6.8 C
Zaragoza
4.5 C
Huesca
2.6 C
Teruel
30 enero 2023

De Santa Cilia a Ruesta

Desde Santa Cilia, donde habíamos bajado tras disfrutar una vez más del maravilloso y único Monasterio de San Juan de la Peña, inigualable por ningún otro –se nota que me gusta ¿a que sí?- así que por un camino paralelo a la carretera a la carretera N-240, la cual cruzaremos un par de veces, avanzaremos pegados a ella, pasamos junto al camping Pirineos y el hotel El Bosque, y nos internamos un rato en una zona boscosa donde los peregrinos y gente que pasa se ha dedicado a construir apachetas, montículos o torretas de piedras planas unas sobre otras, creando un paisaje singular donde cada cual los habrá levantado dándole el significado que haya creído oportuno, ya que tiene muchos. Al poco salimos de la zona arbolada y llegamos al cruce donde a nuestra derecha está el puente que sobre el río Aragón lleva a Puente la Reina.

Santa Cilia

Si no vamos a entrar en la localidad pues seguimos rectos, y a unos 500 metros tomamos una carretera secundaria que baja, casi en paralelo, por la derecha de la carretera N-240. Enseguida encontramos, bien señalizado, el desvío a la izquierda que sube a Arrés, y si no seguimos para adelante hacia Artieda como marca la flecha. Sin duda merece la pena visitar Arrés, que tiene albergue donde serás muy bien tratado, y además con ello han revitalizado el pueblo, ya que estaba muerto hasta entonces, aparte tiene un par de cosillas que ver y unos buenos paisajes.

Pero lo dicho,  aquéllos que no pernocten en dicho albergue o no quieren visitarlo llegando hasta él por un agradable sendero que avanza a media ladera del Monte Samitier, tienen la opción de seguir recto en dirección a Artieda, ahorrándote un kilómetro de recorrido y cien metros de desnivel.

 

Pues como hemos avanzado tomando dirección Artieda, iniciaremos un largo tramo que recuerda mucho a la meseta castellana por su casi plana llanura, resultando igual de seco y sin agua.  Así, seguiremos avanzando entre campos agrícolas, dejaremos más adelante Martes a nuestra izquierda, un pequeño pueblo de apenas 25 habitantes y a casi dos kilómetros del Camino, aunque pienso que si hicieran que el recorrido pasara por la localidad alguna mejora tanto para el lugar como para el peregrino se lograría.

Lo mismo que con la siguiente localidad, Mianos, a 7 kilómetros de distancia, a la que llegamos y vemos en la distancia tras continuar por pistas agrícolas y algún tramo de carretera, aparte de pasar por la granja de Pardina del Solano, seguir siempre rectos con la Canal de Berdún (depresión orográfica entre Jaca y Yesa, recorrida por el río Aragón) siempre a nuestra derecha, y un poco más adelante, por un terreno abrupto y erosionado, y superados los barrancos de Calcones y Sobresechos, con frecuentes e incómodas subidas y bajadas,  llegamos a la carretera que conduce a Mianos, pequeño pueblo casi despoblado y con el mismo problema de Martes, ya que tendríamos que desviarnos dos kilómetros del itinerario del Camino, por lo que se te quitan las ganas de ir tanto a uno como a otro, aunque vuelvo a decir que si el trazado, fácil de hacer, del Camino pasara por ambas localidades, se podrían revitalizar ambas, como ha sucedido en varios lugares del recorrido hasta Santiago, donde incluso pueblos considerados ya muertos, lograron volver a la vida al pasar el Camino de Santiago por ellos. Y es que así, dejándolos fuera de mano, a dos kilómetros, nadie se acerca hasta ellos, nadie… 

Santa Cilia
Santa Cilia Foto: Turismo de Aragón

Ya podemos ver sobre un cerro Artieda, un pequeño pueblo de poco más de 100 habitantes que preside desde su altura este tramo del Camino Aragonés. Ofrece al peregrino y a sus visitantes tienda, bar y restaurante, además de albergue, pero eso si, cuando subas el cerro, que hay que subirlo paso a paso. Desde Arres serian 18  kilómetros y desde Santa Cilia 28 kilómetros sin posibilidad de repostar agua ni tener Nunkun lugar de descanso, pero no pasa nada cuando haces algo porque quieres y disfrutas con ello a pesar de los inconvenientes.

El conjunto urbano de Artieda conserva el aspecto medieval y destaca también el empedrado de las calles, y podemos encontrar la iglesia románica de San Martín, siglos XII a XIV. Pero vamos, al menos yo lo primero que busque fue el bar del albergue para refrescarme y comer algo, después ya visitaría la iglesia.

Desde Artieda, cuyos vecinos me cuentan que siempre temen terminar como Ruesta, recuperáramos el Camino siguiendo la carretera que bordea el pueblo dejándolo a la derecha, hasta llegar a la altura de una granja, y desde aquí seguimos a la izquierda hasta llegar a la carretera A-1601, con muy poco tráfico, y la seguimos a la izquierda hasta pasado el kilómetro seis, donde tomaremos un sendero y, tras cruzar de nuevo la carretera, caminar unos cinco kilómetros por un bosque de robles y otras especies, hasta salir a la carretera y ya llegar a Ruesta, donde nos quedamos.

Ruesta, pueblo abandonado y fantasma salvo por el albergue y bar que regenta una organización sindical, lugar donde se alzan las torres de la antigua fortaleza, junto al embalse de Yesa, causa de su despoblación al haberse expropiado en la década de los 60 sus casas y campos de cultivo, marchándose sus vecinos a otros nuevos lugares. Pero eso ya es otra historia, larga y triste de contar, así que lo dejaremos aquí, y en la siguiente caminaremos hacía Undués de Lerda.

Tus pasos en el camino te darán la respuesta

Caminamos entre Somport y Canfranc-estación

Caminamos de Canfranc estación a Villanua

Caminamos de Villanua a Jaca. Tercera etapa del camino De Santiago Aragonés

Fran Lucas Herrero recorre varias veces al año el Camino De Santiago Aragonés. Su web es esmicamino.es . Puedes seguirlo en instagram de @esmicaminodesantiago

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar