10.5 C
Zaragoza
7.4 C
Huesca
1.7 C
Teruel
4 febrero 2023

Miguel Luis Lapeña: “Aragón tiene que ser una región circular y creo que vamos en la buena línea”

El director general de Planificación y Desarrollo Económico del Gobierno de Aragón repasa en una entrevista los tres años que cumple a finales de mes la estrategia Aragón Circular, sus principales hitos y los retos a los que se enfrenta.

Que Aragón sea un referente europeo en economía circular en los próximos años es una de las metas que propone el director general de Planificación y Desarrollo Económico del Gobierno de Aragón, Miguel Luis Lapeña.

Así lo pone de manifiesto en una entrevista en la que repasa los principales hitos de la estrategia del Ejecutivo autonómico Aragón Circular. En su recorrido de tres años, Lapeña destaca el consenso que generó en el Parlamento, el desarrollo de proyectos que ha propiciado y la adhesión de las empresas al plan. Un camino que espera que sirva para consolidar al territorio en este nuevo paradigma productivo.

¿Hace casi tres años nace Aragón circular, qué significó dar ese paso?

Nace, concretamente, el 30 de enero de 2020; ahora va a hacer 3 años. Lo hizo desde una óptica de impulsar de manera transversal la economía circular en todo el sistema empresarial de Aragón. Es un proyecto liderado por ese pacto de Gobierno, de ese Aragón verde, digital y social, y en el que la consejera de Economía -Marta Gastón- tuvo en aquel momento aquella visión de impulso. Y en esa visión acertada de la consejera, nadie nos iba a decir que dos meses más tarde viviríamos la mayor pandemia de este siglo y que, una vez que nos recuperamos, entramos también, por desgracia, el 24 de febrero, en ese conflicto bélico, injusto, entre Ucrania y Rusia.

Pero durante este periodo se han hecho proyectos muy importantes relacionados con la formación y con invitar a las empresas aragonesas a que se adhieran a esa declaración institucional de Aragón Circular, que recoge 16 puntos alineados con la declaración europea. Y con los proyectos de ayuda de I+D+i, con la convocatoria de 2021, 2022. Estamos ya trabajando para en febrero lanzar la tercera convocatoria, que tiene una novedad muy importante, hemos trabajado desde el Gobierno de Aragón con el objetivo de conseguir unos fondos FEDER, que va a significar pasar de 4 millones de euros, con un esfuerzo importante del Gobierno en sus recursos propios, a una convocatoria de 8 millones de euros para las anualidades 2023, 2024 y 2025. Eso nos va a permitir que entren muchas más empresas a esos proyectos, tanto de investigación como de experimentación en economía circular. Esa es la clave, visibilidad, reconocimiento y unas ayudas en I+D en las que, en la pasada convocatoria, participaron 36 empresas con 16 millones de euros de inversión y la creación de 49 puestos de trabajo con muchísima cualificación y talento.

También nos alegramos de que, en las bases del PERTE de economía circular del Ministerio de Transición Ecológica, hayan recogido la filosofía de esa línea de I+D del Gobierno de Aragón, que es la cooperación entre empresas o con institutos tecnológicos, bien públicos, que en Aragón tenemos referentes, o bien privados.

Ahora, casi tres años después, ¿qué conclusiones se pueden sacar de este recorrido?

Las conclusiones son positivas e importantes porque de una tendencia, una moda, podríamos decir, hemos tenido esa capacidad de liderazgo en Aragón de convertirla en un pilar estratégico. Y no lo decimos nosotros, que somos el Gobierno, sino que lo dice también el propio Instituto Nacional de Administración Pública, que ha cogido a Aragón como la primera comunidad autónoma referente en el impulso transversal de la economía circular y lo ha puesto en su banco de conocimiento.

Pero la conclusión más importante es que ha nacido del ámbito empresarial, del ámbito social; es presentar en febrero de 2020 Aragón Circular en las Cortes y que todos los grupos políticos apoyaran esa iniciativa. Y todos los puestos de trabajo que hemos creado, las inversiones, el talento, el diseño y la innovación; la formación, con esos dos cursos de experto de la Escuela de Organización Industrial (EOI) y esos proyectos que cada 15 días o una vez al mes aprobamos, muy interesantes e innovadores, con conceptos como la pirólisis o el ecodiseño, que son clave. Y que no solamente están en la capital de Aragón, que también, sino por todo el territorio. Por lo tanto, vertebración, territorio, empleo, inversión y referente Aragón en economía circular.

Lapeña, durante un momento de la entrevista, en su despacho. FOTO: Marcos Díaz
Lapeña, durante un momento de la entrevista, en su despacho. FOTO: Marcos Díaz

¿Se podría decir que Aragón está en el buen camino en este ámbito entonces?

Estamos en el buen camino. El 23 de noviembre hicimos una jornada con una visión internacional con el Club de Roma, uno de los clubs más prestigiosos a nivel internacional en la reflexión sobre la sostenibilidad, pero muy orientada a la economía circular. Hicimos unos talleres de industria, agroalimentación, un sector clave en Aragón, y el de telecomunicación y servicios, y tenemos ya las conclusiones.

Esas conclusiones nos tienen que guiar para esa segunda estrategia de Aragón Circular. Es decir, nace en 2020, se hicieron cosas, y muy importantes, en el periodo de la pandemia, y ahora se adaptan esas conclusiones a esa estrategia, porque es una estrategia totalmente viva, donde los cambios van muy rápido, tanto a nivel europeo como nacional.

Tenemos también esa oportunidad con los PERTE, que es muy importante, con 492 millones de euros, con una primera convocatoria transversal a muchas empresas y una segunda convocatoria de 300 millones de euros y alineada a sectores muy concretos, como el textil y el plástico.

¿Está siendo, pues, Aragón pionero en España y Europa?

En Aragón tenemos un proyecto muy importante, y habría que agradecer el liderazgo del Centro de Empresas e Innovación (CEEI Aragón). En estos 30 años que hizo el pasado año ha habido 325 empresas y el 80% de las que entran en el CEEI se consolidan, principalmente, startups de muchos sectores. En esa última etapa que está llevando su directora gerente, Celia García, se está especializando en proyectos europeos. Formamos parte del proyecto europeo Resource, somos siete socios y la cooperación es clave. Es un proyecto dentro del Horizonte Europa que tiene como principal objetivo apalancar en tres años 20 millones de euros en financiación privada de todo el ámbito europeo. Hasta ahora están participando doce empresas; una de ellas se está posicionando muy bien, porque ya ha tenido dos inversores, prácticamente de la liga ‘Champions’, que están hablando ya con ella. Y, una vez que hayamos conseguido ese hito, Aragón se convertirá en la primera región circular de toda la comunidad europea y será un modelo para extrapolar en otras regiones.

Estamos trabajando en otro proyecto, que se inició el 24 de octubre, en el que alineamos el otro gran proyecto que llevamos desde el departamento de Economía, que es el Plan Aragonés de Impulso a la Economía Social, con la economía circular. Muy alineado al ámbito rural, al de la cooperativa de servicios y también a aquellos pequeños productores agrícolas y ganaderos que, dentro de sus procesos productivos y comerciales, están impulsando la economía circular. Por tanto, tenemos una oportunidad muy importante, ya no tanto con los Next Generation, que vendrían de ese PERTE, sino también de todos esos proyectos europeos y esa especialización que está teniendo el CEEI en esas líneas de ayudas, que están ahí y que tenemos que tener la capacidad de saber aprovechar.

Precisamente, ¿cómo está respondiendo el tejido empresarial?

Está respondiendo en tres líneas; una primera en la que tenemos 145 empresas adheridas a la declaración institucional de Aragón Circular. De esas 145, a 72, el próximo día 31 nos vamos a poner de gala y les vamos a entregar en la sala de la Corona los galardones del sello Aragón Circular. En la primera convocatoria se nos presentaron 101 empresas de 17 sectores económicos diferentes, muchos de ellos, estratégicos en Aragón. 72 han obtenido el sello y, de ellas, cuatro son administraciones locales. Son memorias muy complejas, muy trabajadas, se ha hecho un esfuerzo tanto a nivel de ellos como también del equipo evaluador.

A partir de ahí, estamos trabajando en jornadas. Por ejemplo, el 2 de febrero tenemos en el CEEI una jornada de aquellas empresas que no obtuvieron el sello y que tenían méritos para hacerlo, pero no confeccionaron bien la memoria. Consistirá en un taller para ayudarles a confeccionar la memoria para la segunda convocatoria. Esa segunda convocatoria se va a publicar ya, en el Boletín Oficial de Aragón (BOA) del 3 de febrero. Va a haber dos meses para poder presentarse.

Lapeña posa en el edificio Pignatelli, sede del Gobierno de Aragón. FOTO: Marcos Díaz
Lapeña posa en el edificio Pignatelli, sede del Gobierno de Aragón. FOTO: Marcos Díaz

Entiendo que este final de mes y el principio de febrero están siendo importantes para la estrategia…

Muy importantes porque este mes, primero, celebramos esos tres años de Aragón Circular con el reconocimiento a 72 empresas y administraciones locales. Es importante porque vamos a lanzar la tercera línea de ayudas en I+D en economía circular con 8 millones de euros para el periodo 2023-2025. Y es importante porque estamos trabajando ya con la EOI para lanzar la tercera convocatoria del curso de experto en economía circular, que se imparte en modalidad semipresencial en el CEEI de Teruel. Hemos especializado a Teruel como la capital de la formación de la economía circular en Aragón.

Peo también es importante porque estamos trabajando codo con codo las diferentes direcciones generales de este departamento en la atracción, en empresas aragonesas que quieran dar el paso a la economía circular.

El cambio de paradigma que supone pasar de la economía lineal a la circular no es baladí; realmente, ¿la sociedad comprende lo que supone? ¿estamos mentalizados de lo que implica?

Es un proceso largo y que cuesta, y ese es el papel de Aragón Circular, ser esa lámina de aceite que impregne a la Comunidad; creo que las empresas están muy concienciadas. Pero es una pregunta muy interesante, el reto de la sociedad. Y ahí son clave dos elementos en los que estamos trabajando. Las directrices de la Comisión Europea son tres; la primera, la economía circular en el ámbito del sector textil, en el sector de la construcción y el empoderar al consumidor en los valores de la economía circular. Por suerte, el consumidor cada vez está más concienciado con ese concepto de sostenibilidad, tiene una mayor información y compra ya a través de unos valores. Ese es un elemento clave. Y ahí estamos trabajando con la dirección general de Consumo, a través del aula de Consumo, haciendo píldoras formativas de sensibilización en la economía circular.

Y el otro aspecto es el ámbito educativo, no tanto en el universitario, en el que estamos trabajando con la formación reglada de la Universidad de Zaragoza y, principalmente, de la cátedra de Ingeniería Circular, sino en los colegios. Hemos cerrado ya el ir dos mañanas a dos centros educativos de Zaragoza que ya están trabajando con los valores del cambio climático, sostenibilidad y Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y explicarles qué es la economía circular. Una vez que lo hagamos, haremos lo mismo con dos centros de Formación Profesional; uno, el centro San Blas de Teruel, que ya es referente en economía circular, y otro que lo tenemos que definir. El papel de los jóvenes y el de la educación Primara y Secundaria es fundamental para que trasladen también en sus casas, en sus familias, esos valores de la circularidad.

Regenerar, rediseñar, reutilizar, usar y reciclar, ¿es así?

Eso es. Y, después, queda un sexto hito, que es otro concepto que está en las conclusiones de la jornada del 23 de noviembre y que el Gobierno de Aragón también está impulsando, que es el concepto de reparar. Hemos de evitar siempre generar residuo y alargar la vida útil del producto. Por tanto, la reparación es fundamental, pero tiene que ir alineada con esa línea de ayudas que es el ecodiseño.

El director general de Planificación y Desarrollo Económico del Gobierno de Aragón, Miguel Luis Lapeña. FOTO: Marcos Díaz
El director general de Planificación y Desarrollo Económico del Gobierno de Aragón, Miguel Luis Lapeña. FOTO: Marcos Díaz

En Aragón, ¿qué proyecto o proyectos son los que más están llamando la atención?

Proyectos nos han llegado muchos; nosotros estamos trabajando en ellos con la total discreción que caracteriza a esta casa. Otros ya son públicos. Proyectos como el de Thermowaste, en Ariño, en la zona de las antiguas minas de Samca, que se han recuperado para poder llevar a cabo un proyecto, acabar con los vertederos en el mundo. A través de un proceso que es superior a la pirólisis, todos esos residuos de nuestras casas, convertirlos en una materia prima y también en fuentes de energía.

Si nos vamos a otro sector muy importante en la Comunidad, como es el sector agroalimentario, concretamente, el porcino, a través de la membrana que recubre la tripa del cerdo, producir heparina. Es un proyecto ya con interés autonómico, concretamente, en Fraga, a través de un grupo muy importante aragonés, que es el Grupo Costa, y una farmacéutica, Rovi. Con la heparina damos un salto muy grande en el sector farmacéutico. Estamos hablando de puestos de trabajo cualificados y mucho empleo también de laboratorio.

En Zaragoza, a través de la pirólisis, para generar de cualquier botella de plástico que tiramos al contenedor materia prima. O el proyecto de Confecciones Oroel, de ropa para el sector de la protección, como los trajes de bomberos, que consiste en recuperarlos, hacer un proceso a través del ecodiseño y volver otra vez a generar hilatura para incorporarla a sus procesos productivos. Tenemos muchos procesos de mucho talento, la gran mayoría de ellos, acompañados de los institutos tecnológicos de Aragón. Y de lo que nos sentimos muy orgullosos es de que esos proyectos han salido de esa línea de I+D de economía circular del Gobierno de Aragón.

Ahora hay un PERTE de 492 millones de euros, ¿es suficiente para este cambio?

Hay que verlo. Creo que los Next Generation son una oportunidad muy importante para este país y clave para pasar de ese modelo de economía lineal, que nos ha llevado donde nos ha llevado, a otro de economía circular. De los diferentes PERTE que están llegando a España, uno de ellos sería el de la economía circular. Se aprobó el 8 de marzo por parte del Consejo de Ministros y está dotado con 492 millones de euros. El 7 de diciembre se publicó esa primera convocatoria en el Boletín Oficial del Estado de 192 millones de euros. Nosotros estamos acompañando en ese viaje a varias empresas aragonesas con proyectos muy interesantes y que son compatibles con nuestra convocatoria de ayudas en I+D. Y, cuando finalice esta convocatoria -concluyó este lunes-, quedan todavía por desarrollar 300 millones de euros. De esos 300 millones van a sacar una convocatoria ya a sectores concretos, principalmente, al textil y al del plástico.

También se está trabajando por parte del ministerio, y creo que a Aragón le puede ir muy bien, en el PERTE de la descarbonización. Es otra oportunidad para poder trabajar e ir avanzando en pasar de ese modelo lineal al circular.

Por tanto, creo que los PERTE son oportunidades importantes; en este caso, nosotros estamos trabajando muy codo con codo en el de economía circular y estamos viendo que las empresas aragonesas, con su liderazgo, lo están aprovechando. Ahora hemos de ver cómo acaba esa convocatoria y, después, si se cubre.

Han pasado 3 años desde 2020. Dentro de otros tres, en 2026, ¿qué sería deseable respecto a la estrategia Aragón Circular? ¿qué puntos serían los más importantes a abordar?

Como Gobierno de Aragón, sería seguir en esta línea pero, sobre todo, consolidar a Aragón como una región circular dentro de los 27 países que conforman, hasta el momento, la Unión Europea. Y, a partir de ahí, que sea un pilar estratégico y, a su vez, transversal. Aragón tiene que ser una región circular y creo que vamos en la buena línea; una región donde haya talento, que es la clave en materia de economía circular, una región donde haya proyectos de emprendimiento y de empleo, y que seamos un referente a nivel europeo. Y, siempre, ir de la mano de las empresas, porque Aragón Circular, sin empresas, no sería lo que está siendo hasta el momento.

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar