasa. Es una provincia con una variedad y unas potencialidades increíbles. Dinópolis ya ha recibido 3.400.000 turistas. Nosotros nos propusimos exprimir cada comarca y para eso teníamos el patrimonio medioambiental, porque en la provincia casi no entró en la revolución industrial, y nuestro patrimonio histórico, que es increíble, pero es que luego teníamos otras potencialidades que estaban por descubrir y no se vendían bien. La gastronomía, su calidad-precio, el trabajo que ha hecho durante muchos años la escuela de hostelería, jóvenes emprendedores, las estancias, que son de una calidad increíble… Tenemos pequeños hoteles, viviendas rurales, cada una con su sello, y ya tenemos en hostelería estrellas Michelin. Por lo tanto, lo que hemos intentado hacer es vender todo eso. Vender nuestros cielos, porque mucha gente viene a ver nuestros cielos. También, a la ruta del agua, a la de la minería… tenemos mucha diversidad.

Estamos dando estabilidad al sector y cada vez están viniendo más personas del País Vasco, andaluces y, de fuera, sobre todo vienen franceses, ingleses, alemanes, italianos, de Estados Unidos y de México.

También ha cogido impulso como territorio de rodajes, ¿no?

Esto no estaba como objetivo de la diputación, porque yo era el primero que no me lo creía. Empezamos con la Teruel Film Comission y el año pasado se filmaron en la provincia 42 producciones. En Fitur nos hermanamos con Mallorca, porque ellos tenían mar y nosotros no y tiene un bagaje increíble. Y es otra industria con la que estamos trabajando.

Uno de los principales sectores de Aragón es el agroalimentario, ¿cómo se observa desde la DPT?

La agroalimentación, para nosotros, es fundamental. Hay que apoyar a los ocho productos estrella de la provincia, más el paté de Santa Eulalia, que produce el 32% del paté en España. Hemos duplicado la partida para que hagan promoción. Y nosotros estamos gastando mucho más en promoción para que se conozca Teruel; durante la pandemia, dentro de la provincia, y ahora lo que nos interesa es el exterior, también a nivel internacional.

Producimos el mejor jamón blanco del mundo. En calidad-precio, tenemos el mejor jamón. Tenemos la asociación de queseros, con industrias artesanales que no dan abasto en la venta. Son quesos increíbles. El ternasco de Teruel, el azafrán, la trufa, el aceite… en Lafayette, en París, tenemos un vino de Rubielos de Mora. Esas cosas hay que darlas a conocer.

Manuel Rando Posa en su despacho, en Teruel. FOTO: Marcos Díaz.
Manuel Rando Posa en su despacho, en Teruel. FOTO: Marcos Díaz.

Y, en el plano general, ¿cómo observa la economía turolense?

Somos tractores de empresas. Fundamentalmente, han invertido mucho las empresas turolenses. Tenemos empresas punteras en España y en el mundo, como por ejemplo Tervalis. Ahí tenemos la transformación de los deshechos del cerdo, después de una investigación con el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA), que es de lo mejor en España. Ya está esa empresa en Utrillas que se dedica a transformarlos en abonos, que son fertilizantes naturales mucho mejores que los químicos. La economía circular es nuestra base y el turismo sostenible lo estamos trabajando muchísimo.

Queremos atraer también puestos de trabajo, hemos revertido la despoblación. En el Instituto Nacional de Estadística (INE), la previsión era de una pérdida de población de 15.000 habitantes y, ahora, la previsión es de más de 2.000 habitantes. Hace poco, decían los empresarios que necesitábamos 5.000 puestos de trabajo; tenemos paro cero en la provincia. Ese Teruel oscuro y negro que pintaban algunos, victimista, se está demostrando que, de eso, nada de nada.

Y tenemos algo fundamental, estamos vendiendo la calidad de vida de la provincia, porque nuestro planeta está como está y la vida tiene que cambiar. Un objetivo fundamental ha sido apoyar a nuestros ayuntamientos, ha habido presupuestos históricos cada año en cuanto a aportaciones a los ayuntamientos, porque hay que decir que nuestros pueblos y municipios cada vez tienen más bienestar social.

Usted conoce la provincia y ha sido maestro en centros turolenses, ¿cómo ha cambiado?

En estos 40 últimos años ha habido una transformación bestial. Creo que la transformación más grande de estos 40 años de las tres provincias aragonesas se ha dado en Teruel. Nuestros padres nos decían que nos marcháramos a estudiar y a vivir un mundo mejor. De hecho, en el currículum (educativo) aragonés y español se estudiaban las bondades de la vida urbana y no las del medio rural. Y eso ha cambiado.

Decía Joaquín Carbonell que ‘De Teruel no es cualquiera’. Ahora, ¿puede vivir bien cualquiera en la provincia?

A Teruel puede venir cualquiera, pero mucho cuidado, que pondremos un límite (bromea). Este estilo de vida tampoco lo queremos perder. La provincia, como Huesca y Zaragoza, es muy extensa, entonces, obviamente, puede venir a vivir cualquiera. Es un estilo de vida muy distinto.

En octubre, el Gobierno central anunció ayudas en Soria, Cuenca y Teruel para fomentar la contratación, ¿hacen falta más incentivos de este tipo?

El Gobierno ha hecho muchísimas cosas bien. Con la pandemia, la anterior crisis y sus efectos, yo no me creía que estemos ahora con nivel más alto de empleo que antes. Cuando se lanzó el FITE, empezó con 15 millones y ahora estamos con 60 millones. Pero no solamente eso, es que, al invertir en Teruel, la Unión Europea concede 5 puntos más de subvención que en Huesca y Zaragoza. Nosotros, en la DPT, a los autónomos que están en los pueblos de menos de 500 habitantes, que son casi todos menos 19, les pagamos una parte de la cuota. Ahora tenemos una red de multiservicios que se ha copiado en España y fuera del país, que estamos potenciando.

¿Se podría decir que Teruel, en varios aspectos, es referencia internacional?

Desde luego. En educación es la provincia más innovadora de España; ha sido y es. Es innovadora totalmente y hay mucho talento en Teruel.

¿Qué necesita la provincia para darse a conocer más y mejor?

Necesita, primero, seguir trabajando en autoestima y, lo segundo, promocionarnos. Y, luego, ser innovadores, invertir en innovación y en investigación, e ir avanzando en los objetivos que tenemos en estos momentos. Y, ante todo, ofrecer calidad, porque el resto, las buenas gentes de nuestra provincia ya lo ponen.

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar