9.5 C
Zaragoza
6.7 C
Huesca
3 C
Teruel
18 abril 2024

Fran Lucas Herrero: “Si no fuera por el Camino de Santiago Aragonés, Aragón hoy por hoy no sería como lo conocemos”

Se trata de uno de los muchos caminos que Fran ha seguido hasta Santiago en varias ocasiones durante los casi 16 años que lleva peregrinando. Puede que no el más conocido, pero sin duda alguna, uno de los más antiguos y de los que cuenta con más historia detrás. Parte del Puerto de Somport, en la provincia de Huesca y se reparte en 6 etapas que suman un total de 179km, unificándose con el Camino de Santiago Francés en Puente la Reina, provincia de Navarra. 

Además, el pasado noviembre publicó su primer libro, “In Itinerae Stellae: Caminando por el Camino de Santiago Aragonés”. Se trata de una serie de vivencias autobiográficas, que combinadas en gran parte con la historia y la cultura jacobea, son capaces de transmitir el encanto de las tierras aragonesas y del Camino de Santiago. 

¿Cómo nace ese interés por la peregrinación y las largas caminatas a lo largo de la península? 

Mi interés en principio nació hace ya 16 años, un poco por curiosidad, porque yo cuando iba a hacer turismo normal a Galicia, veía gente que iba con la mochila, iba caminando y tal, y me empecé a interesar. Aunque ya sabía lo que era el Camino de Santiago, un día me animé e hice mi primer camino, de Sarria hasta Santiago, que son 115 km, fue bastante cortito. Después, en el segundo ya hice el de 800 km, desde Roncesvalles hasta Santiago, y ya me quedé enganchado, totalmente adicto el camino.

¿Qué fue lo que te motivó a compartir por primera vez tus vivencias como peregrino? Cuéntanos, ¿cuáles fueron tus inicios?

Yo quería intentar que la gente conozca un poco lo que es el camino realmente, y que pierdan el miedo que muchos le tienen porque piensan que no van a poder, que es algo que los va a superar, o que no saben en qué se van a meter. Simplemente es eso, darles un poco de idea para que den el primer paso y conozcan lo bonito que es el camino.

Háblanos un poco sobre la importancia histórica del Camino de Santiago Aragonés …

El Camino de Santiago Aragonés tiene una importancia histórica inmensa, más de lo que la gente imagina y más de lo que mucha gente puede llegar a pensar. Yo soy de los que piensan que realmente si no fuera por el Camino de Santiago Aragonés, Aragón hoy por hoy no sería como lo conocemos, porque fue lo que dio fuerza a Jaca, a todo lo que eran los pequeños lugares del Reino, a que se repoblará y que viniera gente de fuera… 

Y gracias a esa gente que vino de fuera, se fortaleció el Reino de Aragón y se pudo expandir y darse a conocer. Y bueno, también tiene mucha importancia toda la belleza que se recibió a través del camino con todo el arte románico y tal.

Durante el camino, ¿dirías que la figura de la Virgen del Pilar está presente en todos los lugares? ¿De qué forma lo has percibido?

No, no está del todo presente. Está presente cuando empiezas el camino en Somport, por ejemplo. Arriba, cuando vas a dar el primer paso, hay una pequeña capilla y una imagen de la Virgen del Pilar. Luego ya, pues prácticamente no te la puedes encontrar. Quizás en alguna iglesia en la que tengan una capilla, pero lo que es la Virgen del Pilar a lo largo de todo el recorrido no, no está muy presente.

¿Qué lugar o lugares de este camino aragonés te han impactado por sus mitos, leyendas o costumbres?

Pues mitos y leyendas tiene muchos, empezando por el hospital de Santa Cristina, ahí al lado de Candanchú, siguiendo con lo que es la Cueva de las Güixas, la Catedral de Jaca, que fue lo que dijo origen prácticamente a todo el arte románico en España. Y además, lo que siempre digo que es mi ojito derecho, el Monasterio de San Juan de la Peña, que es de una belleza inigualable, no hay otro monasterio como ese en toda España. Bueno, y Santa Cruz de la Serós, el pueblo abandonado de Ruesta, el pueblo sumergido por el Embalse de Yesa en Tiermas 

Por ejemplo, El monasterio de San Juan de la Peña es la creación del ermitaño que vivía ahí, y los dos que dieron origen a todo, que encontraron el cuerpo en la ermita. A partir de ahí se creó lo que es todo, la leyenda y el mito de Aragón, de ahí surgió en teoría lo que es la puerta del Reino de Aragón, de ahí surgió, lo que es el Santo Grial…, y, ¿por qué no?, ¡voy a decirlo! 

La leyenda del Rey Arturo y el Santo Grial es por Alfonso I El Batallador, y luego los anglosajones nos quitaron la leyenda y la hicieron sobre Arturo, pero está inspirada en Alfonso I. Es decir, en su libro, Perceval, se inspiró porque viajó a España, Hispania entonces, y se inspiró en Alfonso I El Batallador para escribir ese relato. Lo único que luego, cómo ha pasado con muchas cosas, nos lo quitaron y se anglosajonizó. Nos quitaron el mito, pero está inspirado en el Santo Grial y en Alfonso I.

Libro de Fran Lucas Herrero

A lo largo del viaje, ¿has apreciado algún tipo de señal o huella del paso de otros peregrinos? ¿te has planteado dejar tu propia marca?

Sí, se trata sobre todo de pequeños altares. A lo largo del camino hay numerosos y bastante llamativos, por ejemplo, hay uno cuando pasas Santa Cilia, antes de llegar a lo que es el puente de Puente la Reina. Allí tienes una pequeña zona arbolada en la que se ponen pequeños túmulos de piedras planas apiladas, y suele haber unos 100 o 200. Luego llega gente a la que no les gusta, los tiran, otros los vuelven a poner…  Es un recuerdo muy bonito, aunque ecológicamente no se aconseja hacer porque altera un poco lo que es el ecosistema, pero sí.  Luego cuelga la gente cintas, cuelga estampitas, y varios símbolos en diversos sitios. También en lo que es la subida al monasterio de San Juan de la Peña, por la variante, ahí hay algunos.

Sin embargo a mí no me gusta dejar huella. Mis huellas las llevo en el alma, de todos los pasos que voy caminando, me las guardo dentro. Procuro no alterar nada, ni siquiera cojo una piedra para dejarla en los mojones, como hace mucha gente, no. El camino tiene que dejarse intacto para que la gente que venga detrás lo disfrute.

¿Qué es lo más positivo que le aporta a alguien hacer el camino en soledad?

Sin lugar a duda poder conocerte más interiormente. La fuerza que te da, la firmeza…, pero sobre todo es lo que tú consigues interiormente, esa fuerza que consigues de superarte, de disfrutar de ser tú mismo… Porque hacer el camino es llevar tu casa y tu vida encima, no necesitas otra cosa, llevas unas zapatillas, y lo que llevas en la mochila es todo lo que posees. Y eres tú, con tus pensamientos, con tus ideas, con tu caminar y tu esfuerzo. Dices… “no voy a poder”, puedes, “hoy tengo ampollas”, da igual, “¡voy a seguir!”, y al día siguiente te levantas. A mí me pasa, yo a veces hago 40 km al día y si tengo ampollas o agujetas, digo mañana a la mañana siguiente, a las 6 o las 7 de la mañana estoy caminando.

Ahora me gustaría que nos hablaras un poco a cerca de tu libro. Cómo surge la idea…, por qué viste necesario hacer un libro sobre ello…

Llevo mucho tiempo escribiendo, pero bueno, lo que es este libro fue por mi hijo. Me dijo que le habían propuesto que yo hiciera un libro, y por mí no hay problemas, yo hago un libro de lo que haga falta. Dijo… ¿sobre el camino aragonés en concreto?, y yo dije ¡pues vale!, y es lo que hice.

Lo malo es que para mí ha sido corto, hubieran hecho falta 200 páginas más para explicar realmente lo que es el camino aragonés, pero es un libro que se basa más en las vivencias de este último camino aragonés que hice el año pasado, y además, añadí una parte histórica sobre unos peregrinos en el siglo XI. De esta forma la gente puede ver un poco la diferencia entre cómo peregrinamos actualmente y cómo se peregrinaba entonces. Así que si hay suerte, pues igual sigue un segundo libro.

¿En qué dirías que se diferencia tu libro del resto de libros de peregrinación?

En que es en primera persona, no es una guía.  Aunque el libro se puede seguir como una guía, no es una guía al uso, no te digo… duerme aquí, come aquí, bebe allí.  Son mis andanzas, ese es mi caminar, mis pensamientos, intento plasmar lo que se siente, y aparte no son consejos, son aportaciones. Vamos a decir que lo hago para el que venga detrás, que vea lo que puede encontrar y lo que puede disfrutar. Y simplemente es eso, un libro biográfico digamos, no es una guía, esa es la diferencia. 

¿Qué crees que puede aportar este libro a sus lectores?

Yo pienso que les puede aportar bastante el hecho de ver que una persona normal como soy yo, con diversos problemas físicos, también es capaz de hacer el camino, y si yo puedo, ellos también pueden. Porque hay mucha gente que cuando me conoce y ve que hago a lo mejor 40 o 50 km al día piensan… ¡este tío es un atleta!. No, no soy un atleta, soy una persona normal con diversos problemas físicos, y sin embargo, sigo andando. Me da fuerza el camino, hacer camino y… eso es, simplemente.

¿Qué resonancia crees que tiene el Camino de Santiago a nivel internacional?

El aragonés, como ya he dicho, tiene poca resonancia. Sin embargo el Camino de Santiago en general tiene resonancia a nivel internacional, lo conocen en todo el mundo. Es conocido sobre todo en Europa, Asia, y en América desde que Martin Sheen hizo la película “The way”, entonces los americanos se empezaron a aficionar mucho. Los coreanos lo conocen mucho también, porque el camino está lleno de coreanos en lo que es la temporada de primavera y de otoño. Por lo tanto internacionalmente se conoce el camino.

A demás de por ser aragonés, ¿por qué recomendarías esta variante de entre todos los caminos que llegan a Santiago?

Porque interesa promocionarlo, es un camino que para mí no se conoce lo suficiente, es un camino bello, hermoso, en definitiva, es de los mejores caminos que he recorrido, y eso que he recorrido prácticamente todos los caminos jacobeos que hay menos el de la plata. Pero el aragonés es un camino bello, tiene unos paisajes muy bonitos, y tiene un arte románico precioso. Además su gente y sus lugares se quedarán en tu recuerdo para siempre. 

Y ciertamente es así, no es porque sea aragoneses, sino porque es cierto. Yo siempre considero que la primera etapa de Somport a Jaca, esos 30 km que haces, es de las mejores etapas. No se puede igualar a la de ninguna otra etapa, la belleza que tienes bajando todo el Valle del río Aragón hasta Jaca, los pueblos que te encuentras, los monumentos, los paisajes… ¡Es una auténtica belleza! Siempre recomiendo que vayas en plan dominguero, que te vayas un domingo por la mañana, te hagas esta etapa, comas, te cojas el coche y te vuelvas a casa.

Simplemente considero que no está valorado, que se ha dejado un poco de lado, abandonado, y que no se promociona lo suficiente. Sin embargo, sería una oportunidad para promocionar el turismo, y que la gente se anime a hacerlo. Porque en algunos otros lugares, el hecho de que el Camino de Santiago pase por allí, ha conseguido que pueblos fantasma que estaban siendo abandonados consigan vida. Muchas personas viven allí por los negocios que han conseguido montar con él, eso es lo que intento conseguir, que el camino aragonés se conozca un poco más fuera.

Fuera de cámara:

¿Cuál es tu rincón favorito de Aragón? 

San Juan de la Peña.

Dinos un restaurante de la zona que no nos podemos perder.

El Castillo de Bonavia, en la carretera de Logroño. https://www.castillobonavia.es/

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar