34.2 C
Zaragoza
31 C
Huesca
26.8 C
Teruel
5 septiembre 2022

TikTok y la vida del ‘high school’ americano: el boom de los viajes escolares al extranjero

La princesa Leonor ha comenzado este año a cursar sus estudios de Bachillerato en el extranjero, concretamente en un colegio privado de Gales. Para vivir una experiencia de este tipo no hay que ser la heredera de la Corona de España (aunque sí es una inversión para familias que hayan podido ahorrar previamente) y ya son muchos los jóvenes de su edad (entre cuarto de la ESO y Segundo de Bachillerato) que todos los años cursan sus últimos años escolares fuera de España en destinos como UK, Canadá o Estados Unidos.

Quizá algunas familias estén planteando llevar a sus hijos o hijas a alguna high school estadounidense para el curso 2022-23, pero se antojará algo complejo encontrar plaza a través de algunas de las empresas que gestionan este tipo de ofertas. Estados Unidos se ha convertido en uno de los destinos de moda para cursar estos estudios.

Interway, una de las empresas más fuertes del sector que opera desde 1980 y que tiene delegación desde hace más de 30 años en Aragón, tiene ya todas las plazas completas para el curso que viene y ha abierto ya las preinscripciones para el 2023-2024. Esta empresa ofrece campamentos de verano en España para niños de 7 a 12 años, programas de verano en el extranjero o años completos en EEUU. Es precisamente en América donde son fuertes y donde en el último curso han enviado un 70% más de estudiantes que antes de la pandemia.

Vivir una experiencia lejos de la masificación

“Estamos viviendo un boom de año escolar en Estados Unidos como nunca en los últimos 30 años”, comenta Rafa Rivas, socio y director comercial de Interway. La pandemia, lejos de frenar las ganas de los jóvenes y de las propias familias de viajar a Estados Unidos a formarse, ha derivado en que todavía haya más peticiones para salir de España, aprender un idioma y conocer otras formas de vida, alejadas de la masificación de las ciudades europeas. “La pandemia ha tenido mucho que ver, los jóvenes no lo han pasado bien, han tenido muchas limitaciones… y en estos países las limitaciones son menores”, cuenta Rivas. De hecho, cuando haces este tipo de experiencias, “te vas a un pueblecito, a la América profunda, ni a Manhattan ni a Los Ángeles. Son lugares con menor densidad de población, con casitas individuales; la distancia social es su modo de vida y ahí los jóvenes españoles encuentran una experiencia diferente”, apunta.

La crisis sanitaria y el confinamiento paralizaron en un primer momento los nuevos viajes. Interway, por ejemplo, tenía más de 200 estudiantes en EEUU cuando confinaron a toda la población en España y la alerta del covid se hizo global. “Dimos la opción a las familias de que volvieran o se quedaran allí, otras organizaciones cancelaron los viajes. En muchas casos, en aquellos pueblos de EEUU estaban bastante mejor de lo que estábamos aquí y muchos optaron por terminar el curso allí”, relata Rivas. Ese mismo verano de pandemia (2020), Interway envió nuevos estudiantes a Estados Unidos que son los que han vuelto hace unos meses. “Seguramente fuimos la empresa que más estudiantes tuvo fuera de España, con 90 personas, en el 2021 enviamos a 260 y para el año que viene la idea es llegar a 350 como mínimo”, vaticina.

Los datos demuestran que la pandemia y las restricciones para viajar no han podido con la buena trayectoria que llevaba Interway. “Durante todo este tiempo hemos llevado una gestión conservadora y teníamos ahorros que nos han permitido aguantar este periodo, hemos tenido a gente en ERTE pero ahora estamos al 100%, contratando gente y este año esperamos llegar a la facturación prepandemia o quedarnos cerca”, explica Rivas.

Tik tok para conocer el espíritu del ‘high school’

La forma de plantear estos viajes ha cambiado. Antes eran los padres lo que planteaban a sus hijos irse fuera a aprender idiomas y les explicaban el valor de la experiencia, pero ahora mismo “los propios estudiantes empujan a sus padres para ir un año a EEUU”. A eso han contribuido de lleno las redes sociales. “Los vídeos de Tik Tok de alumnos que están en EEUU y muestran lo que están viviendo, el espíritu del high school estadounidense hacen que los programas se vendan solos. Nos están haciendo el trabajo a los directores de marketing. Eso sí, luego ya nos encargamos nosotros de alinear expectativas con la realidad”, cuenta el socio y director comercial de Interway.

El cliente tipo de empresas como Interway son aquellas familias que menos han sufrido la crisis del covid, la clase media-alta que ha podido ahorrar para enviar a sus hijos al extranjero durante un año, aunque no tanto como la Casa Real y los 76.500 euros que costará el Bachillerato de la princesa Leonor. La media de estos años escolares a Estados Unidos ronda entre los 12.000 euros hasta los 25.000 euros de media. Por ejemplo, trabajan con el programa Visado J-1, que se sitúa en torno a esos 12.000 euros ya que depende del Departamento de Estado de EEUU, que cede una plaza en un high school y es una familia la que se encarga de la acogida y la manutención del alumnado. “Los americanos tienen ese espíritu de acoger y es una forma para ellos de conocer otras culturas, lo llevan haciendo desde la Segunda Guerra Mundial para confraternizar con los aliados…. Están tremendamente orgullosos de su modo de vida”, dice Rivas.

Interway cuenta con ocho oficinas en toda España y factura 12 millones de euros anuales, convirtiéndose en una de las empresas más fuertes del sector de los viajes de estudios al extranjero. La empresa, nacida en 1980 para abordar un atraso lingüístico nacional comenzó a realizar campamentos de idiomas en España y cursos en Estados Unidos. Con la llegada del nuevo milenio, se consolida en el mercado español con una importante implantación de la red y se convierte en la primera empresa del sector en tener su sistema de calidad certificado. “Marcamos la diferencia en el servicio que damos porque llevamos casi 40 años haciéndolo”, apostilla Rafa Rivas, socio de la empresa junto a su hermano Carlos Rivas y los hermanos Emilio y Consuelo Bordona, presidente y directora general.

Conoce otras empresas aragonesas que operan en Estados Unidos

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar