22.9 C
Zaragoza
23.9 C
Huesca
19.1 C
Teruel
21 julio 2024

Serenna Lynn-Geldof: “Estoy contenta de poder seguir explorando Zaragoza la próxima temporada”

Serenna Lynn-Geldof (Ostende, 1997) ha formado parte de la mejor temporada de la historia del equipo femenino del Casademont Zaragoza. Este ha sido su primer año en Zaragoza. Las dos temporadas anteriores jugó en España para Cadí La Seu y Campus Promete. Juega de central y ha sido internacional con la selección belga.
Go Aragón ha tenido el placer de entrevistarla y preguntarle cómo ha sido esta increíble temporada. Nos desveló la gran relación que tienen las jugadoras y el staff. A Serenna le encanta la gran variedad de actividades que se pueden hacer en Aragón, desde hacer senderismo por el campo hasta tomar un café en la Plaza del Pilar.

¿Cómo has vivido esta temporada?

Para mí es la primera temporada con tantos partidos, por ejemplo, la Eurocopa, después la Copa, los playoffs… Es el primer año que nos clasificamos para todo esto que estoy viviendo. Es algo así como para poner a prueba tu nivel de baloncesto. Creo que ha sido una gran experiencia, sobre todo la Copa, que ha sido muy importante aquí, y estoy muy contento porque la hemos ganado.
Estoy muy agradecida por haber podido vivir esa experiencia y formar parte de ella. Este equipo lo hace tan especial, pero también fue el entorno que había aquí en Zaragoza. Fue algo indescriptible. Luego los playoffs, por supuesto, también fue algo bonito. Por desgracia, no terminamos de la mejor manera. Creo que poco a poco nos dimos cuenta de que teníamos potencial: “Dios mío, este equipo puede hacer algo”, y lo hicimos. Es increíble.

¿Le sorprendió el apoyo de los aficionados de Casademont?

Sabía desde el año pasado y los anteriores que había muchos aficionados aquí. Uno de mis últimos partidos, cuando jugaba en Promete, fue aquí en Zaragoza. Sabía que iba a haber mucha gente. Pero creo que también a lo largo de esta temporada, con lo bien que lo estábamos haciendo, cada vez se notaba que había más y más y más.
Creo que eso es increíble. El deporte femenino siempre está un poco por debajo del masculino para que la gente lo vea. Pero esta temporada he notado que ha venido mucha gente a nuestros partidos, y que gente que sólo iba a ver los partidos masculinos ha empezado a venir también. Especialmente con esta actuación, creo que ha sido genial.

¿Cuál fue la clave para ganar la Copa?

No sé. Una vez aquí y en nuestra ciudad, todo el mundo estaba muy motivado para hacer algo aquí y reescribir la historia. Creo que esa fue la gran motivación. Así que cuando salimos a la cancha, creo que todo el mundo quería dar el cien por cien, incluso el 200 por cien de sí mismo. Creo que el apoyo de los aficionados nos dio un empujón extra, un impulso extra para querer hacer más.

¿Por qué decidiste venir a Casademont Zaragoza?

Yo jugaba en el Campus Promete. Teníamos el último partido aquí, pero entonces ya había firmado para venir. Eso fue algo raro. En primer lugar, el año pasado jugó aquí otra jugadora belga, Antonia Delaere. Cuando mi agente me dijo: “Te quieren”, no supe muy bien qué pensar. Así que le pregunté a ella y a Julie Vanloo, que jugó aquí hace dos años.
Las dos estaban muy emocionadas y sólo tenían cosas buenas que decir sobre el club y sobre la gente. Sentí curiosidad. Luego hablé también con Carlos, con el que congenié muy bien. Tuve buenas vibraciones con él. Para mí, siempre es importante tener una buena sintonía con tu entrenador porque, al final, si no hay realmente una sintonía con tu entrenador, para mí no es muy posible rendir muy bien.
Como dijo Leo, el hecho de que el objetivo que tienen y las cosas que querían conseguir este año era algo que me hacía mucha ilusión. Para mí era muy importante mirar hacia el mismo objetivo y la misma ambición.

¿Tuvo una cálida bienvenida en los primeros días en Zaragoza?

Llegué aquí muy temprano por la mañana y, básicamente, tenía que hacer una cosa detrás de otra. “Necesitamos tus fotos. Necesitamos esto. Necesitamos aquello”. Llegué a mitad del primer mes porque todavía estaba con el equipo nacional para el campeonato del mundo. Básicamente, todo estaba hecho para los demás, pero tenían que hacerlo todo para mí.
Llegué con los ojos pequeños y muy pálida porque era muy temprano. Me dijeron: “Ahora te vas a hacer como tu foto de perfil” La peor foto de toda la temporada, pero no nos quejemos. La bienvenida estuvo bien. Vino Bea, me recogió, me enseñó mi apartamento y nos llevó a las visitas del hospital. Fueron todos super amables.
Carlos también vino directamente cuando llegué. Tuvo esta conversación conmigo: “¿Cómo te encuentras? Por supuesto, estás cansada, así que no hagas este entrenamiento todavía”. Todos fueron también considerados con cómo me sentía y cómo lo sabían. Llegué a medias. Ellos ya estaban practicando y a tope en pretemporada. Pero yo necesitaba ese momento de descanso. Así que lo valoraron mucho y también me apoyaron.

¿Cuál es tu sitio favorito de Zaragoza?Entrevista Serenna Lynn-Geldof

¿Mi apartamento? No. No. Estoy bromeando. En realidad no lo sé. He estado visitando algunos sitios, pero siento que Zaragoza todavía tiene mucho más que dar, y todavía necesito explorar un poco más. Estoy muy contenta de estar aquí para la próxima temporada, así que puedo seguir explorando más sobre Zaragoza de una manera diferente. Lo que me gusta hasta ahora creo que son los pequeños restaurantes, los diners, como, los sitios para comer, los sitios con brunch….
Hay tantos y en Bélgica no lo hago. Aquí lo hago mucho más a menudo, y hay una cafetería a la que me encanta ir. Creo que se llama “Botanico“. Está en el centro, cerca del Pilar. Es la primera vez que voy sola a pasear por la ciudad. Fue una experiencia nueva para mí porque normalmente no lo hago.

¿Qué diferencias hay entre tu ciudad, Ostende, y Zaragoza?

En realidad, más o menos lo mismo que ha dicho Leo. Lo de compartir comida es algo nuevo. Por supuesto, con el hecho de que he estado aquí en España durante 2 años, me acostumbré a ella, pero esta fue la primera vez que mi madre vino a España, y ella era como “la tapa y la comida para compartir, no lo entiendo”.
Y es verdad. En Bélgica no lo hacemos. Cada uno coge su plato y no cogemos cosas de los demás. Así que el hecho de que aquí sería como “Oh, sí. ¿Quieres un filete? Ah, sí. Vamos a compartir. Vamos a compartir” . Es una conexión diferente. Conectas con la gente que te rodea: te ríes, bebes, comes, compartes la misma comida, y es algo que no estamos acostumbrados a hacer.
Creo que hay muchas diferencias. También la forma de vivir es muy diferente a la de Bélgica. Bélgica es como “Levántate temprano. Come a las 12:00. Cena a las 7 o incluso a las 6 y luego pasa la tarde”. Aquí, todo es más amplio, como “Vale, puedes seguir desayunando sobre las 7 u 8, pero luego almuerza a las 13:30 o incluso a las 14:00, y luego ve a cenar sobre las 9”.

¿Han venido a verte tus amigos o familiares?

Sí. Mi chico, mi madre y su pareja vinieron y se divirtieron mucho. La pareja de mi madre hace algo que se llama “hide caching”. Consigues estas coordenadas y tienes que encontrar pequeños papeles que te dan otras coordenadas, y luego te dan como un recorrido completo que puedes caminar.
Y básicamente, hice algunos de ellos aquí en Zaragoza, y había uno con, pinturas murales y así que hicimos todo un recorrido por la ciudad, y tuvimos que buscar todos estos diferentes tipos de pinturas murales. Es muy bonito, y a ella también le encantó. Le encanta esta ciudad.
Hay tantas cosas que hacer. Puedes ir al centro y disfrutar de unas compras o dar una vuelta y tomar algo. También hay, por ejemplo, un poco más lejos, al lado del Ebro, un paraje natural donde se puede pasear por el bosque y disfrutar de la naturaleza. Es muy diferente y a ella le encantó.

¿Recomendarías venir a Casademont a otro jugador de baloncesto?

Sí. Por supuesto. Como Antonia hizo conmigo y Julie Vanloo hizo con ella, definitivamente iría a correr la voz sobre porque hay algunas cosas que valoro, y aquí están muy alienadas con esto, por ejemplo profesionalmente, puedes pedir al club, y van a tratar de hacer todo lo posible para tratar de encontrar las cosas correctas para hacer o como tratar de conseguirlo para ti.
También con Carlos va muy bien. También te apoya en las cosas que haces. Por supuesto, hay altibajos a lo largo de toda la temporada, pero este año puedo decir sinceramente que los momentos de bajón no han sido los mismos que en años anteriores. Así que creo que eso es algo muy importante, y creo que Casademont Zaragoza se encargó de ello.

¿Le sugeriría a los belgas que se mudarán a Zaragoza?

Como dijo mi compañera de equipo, es muy difícil si no sabes español. Es muy difícil venir. La gente sabe un poco de inglés, pero no tanto. Pero yo les diría a los turistas que vengan a visitarnos, seguro.
Tienes la vida de la ciudad pero también tienes, si lo prefieres, hacer senderismo o pasear. Zaragoza que te proporciona eso, pero también Aragón, hay tantas cosas y tan diferentes.
No puedo recordar dónde fui, pero fue como en algún lugar de 2 horas en coche, y tuvimos un paseo allí en un embalse de la naturaleza junto al agua, y está al lado de esta enorme iglesia también. No sé cómo se llama. Creo que Zaragoza tiene mucho que dar, pero me siento como que el medio ambiente si usted tiene un coche y se puede salir de Zaragoza, también hay un montón de cosas para explorar.
Hay muchos ambientes diferentes. Hay ( en Aragón) ciudades más pequeñas que son muy acogedoras, pero también hay ciudades más grandes. Por ejemplo, en Zaragoza puedes ir de compras. Pero también hay lugares que son sólo naturaleza. Así que es muy agradable poder hacer cosas diferentes si eso es lo que prefieres. Así que sin duda recomiendo a la gente que venga a Zaragoza y explore la ciudad.

Entrevista Serenna Lynn-Geldof

La última pregunta, ¿podrías dar un consejo a las jóvenes que están jugando al baloncesto en el colegio y durante el fin de semana viéndote?

Es importante saber cuándo trabajar duro, cuándo ser ambicioso y cuándo saber que ha llegado el momento de buscar mis límites y buscar las cosas que puedo hacer. Pero también hay momentos en los que hay que relajarse, divertirse y disfrutar.

la diversión puede ser fuera de la pista, pero también dentro. Es más divertido que, por ejemplo, luches por un balón, te deslices por el suelo aunque el balón acabe saliendo. Es más divertido que alguna de tus compañeras de equipo venga y te diga “Sí, buen intento” y que sonrías, que decir “Oh, Dios” y maldecir.

Disfrútalo. Disfruta intentando deslizarte y la próxima vez intenta deslizarte de nuevo y quizás lo consigas. Disfruta de las cosas que haces. Disfruta practicando el mismo deporte que tus compañeros y teniendo la misma ambición de alcanzar un objetivo común y lo que sea. A lo mejor no es “La Copa de la Reina”, y ganarla como nosotras este año, pero a lo mejor también puede ser otra cosa. Simplemente estar en la liga que sea, pasarlo bien y disfrutarlo. Eso es lo más importante.

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar