22.9 C
Zaragoza
23.9 C
Huesca
19.1 C
Teruel
21 julio 2024

Cristina Sánchez: “los mayores retos a nivel empresarial los seguimos encontrando en la lucha contra el cambio climático”

Con motivo del evento “La Rentabilidad Económica y la Agenda 2030 en las Empresas” que se llevará a cabo mañana en Zaragoza, tuvimos el honor de entrevistar a Cristina Sánchez, quien ocupa el cargo de directora ejecutiva de la Red Española del Pacto Mundial. En esta conversación exclusiva, Cristina comparte sus perspectivas y conocimientos sobre la importancia de la Agenda 2030 en el contexto empresarial y cómo las empresas pueden desempeñar un papel crucial en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, al mismo tiempo que impulsan su rentabilidad económica.

¿Puede compartirnos un poco sobre su experiencia y su papel como Directora del Pacto Mundial de la ONU en España? ¿Qué espera de esta jornada?

Dirigir en España a la organización líder en sostenibilidad empresarial es un orgullo para mí. Mi experiencia a lo largo de los años me permite ser optimista, porque la sostenibilidad está en un buen momento, pero también nos reclama estar a la altura de los desafíos del entorno y las necesidades de las empresas. En el caso de hoy, siempre es un pacer reunir a líderes empresariales como Ibercaja y representantes de la región como el Instituto Aragonés de Fomento. Es Aragón, además, una comunidad con la que llevamos años colaborando estrechamente en el impulso de la sostenibilidad empresarial. Hoy queremos presentar nuestra última publicación y novedades para los meses futuros, que estrechan el binomio entre rentabilidad y sostenibilidad. Asimismo, deseamos que este evento inspire a más empresas a seguir este camino y a comprender cómo la sostenibilidad no solo es esencial para abordar los desafíos globales, sino también una oportunidad para el éxito económico y el progreso local. 

Acabamos de celebrar el 8º aniversario de la agenda de desarrollo sostenible. En su opinión ¿Vamos a alcanzar las metas marcadas con los ODS? ¿En qué punto nos encontramos?

Nos encontramos en un punto decisivo en el que las acciones que llevemos a cabo ahora determinarán el éxito de la Agenda 2030. Si bien es cierto que la situación de la Agenda 2030 en el ecuador de su cumplimiento se encuentra en un momento crítico – sólo el 15% de las 169 metas que conforman los ODS están avanzando de forma satisfactoria, el 48% muestran desarrollos moderados y el 37% experimentan una falta de progreso o incluso retroceso. – y que nos situamos peligrosamente cerca del límite fijado en el Acuerdo de París – el calentamiento global se sitúa ya en 1,1ºC por encima de niveles preindustriales. – todavía no hemos llegado al punto de no retorno en ambos marcos sean imposibles de alcanzar. Es importante insistir en esto: aún es factible alcanzar un futuro más sostenible, y debemos multiplicar las acciones para hacerlo realidad. Justo en la mitad del trayecto, no podemos abandonar. Todos los esfuerzos que hagamos para ello nos dirigirán a un futuro mejor. Por ello, independientemente de que se alcancen o no los Objetivos, este es el camino que debemos seguir.

directora ejecutiva de la Red Española del Pacto Mundial.

¿Qué Objetivos o metas han experimentado un mayor avance en todo este tiempo?

A nivel global, algunos los ODS que han experimentado mayores avances son: el ODS 3, en el que 146 de 200 países están en camino de alcanzar la meta relacionada con la mortalidad infantil. También son relevantes los progresos registrados en ODS 6 y en el ODS 7 que muestran mejoras en el acceso a agua potable y electricidad. De hecho, respecto a este último la proporción de la población mundial con acceso a la electricidad ha aumentado del 87% en 2015 al 91% en 2021 y la cuota de energía renovable crece. Estos avances demuestran que el compromiso y la acción pueden llevarnos hacia un futuro más sostenible, pero también nos recuerdan que debemos incrementar nuestros esfuerzos y trabajar juntos para superar los desafíos pendientes.

¿Cómo puede la Agenda 2030 servir como guía para las empresas en términos de rentabilidad económica y sostenibilidad?

La Agenda 2030 marca un camino a seguir para que las empresas se conviertan en lo que llamamos “empresas del futuro”. Impulsa nuevos modelos de negocio que serán los predominantes en unos años y en los que se encierran múltiples oportunidades económicas como en el caso del sector de la alimentación, donde el valor de los modelos de negocio basados en productos ecológicos en España fue de 2.752 millones de euros en 2021, y se prevé que aumente en 2030 hasta los 5.122 millones, casi duplicando su valor. Además, este marco de Naciones Unidas puede ayudar a las empresas a gestionar riesgos relacionados con el desarrollo sostenible y que, sin duda, repercutirán en un ahorro de costes a medio y largo plazo. La apuesta por los ODS también puede contribuir a la atracción de consumidores comprometidos además de fomentar la innovación. En conjunto, la Agenda 2030 proporciona una hoja de ruta valiosa para las empresas que buscan prosperar económicamente mientras contribuyen a un futuro más sostenible.

¿Cuáles son los principales desafíos y oportunidades que las empresas enfrentan al alinear sus objetivos con la Agenda 2030?

Además de las que he destacado antes, apostar por la transformación sostenible también puede ayudar a generar alianzas con otros actores, incluidas grandes empresas que buscan proveedores sostenibles, y acceder a contratos con el sector público que, cada vez más, recogen entre sus cláusulas criterios de sostenibilidad. 

Asimismo, es importante mencionar la atracción de inversores privados. La preocupación sobre futuras crisis asociadas a aspectos medioambientales como el cambio climático unidas a una creciente conciencia ciudadana acerca del desarrollo sostenible, han hecho que los inversores desvíen su atención hacia las carteras responsables. Y es que, según nuestro último informe, “ODS Año 8. Rentabilidad económica y Agenda 2030: la sostenibilidad como sinónimo de negocio para las empresas” el trabajo en sostenibilidad impacta de forma positiva en indicadores con un componente económico como la productividad, la reducción de riesgos económicos y la rentabilidad. En concreto, respecto a este último, la publicación hace referencia a varios estudios que sostienen la relación entre sostenibilidad y rentabilidad, en los que, entre otros datos, destaca que las empresas que han asumido un fuerte compromiso con la sostenibilidad han logrado unos resultados superiores en un 11% a los de sus competidoras en el mercado de valores.

En cuanto a los desafíos, si hablamos a nivel global, los mayores retos a nivel empresarial los seguimos encontrando en la lucha contra el cambio climático, especialmente para alcanzar los objetivos de reducción de emisiones; en el ODS 5 de igualdad de género, que se considera como una de las áreas prioritarias de nuestro país; y en la gestión de los derechos humanos en la cadena de suministro. Estas áreas son, de hecho, las protagonistas de nuestros programas aceleradores, en los que tratamos de guiar a las empresas en cuestiones estratégicas de una forma práctica mediante formación y asesoramiento de personas expertas.

directora ejecutiva de la Red Española del Pacto Mundial.

¿Cuál es el papel de la colaboración entre diferentes sectores y organizaciones en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)? ¿Se está avanzando en estas alianzas entre los gobiernos, el sector privado y la sociedad civil?

Las alianzas entre diferentes actores desempeñan un papel crucial en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Esta colaboración permite aprovechar la experiencia y los recursos diversos de múltiples partes interesadas, lo que resulta en un enfoque más efectivo y eficiente para abordar desafíos globales. Además, fomenta la innovación, amplía el alcance de las iniciativas, promueve la responsabilidad compartida y tiene un mayor impacto en la promoción de soluciones sostenibles y la influencia en cambios políticos necesarios para alcanzar los ODS.

En cuanto a si se está avanzando o no en esta forma de trabajo podríamos decir que sí. De hecho, el ODS 17 se sitúa en 5º posición en el ranking de ODS más trabajados por el IBEX 35 y en el 6º puesto en el caso de las empresas españolas adheridas al Pacto Mundial. Sin embargo, el progreso varía según el tipo de empresa, mientras que las empresas del IBEX 35 han aumentado significativamente su compromiso en esta área, con un 80% informando sobre el establecimiento de alianzas en 2022, en comparación con el 57% en 2021; las empresas españolas en general han experimentado un ligero estancamiento en la creación de alianzas para la consecución de los ODS, con una disminución del 48% al 44% en 2022. Esto pone de relieve la importancia de promover una mayor colaboración entre todos los sectores para abordar de manera efectiva los desafíos sostenibles.

¿Cómo pueden las empresas, grandes y pequeñas, involucrarse de manera efectiva en la Agenda 2030? no hay que olvidar que casi el 99 % de las empresas españolas son pymes. ¿Qué acciones puede llevar a cabo una pequeña o mediana empresa?

Las empresas, tanto grandes como pequeñas, pueden contribuir de manera efectiva a la Agenda 2030 adoptando una serie de acciones clave. En primer lugar, es fundamental que las empresas se familiaricen en profundidad con los ODS y establezcan objetivos concretos y cuantificables en línea con ellos. A partir de ahí, podrán definir las acciones necesarias para alcanzarlos y realizar un seguimiento constante de los progresos. Estos son, básicamente, los pasos que se encuentran en la guía de referencia para la contribución a la Agenda 2030: SDG Compass.

Adicionalmente, como directora ejecutiva de la iniciativa líder en sostenibilidad me gustaría destacar dos aspectos más que considero cruciales en este proceso. Por una parte, el compromiso de la alta dirección y la sensibilización de toda la plantilla. Éstos son esenciales para crear una cultura organizacional orientada hacia la sostenibilidad y lograr una transformación real del modelo de negocio. Por otro lado, es importante destacar que la sostenibilidad puede implementarse de manera gradual y adaptada a los recursos disponibles, no requiere cambios drásticos de inmediato. Esto es un mensaje que debe calar en la pyme, ya que la mayoría de las pequeñas y medianas empresas perciben la sostenibilidad como una inversión inasumible por falta de recursos económicos y humanos. A ellas les decimos: sí, se puede, aunque sea poco a poco con acciones menos ambiciosas. Además, desde el Pacto Mundial de la ONU España, estamos comprometidas con su transformación y les ayudamos en el proceso. Es por ello que tenemos disponible un espacio web en abierto con más de 90 recursos seleccionados y buenas prácticas para mejorar la integración de los ODS y los Diez Principios en las pequeñas y medianas empresas. 

Jornada Sostenibilidad empresarial Huesca

¿Cuáles son los ODS más trabajados por la empresa española?

De acuerdo con nuestro informe Comunicando el Progreso 2022, en el IBEX 35 destaca una priorización de los Objetivos de corte medioambiental y económico con el ODS 13 de acción por el clima, el 8 sobre trabajo decente y crecimiento económico y el 9 de innovación e infraestructuras en los primeros puestos del ránking. Mientras que, entre las empresas españolas adheridas al Pacto Mundial de la ONU, siguen teniendo una importante presencia los de carácter social, con el ODS 5 en primer lugar junto al 8 y el ODS 3 sobre salud y bienestar en tercer lugar.

¿Cuáles son los principales obstáculos que enfrentan las empresas en España y a nivel global al tratar de integrar la sostenibilidad en sus operaciones y estrategias?

En base a las conclusiones extraídas de nuestra consulta integral en ODS, los principales obstáculos a los que se enfrentan las empresas a la hora de integrar la sostenibilidad en sus estrategias son la falta de recursos internos (45%), escasos incentivos para contribuir a los ODS (28%) y la ausencia de herramientas y recursos que faciliten la contribución a los ODS (28%). 

Desde el Pacto Mundial de Naciones Unidas España intentamos ayudarles con esta tercera demanda, a través de la edición de guías y publicaciones que contribuyan a aumentar su conocimiento sobre sostenibilidad, herramientas que les ayuden a mejorar la integración de ésta dentro de la compañía y formación tanto a nivel básica como avanzada para que todas las entidades, independientemente del nivel de conocimiento que tengan. 

¿Cuáles son las tendencias y desarrollos que ve en la relación entre empresas, rentabilidad económica y la Agenda 2030 en los próximos años?

Según nuestro último informe, podría citar cinco: en primer lugar, las finanzas sostenibles ganarán protagonismo, con inversores y entidades financieras priorizando proyectos sostenibles, lo que reduce los costes de financiación para las empresas. En segundo lugar, las empresas se centrarán en adoptar modelos de negocio sostenibles para generar ventajas competitivas, mientras que la innovación en procesos y materiales sostenibles será un factor importante. Además, se fortalecerán las cadenas de suministro sostenibles para aumentar la resiliencia y la rentabilidad, y se prestará mayor atención al bienestar de los empleados para impulsar la productividad. Estas tendencias no solo promoverán la sostenibilidad, sino que también influirán en la rentabilidad económica de las empresas en el contexto de la Agenda 2030.

 ¿Qué consejos daría a las empresas que están empezando su viaje hacia la sostenibilidad y la consecución de los ODS?

En este punto, lo importante es que la compañía, sea de la naturaleza y tamaño que sea, apueste por el desarrollo sostenible y lo haga siguiendo un proceso estructurado que la ayude a identificar su impacto en la materia, a establecer objetivos específicos y a realizar un proceso de seguimiento, evaluación y mejora. Y, por supuesto, que abogue por la formación a la plantilla sobre ODS para que cada uno de los empleados y empleadas pueda trabajar estos aspectos día a día desde su puesto de trabajo.

¿Cuál sería su mensaje principal para las empresas y la sociedad en general en relación con la rentabilidad económica y la Agenda 2030?

El mensaje principal es que la sostenibilidad y la rentabilidad no son objetivos mutuamente excluyentes, sino que están estrechamente interconectados. La Agenda 2030 ofrece un camino hacia un futuro en el que las empresas pueden prosperar económicamente al mismo tiempo que contribuyen de manera significativa al bienestar social y al medioambiente. Es este marco, de hecho, una oportunidad para las empresas y aquellas que sepan verlo, serán las que mejor estén posicionadas en los próximos años.

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar