21.7 C
Zaragoza
18.9 C
Huesca
17.3 C
Teruel
18 mayo 2024

Pérez Forniés destaca que Educación contará con 155 millones más en 2024 en la apuesta por una “escuela de calidad, inclusiva y rural”

Los presupuestos del Departamento crecen un 11,17% y superan los 1.547 millones. La inversión en infraestructuras será de 49,5 millones; se duplican los fondos para la atender las necesidades educativas de apoyo del alumnado y aumentan los recursos para seguir impulsando la FP

El fondo de I+D+i sube en 10 millones, ARAID contará con un 27% más de recursos para captar investigadores y habrá nuevas líneas de ayudas por valor de 7 millones. La transferencia a la Universidad de Zaragoza asciende a más de 217 millones

 

El Departamento de Educación, Ciencia y Universidades contará el próximo año con 155 millones de euros más para garantizar un servicio educativo de calidad en la Comunidad y hacer frente a la infradotación que ha ido sufriendo en los últimos años. Así lo ha explicado hoy la consejera Claudia Pérez Forniés, quien ha dado cuenta en la comisión de Hacienda, Presupuestos y Administración Pública de la Cortes de las principales cifras del área, un presupuesto que presenta “por primera vez en mucho tiempo aumentos de dos dígitos, con dotaciones y gasto real y que es acorde a una escuela de calidad”.

Las cuentas, según ha destacado, aumentan un 11,17% y superan ya los 1.547 millones para el próximo ejercicio. Crece así el peso del Departamento en el presupuesto global de Aragón, que representa ya el 18%. Del total de la Consejería, casi el 84% de los fondos se destinan al ámbito educativo no universitario para avanzar en un modelo basado en “la libertad, la calidad, la equidad y la excelencia” y fundamentado en “inversión en capital físico y humano”.

En este sentido, la consejera ha explicado que se destinarán 49,5 millones de euros para inversiones en infraestructuras. De ellos, 25 millones se dedicarán a obras y nuevos edificios educativos (un 38% más que en el último año) y otros 23, a la digitalización de las aulas de los centros públicos.

Las principales inversiones incorporadas a las cuentas permitirán seguir ampliando infraestructuras con amplia demanda en zonas de expansión de la capital aragonesa y su área metropolitana. A lo largo del próximo año, se terminarán las obras del CPI Parque Venecia (Secundaria, 4,1 millones), del CPI Ana María Navales (Primaria, 2,1 millones), del CPI Arcosur (5,5 millones), el CPI Soledad Puértolas (Primaria, 4,9 millones) y la ampliación del Bachillerato en el IES Martina Bescós, de Cuarte (3,4 millones). Además, se iniciarán también los trabajos para el bloque de Secundaria en el CPI Zaragoza Sur.

Asimismo, se redactará el proyecto para el segundo instituto de Monzón, tras años de reivindicaciones por la saturación del centro actual, y se dota la transformación de diez guarderías en escuelas infantiles en las tres provincias. Otro paquete importante de actuaciones se centra en mejorar la eficiencia energética en las instalaciones educativas, con un presupuesto de 1,8 millones.

Crece de manera relevante también la inversión en capital humano, “fundamental para producir y proveer el bien preferente de la educación”, en palabras de Pérez Forniés. Las cuentas acaban con la infradotación de gobiernos anteriores y la partida para personal es “realista”, alcanzando los 910,7 millones en 2024 (casi 95 más que en 2023).

Entre otras cuestiones, para el personal docente, se incluye la consignación extraordinaria para integrar a los profesores técnicos de FP en el cuerpo de profesores de secundaria y se incorporan fondos reales para cubrir los procesos selectivos del cuerpo de maestros y de secundaria.

Compromiso con la inclusión, la escuela rural y el ciclo 0-3 años

Por otra parte, en virtud del “compromiso inquebrantable con el mundo rural y con la inclusión”, el nuevo Ejecutivo duplica los recursos para “que todos los niños y niñas tengan las mismas oportunidades, independientemente de sus condicionantes de partida y del sitio en el que hayan nacido”.

De esta forma, la partida para la contratación de auxiliares de educación especial, fisioterapeutas, ATS y auxiliares de enfermería se dobla –desde los 5,9 millones hasta los 12,4 millones- “Este gobierno duplica los recursos en inclusión, lo que nos va a permitir dispensar la atención que merecen todos nuestros alumnos con necesidades educativas de apoyo”, ha defendido Pérez Forniés.

También se incrementa de forma sustancial la consignación para técnicos de infantil, que alcanza los 2,2 millones en 2024, frente a los 425.000 de 2023. Y en el objetivo común de “vertebrar el territorio, desarrollar el mundo rural, garantizar el servicio educativo y apoyar la conciliación familiar”, se destinarán 8,8 millones (un 3,25% más) a la firma de convenios con entidades locales para la financiación de escuelas infantiles en las tres provincias.

En esa misma línea, se enmarca la apuesta por nuevas escuelas infantiles y aulas de dos años que se podrán seguir desarrollando en la Comunidad, según ha desgranado Pérez Forniés, gracias a fondos propios y a los remanentes de MRR, con 13 millones previstos a lo largo de 2024.

La consejera también ha destacado el aumento en los gastos de transporte –“fundamentales en el medio rural”, que suben un 19% hasta los 21 millones; así como el incremento en un 70% de las ayudas individualizadas de transporte y comedor que reciben los niños de zonas rurales por un importe global de 1,4 millones, garantizando así “la equidad” del modelo educativo.

La apuesta por la escuela rural se refuerza también con mayores recursos para los convenios suscritos con las diputaciones provinciales para obras de mejora en colegios e institutos de cientos de municipios del territorio. El próximo año, habrá medio millón de euros para cada uno de los acuerdos con la Diputación Provincial de Huesca y con la de Teruel, y por primera vez se reservan otros 200.000 euros para firmar otro acuerdo de similares características con la DPZ.

Adecuación de los gastos de funcionamiento y mantenimiento de becas

Las nuevas cuentas permitirán adecuar también la previsión para los gastos de funcionamiento de los centros y evitar, según ha destacado Pérez Forniés, que colegios e institutos “vuelvan a pasar apuros para hacer frente a sus gastos corrientes”. Este incremento será del 33%.

Entre otras, la partida para gastos de comedor se duplica y aumenta en casi 19 millones por un cambio en el modelo de gestión. A partir de enero, se hará de forma directa y “más eficiente”, centralizándose en los Servicios Provinciales, de tal forma que ya no serán los centros escolares los pagadores.

Como consecuencia, la contabilización del gasto en becas también se modifica, pese a que se mantienen en todo momento las cuantías y el número de familias becadas. La partida reflejará ahora solo la cantidad correspondiente a los becados en centros públicos que no tienen comedor y a los centros concertados (5,4 millones).

El resto de becados de centros públicos recibirán la beca en especie a través de los gastos de comedor escolar (más de 6,4 millones). Esta cifra – unida a los 2,3 millones para becas de material curricular- mantiene invariable la previsión total de 14 millones para ayudar a los más necesitados.

En cuanto al Banco de Libros, que cuenta con más de 64.000 beneficiarios en la Comunidad, los presupuestos del próximo año contemplan de forma específica 1,65 millones “con el objetivo de tramitar los pagos a los centros antes y mejor”. Y se mantiene también el programa Corresponsables, con 6,5 millones, para favorecer la conciliación con aulas matinales y vespertinas.

Formación profesional y cualificación

La consejera ha avanzado además que otra de las prioridades del Ejecutivo aragonés es el desarrollo de una Formación Profesional “de excelencia y adecuada a las necesidades del mercado laboral de Aragón”. Para ello, los presupuestos incluyen para esta formación 236 millones -19 millones más que este año, un 9% más-, tras la puesta en marcha de nuevos ciclos formativos y cursos de especialización y el incremento de un 12% en el número de alumnos.

En este apartado, la responsable autonómica ha puesto el acento en los 6 millones de fondos previstos para la acreditación de competencias, “que permitirán a miles de aragoneses seguir su aprendizaje a lo largo de la vida, mejorar su empleabilidad y por ende la competitividad de la economía aragonesa”.

Destacable es también el aumento en las cuentas para los programas de cualificación profesional inicial, destinados a jóvenes de entre 16 y 21 años en el camino a lograr un puesto de trabajo, y que contarán con un millón de euros.

En lo que respecta a la educación concertada, la consejera ha anunciado un incremento del 11% para eliminar el déficit estructural que arrastra -que sólo en 2023 se ha elevado a 12 millones de euros- y avanzar en la equiparación salarial de sus docentes.

Universidades

En cuanto a la educación universitaria, las cuentas de 2024 recogen una transferencia histórica para la Universidad de Zaragoza. Los fondos asignados superan los 217 millones -7 más que el presente ejercicio- en concepto de financiación básica, por objetivos, para grandes obras e infraestructuras y para los institutos de investigación.

Esta partida permitirá abordar, entre otras actuaciones, la mejora de la Facultad de Medicina, la construcción y ampliación de los edificios de investigación del Campus Río Ebro, la reforma de instalaciones en la Escuela de Ingeniería y Arquitectura, así como intervenciones urgentes como la adecuación y transformación de instalaciones de electricidad y climatización.

Por otra parte, se consolidan las cuantías para las tres líneas autonómicas de becas: movilidad en campus universitarios de Aragón, Erasmus y becas salario. No obstante, la responsable autonómica ha explicado que se está evaluando la implementación de otras ayudas, como un programa de becas de postgrado.

En apoyo a la descentralización de la universidad, los presupuestos incluyen también partidas para contribuir al sostenimiento de la Escuela Universitaria Politécnica de La Almunia (700.000 euros) y a los centros asociados de la UNED en la Comunidad Autónoma (más de 350.000 euros). Además, se mantienen las asignaciones presupuestarias para ayudas a las asociaciones de estudiantes, el Consejo Social y los cursos extraordinarios de todos los campus.

Ciencia e innovación

En lo que respecta al apartado de Ciencia e Innovación, la consejera ha destacado el incremento del Fondo de I+D+i, que crece en casi 10 millones de euros y asciende a 211 millones (63 millones más que cuando se puso en marcha). El fondo recoge el conjunto de recursos económicos destinados de forma transversal por toda la Administración autonómica a la investigación, el desarrollo y la innovación, y refleja –tal y como subrayado Pérez Forniés- el objetivo irrenunciable del nuevo Ejecutivo de situar a Aragón entre los territorios comprometidos con la nueva economía del conocimiento.

Con ese mismo objetivo, aumenta también un 27% el presupuesto para la Fundación Agencia Aragonesa para la Investigación y el Desarrollo (ARAID). Esta institución -que trabaja para impulsar la I+D+i como factor clave para el desarrollo de la Comunidad y cuya actividad principal es la incorporación de investigadores y científico para potenciar las líneas de investigación estratégicas para Aragón- contará con el mayor presupuesto de su historia. Pasará de 3,5 millones a 4,45.

El incremento presupuestario permitirá aumentar la masa crítica de investigadores, con una política activa de captación de investigadores de primer nivel para los centros de investigación aragoneses. Entre otras cuestiones, facilitará el desarrollo de nuevos programas de captación de talento junior o doctorados industriales.

Nuevas líneas de ayudas

En el marco del “apoyo inequívoco” a la investigación en la Comunidad y a la formación y retención del talento científico, la Dirección General de Ciencia e Innovación lanzará además este año nuevas líneas de ayudas (que se sumarán a las de predoctorales, movilidad y grupos de investigación), por un importe global de 7 millones, tal y como ha detallado la consejera.

Por primera vez, habrá una convocatoria para contratos postdoctorales junior –dotada de 1,5 euros en dos años- para financiar la incorporación de doctores jóvenes en organismos y centros de investigación. Se cubre así una carencia en esa parte de la carrera científica, que hasta el momento no contaba con ayudas por parte de la Administración autonómica.

Atendiendo a una reivindicación constante de los centros, se convocarán también nuevas ayudas por medio millón de euros para la contratación de personal de gestión de proyectos y transferencia. La tercera nueva línea vendrá a apoyar económicamente –tras cinco años de parón- actividades de divulgación y difusión científica.

Por su parte, la partida para subvenciones destinadas a impulsar proyectos de I+D 2024-2026 en líneas prioritarias crece un 25% y pasa de 4 a 5 millones de euros; el mismo incremento que experimentan las ayudas para los centros que aspiran a conseguir la acreditación como centros de excelencia Severo Ochoa o María de Maeztu.

Como fomento de las acciones científicas en el territorio, las cuentas recogen también una subida del 17% en la financiación para el Centro de Ciencias Pedro Pascual de Benasque. Y aumenta en un 60% la partida para poder hacer realidad, por fin, el registro electrónico de investigación e innovación, recogido en la ley aragonesa de ciencia de 2018, pero que todavía no se ha implementado.

 

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar