8.3 C
Zaragoza
5.4 C
Huesca
0.7 C
Teruel
28 noviembre 2021

De ruta por los castillos templarios de Aragón

Prepárate para conocer los siete castillos de Aragón en los que estuvieron presentes los caballeros templarios, entre el siglo XII y el XIV. Visitar estos lugares es recorrer la historia de Aragón y los movimientos militares y políticos que tuvieron lugar en esta época.

La orden del Temple fue una de las órdenes monásticas militares del Catolicismo más poderosas e influyentes de la Edad Media. Tiene origen en Francia, pero se extendió a lo largo de gran parte del mundo, en parte gracias a las cruzadas y a su apoyo a diferentes monarquías. Una de ellas fue la aragonesa, por eso los caballeros templarios tuvieron una importante presencia en nuestra Comunidad. Dado su estatus de monjes-guerreros, era habitual que se les cedieran castillos desde los que colaboraban en la defensa del territorio. Hoy te proponemos un viaje por las fortalezas aragonesas donde estuvieron presentes; muchas de ellas son solo ruinas y otras ya han desaparecido, pero sus historias dejan constancia de la presencia templaria en Aragón.

Castillo de Monzón

castillos templarios de Aragón
Castillo de Monzón. (Autor: Francisco Martinez Arias. Wikimedia Commons)

Esta fortaleza es de origen musulmán, pero, tras ser reconquistada, se cedió a la Orden del Temple en el año 1143. Ellos añadieron murallas, torres, caballerizas, un refectorio y dormitorios para convertirlo en un cuartel. Una transformación que todavía puede apreciarse en las visitas al castillo. Podrás recorrer todas estas estancias y ver por dentro, por ejemplo, la Torre de Jaime I, el lugar donde vivió el joven príncipe mientras era entrenado por los caballeros templarios como uno más, hasta que, a los 9 años, tuvo que abandonar la fortaleza.

Después de que la orden fuera declarada proscrita, a principios del siglo XIV, el castillo resistió gracias a su estratégica situación y a la facilidad de defender sus murallas, pero finalmente los defensores rindieron la plaza el 24 de mayo de 1309.

Por ser el lugar más importante para la orden en nuestra Comunidad, y el mejor conservado, el interior del castillo alberga un centro de interpretación dedicado a los templarios.

Castillo de Chiriveta

castillos templarios de Aragón
(Foto:romanicoaragones.com)

Otro de los edificios defensivos aragoneses entregados a la Orden del Temple por Ramón Berenguer IV a la Orden del Temple, este castillo es más bien una torre. Por eso, su papel no era tanto defensivo como de vigilancia del terreno que se había conquistado, por eso está levantada sobre un cerro.

Su estado actual es ruinoso, pero su vista sigue impresionando. Tiene una altura de 15 metros y muros de más de dos metros de grosor. Puedes hacer la ruta circular por el entorno de Chiriveta, de corta duración y poca dificultad.

Castillo de Chalamera

castillos templarios de Aragón
(foto:castillosnet.org)

Se trata de una edificación de origen visigodo que los templarios adaptaron para utilizarla como fortaleza, y que ya no puede verse porque quedó completamente destruida. Fue la última que rindieron tras ser condenados por el Papa, y con su asalto terminó la presencia de la Orden del Temple en Aragón. Precisamente por ser su último edificio, fue derribado por completo una vez conquistado y ahora solo puede verse el terreno sobre el que se levantaba.

Castillo de Cantavieja

castillos templarios de Aragón
(Foto: turismomaestrazgo.org)

Lo primero que llama la atención de este castillo es su estratégica ubicación, en lo alto de un barranco, adaptando su forma al terreno, algo que favorecía su defensa y su función para vigilar la frontera entre el reino de Aragón y los territorios musulmanes de Valencia. En la actualidad solo queda parte de la muralla y el torreón del vértice, que en época templaria tenía base triangular pero en el siglo XIX se aprovechó para construir una ermita de base cilíndrica.

Por su planta es fácil imaginar cómo fue su sitio, obligando a los atacantes a avanzar por un único punto, donde concentrar los emplazamientos defensivos. Los caballeros de la Orden del Temple resistieron el asedio de las tropas de Berenguer de Tobía durante ocho largos meses.

Castillo de Castellote

castillos templarios de Aragón
(Foto: senderosturisticospuntoturismodearagon.com)

El castillo de Castellote fue una de las grandes fortalezas templarias, con un gran arsenal y mucha actividad ganadera. Aquí se guardaban muchas de las provisiones que permitían a la orden emprender campañas en ultramar.

Pese a su importancia, solo se conservan actualmente restos de la sala capitular, la torre del homenaje, algunos aljibes para el suministro de agua y parte de los muros originales. En su día se accedía a través de un puente levadizo, pero hoy puede hacerse andando, eso sí, tras subir una considerable cuesta. 

Castillo de Villel

(Foto: turismocomarcateruel.com)

Otro castillo levantado para salvaguardar la frontera con el Levante; de hecho, según la leyenda, aquí se recuperó el Cid de las heridas sufridas en una batalla en Albarracín. Es el edificio más antiguo de Villel, y forma parte de su escudo. Su elemento más característico, y uno de los pocos que quedan en pie, es la torre del homenaje.

Además del evidente valor histórico de su arquitectura, esta fortaleza alberga un tesoro arqueológico: los dibujos incisos que hicieron en sus paredes algunos de los monjes-soldado pertenecientes a la Orden del Temple. Imágenes que suponen un documento gráfico de su vida y los instrumentos que utilizaban

Castillo de Alfambra 

castillos templarios de Aragón
(Foto:castillosnet.org)

Este castillo fue reconquistado a los musulmanes en 1169 y cinco años después se cedió a la Orden de Monfragüe, que acabaría unificándose con la del Temple. El lugar se convirtió en una de las fortificaciones más importantes del sur de Aragón. Un siglo después, los registros templarios reflejaban que la fortaleza contaba con casi 700 cabezas de ganado, lo que da una idea de su importancia para la orden.

Sus restos tienen una planta alargada y solo se conserva la base de una gran torre de 14 metros de largo por 7 de ancho.

¿Te has quedado con ganas de más? Te recomendamos 8 castillos de Aragón que no te debes perder.

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar