14.8 C
Zaragoza
14.5 C
Huesca
5 C
Teruel
28 febrero 2024

Dinesh K. Patnaik, embajador: “Las empresas españolas que quieran ser globales tienen que estar presentes en India”

Dinesh K. Patnaik lleva ya casi dos años al frente de la embajada de la India en España y tiene claro su objetivo: dar a conocer a todos los niveles el potencial de ambos países. Consciente del crecimiento de su país, que este año pasó a ser el más poblado del mundo, defiende que las empresas españolas que quieran ser globales tienen que estar presentes en India.

Como subraya en una entrevista con Go Aragón en su despacho en la embajada, en Madrid, las compañías españolas no pueden perder la oportunidad de aprovechar las ventajas de este crecimiento.

Usted está al frente de la Embajada desde el 16 de enero de 2022. ¿Cómo han sido estos meses?

Asumí el cargo en enero de 2022 y la primera semana de febrero fui recibido por el rey, eso significa que ya llevo aquí un año y diez meses. Ha sido un periodo maravilloso en el que he descubierto España como un lugar en el que India debería ser capaz de hacer muchas más cosas.

Afortunadamente, tenemos muy buenas relaciones con España, pero estas relaciones pueden ser todavía mejores, ya que en España hay todavía mucha gente que no conoce el potencial de India. Y, por otro lado, cuando los indios miran a Europa suelen hacerlo hacia otros países y no tanto hacia España.

Por eso, en este tiempo estamos creando puentes para unir a las compañías y a las personas: empresarios, políticos, académicos, estudiantes universitarios, personas del mundo de la cultura… El objetivo es que las personas de India y de España se conozcan mejor.

Estamos creando puentes para unir a las compañías y a las personas.

¿Cuáles son los principales retos que asume?

El reto tiene que ver totalmente con la información. En España, la información sobre India es limitada y, en India, la información sobre España es limitada también.

Puedo dar muchos ejemplos. Por ejemplo, muy pocas personas en India saben que España es uno de los mayores exportadores de defensa en el mundo. Cuando piensan en el país, piensan en playa, fiesta, vacaciones… El conocimiento es muy limitado y lo mismo pasa en España sobre la India: ven un país exótico, pero no ven un país donde puedes hacer negocios, un país a la vanguardia en tecnología y que acaba de aterrizar una nave no tripulada en el polo sur de la luna, algo que sí que ha tenido mucha cobertura en España.

El conocimiento se da más entre empresarios, académicos y políticos, pero no entre la mayoría de la gente. Así que mi mayor desafío es ser capaz de educar a la gente sobre los diferentes aspectos de la India. Por supuesto, conocen la India, pero de forma general: el yoga, Bollywood… Pero hay más fortalezas: la tecnología, el comercio, los negocios… Ese es mi gran reto.

El embajador de la India en España, Dinesh K. Patnaik, durante la entrevista. Foto: Inés Escario.
El embajador de la India en España, Dinesh K. Patnaik, durante la entrevista. Foto: Inés Escario.

Actualmente, ¿cómo son las relaciones entre India y España?

Las relaciones son muy buenas, no tenemos ningún problema. Pero esa no es la cuestión. Las relaciones no se construyen sobre una base de que no hay problemas, se construyen sobre algo más.

Entonces, necesitamos construir esa relación en la que podamos confiar los unos en los otros, donde podamos hacer negocios, donde nuestras compañías trabajen juntas, donde nuestro comercio alcance posiciones altas. La presencia de los negocios de India en el ecosistema español es todavía muy baja, y lo mismo pasa a la inversa. También nuestros políticos tienen que conocerse.

Siempre cuento que Cristóbal Colón se fue de España para llegar a India, ¡y todavía no la ha encontrado! Llegó a América, pero España todavía está intentando encontrar India (ríe). Entonces, creo que mi tarea, la suya y la de todos es ayudar para que España encuentre a la India y la India encuentre a España.

La presencia de los negocios de India en el ecosistema español es todavía muy baja, y lo mismo pasa a la inversa.

 Este 2023, India ocupa la presidencia del G20 y España la presidencia del Consejo de la Unión Europea, durante este segundo semestre. ¿Cuáles son los principales desafíos a los que se enfrentan?

Por supuesto, hay muchas cosas que hemos planeado para el G20. Esta presidencia es una forma de mostrarle al mundo hasta dónde ha llegado India y también de focalizar en asuntos que son muy importantes para el mundo.

El G20 empezó con un enfoque económico y financiero, pero, con el paso de los años, se ha convertido en más político. Nosotros queríamos volver a las cuestiones centrales: cómo resolvemos los problemas económicos y financieros, cómo afrontamos las cuestiones de sostenibilidad, de medioambiente, la transición verde o la transición digital. Son algunas de las áreas en las que nos hemos querido centrar.

Con la presidencia española también hay asuntos con los que podemos trabajar juntos, de nuevo, la transición verde, la digitalización, la sostenibilidad o hacer que las cadenas de suministro sean más resilientes. Y, lo más importante, trabajar juntos para un tratado de libre comercio. Pero, desafortunadamente, por las cuestiones de la situación política, España no ha tenido la capacidad de hacer algunas cosas a las que está dispuesta. Hemos hecho mucho, pero podríamos haber hecho más.

El embajador de la India en España atiende a Go Aragón en su despacho. Foto: Inés Escario.
El embajador de la India en España atiende a Go Aragón en su despacho. Foto: Inés Escario.

China dejó de ser el país más poblado a comienzos de 2023 e India tomó la delantera. Ahora mismo, además, es la quinta economía en términos de Producto Interior Bruto (PIB). ¿Qué suponen estos cambios?

Somos el país más poblado y la quinta potencia económica del mundo, y pronto nos convertiremos en la tercera. La situación es muy propicia para nosotros: hoy tenemos la combinación correcta.

Si miramos al resto del mundo, hay problemas de crecimiento del PIB y nosotros somos los únicos con un crecimiento alto del PIB, baja inflación y empleo alto. Todas estas cosas positivas están sucediendo juntas al mismo tiempo.

De hecho, no creo que la población sea una carga, creo que es un activo. Tenemos una población muy joven y tenemos que gestionar bien este asunto. Estoy seguro de que lo haremos porque el primer ministro y nuestro Gobierno están centrados en cómo hacer que estén lo suficientemente preparados para afrontar los problemas del mundo. Así que creo que si gestionamos bien el tema de la población será un gran activo para el mundo. Incluso hoy mismo si miras a los CEO de las compañías “top”, como Microsoft, Google o Starbucks, encuentras a un indio en lo más alto.

De hecho, los indios son una comunidad que todos los países quieren atraer porque son talentosos, inteligentes, trabajadores y no crean problemas sociales y políticos en el país. Así que, en ese sentido, India, como país más poblado y tercera economía más grande, contribuiremos a la economía global, así como a la estabilidad global.

No creo que la población sea una carga, creo que es un activo.

El Fondo Monetario Internacional estima que va a ser la potencia que más crezca económicamente en los próximos años. ¿Se nota esto su país?

Estamos creciendo más lento de lo que esperábamos, aunque seamos los más rápidos en crecimiento. Necesitamos crecer más rápido si queremos dar a nuestra gente los beneficios del progreso y por eso el Gobierno está trabajando duro todos los días para implementar políticas que aseguren que la economía india crece lo más rápido posible.

Pero vivimos en un mundo globalizado y nuestro crecimiento también depende te la economía global. Así que este crecimiento está siendo limitado porque el crecimiento económico global se ha ralentizado por la guerra en Ucrania y el incremento de los precios. Ahora, también en Oriente Medio. Así que todo esto va a tener un efecto en nuestra economía, a pesar de que siga siendo la más rápida en crecimiento. Así que podemos imaginar lo rápido que podría crecer sin los asuntos mencionados.

Dinesh K. Patnaik es embajador de la India en España desde comienzos de 2022. Foto: Inés Escario.
Dinesh K. Patnaik es embajador de la India en España desde comienzos de 2022. Foto: Inés Escario.

En cuanto a las relaciones comerciales con España, ¿cómo son?

Muy buenas, tenemos relaciones comerciales por casi 8.000 millones de dólares y contamos con cientos de compañías españolas en India trabajando en campos como químicos o comunicaciones. Hay algunas áreas de colaboración interesantes como defensa o la espacial, que es un ámbito nuevo.

En general, las relaciones son muy buenas, pero muy bueno no es suficiente, tienen que ser excelentes para llegar a una situación mejor. 

Este diario organiza un Ciclo de Conferencias de Oportunidades de Negocio en Asia. Una de las sesiones, en Zaragoza, estuvo dedicada a la India. ¿Tiene algún consejo para los empresarios aragoneses que quieran invertir en el país?

En general, los mismos que a cualquier empresario: haz bien los trámites, conoce tu mercado, realiza una buena investigación, ten claro cuál es el producto que quieres vender, comprar o producir, contrata a la gente adecuada…

Específicamente sobre India puedo decir que las empresas españolas que quieran ser globales tienen que estar presentes en India, y no podemos cometer el error de esperar a que India crezca todavía más para llegar.

Tenemos compañías de toda Europa -Alemania, Italia, Francia, Reino Unido o Países Bajos- que ya se han establecido en India. Las empresas de España no pueden perder la oportunidad de aprovechar las ventajas de este crecimiento.

Así que invito a todas las empresas que busquen información a acercarse a Go Aragón o a la embajada. Ahora mismo acabamos de lanzar una Cámara de Comercio para asesorar en diferentes cuestiones y esperamos poder tener pronto un acto en Zaragoza.

Las empresas de España no pueden perder la oportunidad de aprovechar las ventajas de este crecimiento.

¿Cuáles cree que son los sectores más interesantes en los que las empresas españolas pueden aportar valor?

Los sectores en los que las empresas españolas están más focalizados son energías renovables, ingeniería, industria química o farmacéutica, además de informática. Pero el futuro pertenece a la industria de la defensa, como comentaba, muy pocos son conscientes del mercado de la defensa en España. Y justo ahora la defensa india está buscando partners.

De hecho, acabamos de hacer un pedido con Airbus de 56 aviones, estamos negociando sobre submarinos y barcos. También en términos de misiles y de radares sabemos que tiene un mercado enorme.

Lo mismo sucede con la tecnología espacial en un momento en el que tanto el espacio como el ciberespacio son el futuro. En cuanto a la tecnología del espacio, India es una gran potencia, acabamos de aterrizar en la luna cuando otros países no lo consiguieron. España también tiene una importante industria en este sentido, con lanzamientos de satélites y cohetes. Es un área en la que podemos trabajar juntos.

Otro aspecto que compartimos es la producción de cine. En España es muy grande y en India producimos casi 3.000 películas al año. Es otra de las cosas en las que podemos trabajar juntos, pero también en computación o en la industria del gaming.

Y, por supuesto, continuar con los sectores tradicionales, como la agricultura o la industria farmacéutica.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en España hay 51.440 personas de origen indio, 225 se encuentran en Aragón. Por lo que ha podido observar en la embajada, ¿cuáles son los perfiles de estos residentes? 

Hay dos perfiles de ciudadanos. Por un lado, algunos que vinieron hace mucho tiempo y se convirtieron en ciudadanos españoles. La mayoría vienen de una zona específica de la India. Ellos ayudaron también a construir la economía española.

Pero ahora los profesionales que llegan trabajan en áreas muy diferentes, como informática, la industria farmacéutica, ingeniería, dirección, recursos humanos… Y a todos ellos les gusta España, no solo porque es un buen país para vivir, sino también porque compartimos particularidades culturales, como que somos gente muy familiar, que es feliz trabajando y disfrutando al mismo tiempo. 

Una parte importante son los estudiantes, ¿cómo es el intercambio con España? 

Sí, cada vez hay más estudiantes que vienen a España, pero no muchos si lo comparamos con otros países, como Alemania, donde acuden entre 10.000 y 15.000 estudiantes al año, o Francia, Países Bajos, por supuesto Reino Unido, Canadá o Australia.

En España son unos 2.000-3.000 al año, lo cual es muy poco teniendo en cuenta la calidad de las universidades del país. Así que creo que España tiene que trabajar para atraer más estudiantes indios.

La principal brecha es la del idioma, pero ahora hay muchos indios aprendiendo español y contamos con uno de los Institutos Cervantes más grandes, que está abriendo nuevos centros. Así que espero que cada vez haya más indios hispanohablantes que puedan disfrutar del sistema educativo español y trabajar aquí.

Espero que cada vez haya más indios hispanohablantes que puedan disfrutar del sistema educativo español y trabajar aquí.

En la charla organizada por Go Aragón acerca de la India se subrayó lo bien formados que están los jóvenes indios. ¿Cómo lo percibe usted?

Tenemos muchos estudiantes cualificados en diferentes áreas: de ingenieros a doctores o expertos en tecnologías. La cuestión es que hay una gran demanda de estos profesionales porque India está creciendo y el mundo está creciendo.

Ahora estamos hablando con el Gobierno para firmar un acuerdo de migración y movilidad, así que si podemos llegar a este acuerdo, España sería capaz de atraer el mejor talento de la India sin el problema de la inmigración, porque sería inmigración legal.

Si hablamos de cultura, este mes de noviembre se celebra en Madrid ‘Olé India’, un festival que permite conocer mejor la cultura india. ¿Cuáles son los aspectos más apreciados aquí de su cultura?

Los españoles conocen bastante bien la cultura india: el yoga, la meditación, todo lo relacionado con la espiritualidad… He descubierto aquí que lo siguen sobre todo las mujeres, que también conocen la joyería india o su industria textil, que están entre los productos más exportados. También conocen nuestra música o nuestros bailes, tanto los de Bollywood como los tradicionales.

De hecho, cuando llegué aquí me sorprendí de que hubiera películas indias en la cartelera de los cines. Y es curioso también cómo sobre todo durante la pandemia las producciones audiovisuales llegaron a India: ¡es muy conocida por ejemplo ‘La casa de papel!’.

Además, como comentaba anteriormente, el Instituto Cervantes en India es uno de los más grandes, por lo que todo el mundo conoce cuestiones como el flamenco, por ejemplo.

Así que sí, hay mucha cooperación entre España e India, algo que no se traslada tanto a la de los gobiernos, donde hay que impulsarla más. Sin embargo, con las personas, sucede de forma automática.

El embajador de la India en España, Dinesh K Patnaik, en su despacho. Foto: Inés Escario.
El embajador de la India en España, Dinesh K. Patnaik, en su despacho. Foto: Inés Escario.

India es un vasto país con innumerables atractivos turísticos, ¿se espera un crecimiento en este ámbito?

El turismo interno está creciendo mucho más que el externo. Por dar algunas cifras, el turismo exterior es de aproximadamente 12 millones de visitantes, pero el interno oscila entre 250-300 millones.

Así que nos estamos centrando en hacer una mejor promoción de turismo, porque tenemos lugares maravillosos que ofrecer con muchas opciones: patrimonio, turismo de aventura, naturaleza, montañas, esquí, desierto… ¡Lo tenemos todo! Así que la idea es hacer paquetes vacacionales orientados al turismo interno, pero también externo.

Usted va camino de los dos años en España. ¿Ha podido visitar parte del país? ¿Y Aragón?

¡Por supuesto! En estos casi dos años he visitado muchos rincones del país, incluida vuestra región. Desde Canarias a Galicia o País Vasco, pasando por Cataluña o Ceuta y Melilla. También he estado en Aragón, incluida una visita al Monasterio de Piedra, y en Zaragoza, pero todavía no he hecho una visita formal, que creo que llegará pronto.

Personalmente, ¿qué es lo que más le gusta de este país?

Lo que más me gusta son las personas. Son también muy cálidos y familiares, hablan de forma abierta y no hay discriminación. Son personas muy afectuosas y amigables, de hecho, aquí es el único lugar en el que tengo más amigos españoles que indios.

Además, estoy enamorado de la comida española. He probado muchas cosas y me encanta descubrir cómo la comida es muy diferente dependiendo de la zona, no es lo mismo la comida gallega, que la de Andalucía o la de Canarias. Y, por supuesto, también el vino. Así que me quedo con estas tres: la comida, el vino y la gente.

Lo que más me gusta de España son las personas.

Para concluir, ¿qué echa de menos de su país?

Estoy acostumbrado a aprender muchas cosas nuevas sobre el país en el que vivo y, de esta manera, no echas tanto de menos tu país. Pero aquí en España estoy muy feliz porque me recuerda mucho a mi país: el concepto de amistad es parecido, el amor por la comida o incluso la costumbre de cenar tarde.

Me siento muy cómodo aquí, así que no echo tanto de menos India cuando estoy en España. Aun así, lo que más echo en falta, de nuevo, son las personas, los amigos, los familiares… 

Yo estoy muy feliz porque mi esposa está también aquí, en España, y mis dos hijas están una en Estados Unidos y otra en Reino Unido, así que estamos cerca y nos podemos ver.

Aquí, estoy deseando volver a visitar Zaragoza, reunirme con todo el mundo y organizar más eventos juntos.

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar