19.6 C
Zaragoza
13.4 C
Huesca
10.5 C
Teruel
22 marzo 2023

Cinco rutas para disfrutar del otoño en Zaragoza

La provincia de Zaragoza cuenta con numerosas rutas de senderismo que recorren paisajes impresionantes. Maravillas para quien le guste la naturaleza o la arquitectura. Además, el territorio dispone de una oferta tan variada que algunas de ellas no solo se pueden hacer caminando. También son ideales para disfrutar corriendo o en bicicleta. A continuación, te detallamos cinco rutas sencillas que podrás hacer solo o acompañado con familia y/o amigos.

Ruta de Aguallueve, Anento

Vista de Anento desde arriba. Foto: Go Aragón.
Vista de Anento desde arriba. Foto: Go Aragón.

La primera ruta que te proponemos se encuentra en Anento (comarca Campo de Daroca), a 20 kilómetros de Daroca y a 83 de la ciudad de Zaragoza. Se trata de un recorrido circular, muy sencillo de hacer, que ofrece unas vistas espectaculares tanto del propio pueblo desde arriba como una vez que llegas al manantial de Aguallueve.

El camino empieza en la plaza del pueblo, más concretamente en la oficina de turismo. Desde allí, tendrás que pasar por la Iglesia y coger una senda que pronto te llevará al castillo medieval (datado del siglo XIV) y al Aguallueve, donde verás unas preciosas balsas, unas magníficas caídas de agua y las grutas formadas por el desgaste. Para volver, un tramo de escaleras te facilitará el camino.

Esta es una ruta muy sencilla, de unos 2 kilómetros de distancia, que podrás completar en aproximadamente una hora y media de tiempo. Así que, aprovechando el viaje, te recomendamos que realices una visita al municipio. Anento es considerado uno de los pueblos más bonitos de España y su iglesia cuenta con uno de los retablos góticos más grandes e importantes de Aragón, obra de Blasco de Grañén.

Como información adicional a la ruta… El pueblo dispone de un aparcamiento para visitantes en el que podrás dejar tu coche por dos euros durante todo el día. Con frecuencia, también hay visitas guiadas.

Ruta por la Laguna de Gallocanta

Grullas en la Laguna de Gallocanta. Foto: Turismo de Aragón.
Grullas en la Laguna de Gallocanta. Foto: Turismo de Aragón.

La ruta que te proponemos a continuación limita entre Zaragoza y Teruel, y es una visita obligada para amantes de las aves. La Laguna de Gallocanta (entre las comarcas Campo de Daroca y Jiloca) tiene siete kilómetros y medio de extensión y una anchura superior a dos kilómetros. Además, es uno de los ecosistemas más singulares de Europa por la diversidad de especies de aves acuáticas que aloja y sobre todo porque es el hábitat donde la grulla común descansa durante el transcurso de sus viajes migratorios. Cada otoño, las grullas llegan por miles a esta zona, creando un paisaje que no te querrás perder.

Así, el paseo que te recomendamos se inicia en el Centro de Interpretación de La Laguna de Gallocanta. Desde ese punto salen diferentes caminos, todos de gran belleza, pero te sugerimos tomar dirección a Berrueco, por una pista que sigue la laguna de forma paralela y que te permitirá ver a cientos de aves volando o descanso, a una cierta distancia, puesto que se trata de un espacio protegido y no está permitido aproximarse demasiado. Una vez en Berrueco, te animamos a subir al castillo -en ruinas-, que a su vez es un mirador impresionante. Y ya solo te quedará volver al punto inicial.

En total, esta ruta sumará algo menos de 10 kilómetros y la podrás hacer en unas 3 horas y media. Pero… ¡¡Atención!! Si te ha gustado la propuesta, debes saber que también la puedes en bicicleta. Existen múltiples recorridos que te permitirán recorrer la Laguna de Gallocanta y su entorno sobre ruedas.

Ruta Cuevas de la Morana, en Añón de Moncayo

Añón de Moncayo. Foto: Turismo de Aragón.
Añón de Moncayo. Foto: Turismo de Aragón.

Nos acercamos al Parque Natural del Moncayo, uno de los espacios más conocidos y apreciados de la provincia zaragozana, con una ruta circular y muy sencilla que te permitirá disfrutar del entorno de Añon de Moncayo (comarca de Tarazona y el Moncayo). Una zona que si ya de por sí es bonita en verano e invierno, en otoño se convierte en toda una maravilla para caminar.

Para llegar a las Cuevas de la Morana deberás seguir parte del GR-260 y el itinerario del Parque Natural del Moncayo AG-3. Pero la ruta no tiene pérdida. De camino podrás apreciar el rio Huecha, que tendrás que cruzar por un puente medieval, el lavadero del pueblo y el actual refugio de Añón (antiguo tejar). En total, la ruta son algo menos de 4 kilómetros de distancia, sin apenas desnivel, que te supondrán una hora y media de andada.

Asimismo, a 5 kilómetros de Añón de Moncayo se encuentra el Monasterio de Veruela (siglo XII), donde vivieron por un tiempo Gustavo Adolfo Bécquer y su hermano, y que podrás visitar por un precio de 1,8 euros por persona.

Los Aguarales de Valpalmas

Agualares de Valpalmas. Foto: Go Aragón.
Agualares de Valpalmas. Foto: Go Aragón.

Coge papel y bolígrafo porque esta ruta es posiblemente una de las más fáciles y sorprendentes que puedes hacer en la provincia de Zaragoza. Los Aguarales de Valdemiraz, también conocidos como Aguarales de Valpalmas, se encuentran a dos kilómetros de Valpalmas (comarca de las Cinco Villas), y son el resultado de la erosión del agua en una zona arcillosa que, con el paso de los años, ha creado unas formaciones absolutamente increíbles para la vista. ¡¡No podrás evitar fotografiarlas!!

El acceso se realiza desde la carretera que une las localidades de Valpalmas y Piedratajada, a través de una pista de tierra accesible para vehículos, aunque también se puede hacer caminando. Si optas por el coche, unos carteles te indicarán hasta dónde puedes avanzar en él. Y no te preocupes por el aparcamiento, lo podrás estacionar gratis en la zona. Si por el contrario decides caminar, tendrás por delante un paseo de unos 2 kilómetros, que tardarás poco más de una hora en realizar. Una vez allí, tendrás a tu disposición dos trayectos: uno por dentro del barranco y otro por fuera. Ambos merecen la pena.

Ruta Collado de Bellido desde el Santuario del Moncayo

Santuario Virgen del Moncayo. Foto: santuariodelmoncayo.com
Santuario Virgen del Moncayo. Foto: santuariodelmoncayo.com

Por último, volvemos al Parque Natural del Moncayo para ofrecerte otra ruta fácil de hacer. En este caso, es un paseo de ida y vuelta, es decir, no es circular, de unos 4 kilómetros y medio de distancia. Por lo que si haces ambos a pie, en total serán casi 9 kilómetros, con un desnivel de unos 300 metros.

La excursión comienza en el Santuario Virgen del Moncayo, al que podrás llegar prácticamente en coche. Desde allí, tan solo deberás tomar dirección al Collado de Bellido. Las vistas durante el trayecto y la llegada te permiten apreciar toda la llanura zaragozana. Tardarás aproximadamente una hora y media en subir y otra en bajar. Además, esta es una ruta fácilmente ampliable. Desde el collado, los más preparados tienen opción de subir al pico Lobera y apreciar las vistas aéreas de Zaragoza y Soria.

Y por si tienes ganas de más… Te recordamos que existen otras rutas fáciles que puedes hacer este otoño en Huesca, aptas para toda la familia.

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar