32.5 C
Zaragoza
31.1 C
Huesca
26.2 C
Teruel
4 septiembre 2022

El Melocotón de Calanda: se esperan menos kilos en 2021 pero una excelente calidad de la fruta

La Denominación de Origen Melocotón de Calanda suma dos variedades para alargar una temporada en la que se rompe la progresión de los últimos años en cuanto a kilos recogidos. Sin embargo, su presidente augura una cosecha “de calidad espectacular”

El pedrisco sufrido en los campos aragoneses durante el último año ha afectado a la cosecha de Melocotón de Calanda de esta temporada. Una situación que rompe con la tendencia de los últimos años, en los que cada campaña se recogían más kilos que la anterior. Las expectativas son recoger casi una tercera parte menos, como explica el presidente de la DO Melocotón de Calanda, Samuel Sancho: “Es lo que nos toca este año. Hay zonas en las que ha afectado y zonas en las que no ha tocado nada. El año pasado se certificaron cerca de cuatro millones y medio de kilos y este año esperamos entre un 20 y un 30 por ciento menos”.

Sin embargo, Sancho destaca que la calidad de los melocotones certificados este año va a ser “espectacular, igual que la del año pasado”. Por eso, aunque se esté lejos del récord de recolección que marcaron los cinco millones y medio de kilos de 2009, asegura que la salud de la Denominación es “muy buena”, y destaca que “el producto se está demandando muy bien a nivel nacional e internacional”.

En este sentido, recuerda, por ejemplo, que la pandemia prácticamente no les causó daños en cuanto al consumo, al revés: “No notamos un descenso, más bien al contrario, se consumió todavía más. El consumo nacional fue muy demandado y el exterior se mantuvo en las cuotas normales”.

Unas cuotas que, de media, están en torno al 25% de frutas exportadas, sobre todo a Alemania pero también a Suiza, Portugal, Italia, Francia y Holanda. Un porcentaje que llegó incluso a reducirse para atender una demanda nacional por encima de lo normal.

La DO estrena dos nuevas variedades

La producción de 2021 llega con la introducción de dos nuevas variedades de melocotón incluidas en la certificación (Pro 570 y Pro 504, que se incorporan a las tradicionales: Jesca, Calante y Evaisa), y que van a permitir alargar la campaña de esta fruta, que tradicionalmente comenzaba a mediados de septiembre. “Llevamos años trabajando para incorporarlas, son de altísima calidad y alargarán el tiempo que podemos estar produciendo Melocotón de Calanda: desde el 15 o el 20 de agosto hasta el 1 de noviembre”, explica Sancho.

melocotón de calanda

La introducción de ambas variedades ha llevado tiempo porque desde el Consejo Regulador se ha querido asegurar que su calidad les permitía entrar en la Denominación. Preguntado precisamente por lo que hace especial a esta fruta, Samuel Sancho lo tiene claro: “Tiene muchísima más consistencia, se trata de variedades autóctonas arraigadas desde hace años, cultivadas en un terreno con muchísimo sol, la climatología del territorio es lo que le da una calidad extra que en otros sitios no se puede conseguir”.

Pero no todo es cosa del tiempo, también tiene que ver el mimo con el que se cuidan los árboles y sus frutos. Un ejemplo, los trabajos de aclareo, que eliminan algunas piezas “para permitir que las que quedan alcancen el característico calibre (diámetro mínimo de 73 mm), la dureza y la cantidad de azúcar justa del Melocotón de Calanda”. O también el embolsado manual de la fruta que se produce en los últimos meses de crecimiento, para protegerlo de plagas y productos fitosanitarios.

melocotón de calanda

Retos de futuro

El Melocotón de Calanda se encuentra en plena campaña, pero no por eso dejan de mirar hacia el futuro. El presidente de la DO explica los retos a los que se enfrentan desde la DO con las 14 empresas certificadas, que pasan por mantener el trabajo y la tradición: “Que seamos capaces de instalar unas variedades consistentes dentro del territorio, y que dejemos un empleo de futuro para las nuevas generaciones, que puedan seguir con este trabajo”.

melocotón de calanda

Porque el Melocotón de Calanda, como toda agricultura de calidad, también sirve para fijar población en el medio rural, de hecho cada campaña pueden trabajar entre 2.000 y 2.500 personas; y, para que puedan seguir haciéndolo, Samuel Sancho pide apoyo de las instituciones: “Deben apoyar estos proyectos de alta calidad como son las denominaciones de origen, que aquí en Aragón tenemos muchas y de muchísima calidad, y eso ayudará a que el territorio no se despueble y a que a los jóvenes les sea atractiva esta tierra y no se tengan que desplazar, como tuvieron que hacer nuestros padres”. El Melocotón de Calanda se cultiva en la comarca del Bajo Aragón, entre las provincias de Teruel y Zaragoza y su área de cultivo la comprenden 45 municipios, algunos de ellos amenazados por la despoblación.

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar