16.1 C
Zaragoza
15.3 C
Huesca
10.5 C
Teruel
5 octubre 2022

Qué hacer en el Pirineo aragonés cuando acaba la temporada de esquí

La temporada de esquí 2021-2022 se acaba en Semana Santa y da paso a la época estival. Aragón brinda unos lugares y planes idóneos en el Pirineo para hacer fuera de la época de nieves. Descubre estos rincones mientras respiras naturaleza y buen tiempo.

La temporada 2021-2022 de esquí en Aramón concluye como una de las más largas en tiempo: 137 días de nieve, esquís y diversión. Desde las vísperas del puente de la Constitución hasta el 17 de abril, en plena Semana Santa, unas fechas más tardías de lo habitual. Aramón, que integra las estaciones de esquí en el Pirineo aragonés de Cerler, en el Valle de Benasque y Formigal-Panticosa, en el valle de Tena, y Javalambre y Valdelinares, en el Sistema Ibérico turolense, representa la mayor superficie esquiable de España con un total de 289 kilómetros.

La popularidad de Aramón en los últimos años ha crecido exponencialmente, hasta tal punto que la influencer y empresaria María Pombo ha elegido el recinto de après-ski Marchica Formigal para celebrar su festival. El ‘Suave Fest’ ha traspasado las fronteras madrileñas para ofrecer una segunda edición única en Aragón. El pasado mes de marzo, este evento congregó a artistas de primer nivel como Omar Montes, Juan Magan o José de Rico y en tiempo récord se agotaron las entradas. De este modo, Formigal se convirtió en el epicentro de todas las estaciones de esquí españolas, y se tradujo como una promoción extraordinaria de toda la oferta hostelera y hotelera del Pirineo. 

El próximo 17 de abril se cerrará la temporada de esquí en Aramón y también en el dominio 100k Astún-Candanchú (se mantiene abierto solo Astún), en el Valle de Aragón. Las pistas de Astún y Candanchú representan el 12% de la cuota de mercado del esquí. Con sus 101 kilómetros de pistas esquiables unidades permanentemente, este paraje se ha convertido en un reclamo para vascos, navarros y madrileños. Además, su situación estratégica al lado de Jaca, corazón del Pirineo central, consiguen que sea una de las mejores opciones para practicar esquí y disfrutar del après-ski.

¿Qué hacer cuando llega la temporada estival a las pistas de esquí? Desde Go Aragón, te proponemos algunos de los diversos planes que ofrece el rico y variado conjunto paisajístico de Aragón en los meses de verano y primavera.

Pirineos Sur

La fiesta intercultural por antonomasia más popular del Pirineo, el festival Pirineos Sur fusiona música y cultura durante los meses de julio y agosto en un entorno bucólico. La población de Lanuza, de apenas doscientos habitantes, fue expropiada el siglo pasado para la construcción de un embalse que iba anegar el casco urbano. Actualmente, sobre el Embalse de Lanuza, en pleno corazón de los Pirineos, se cierne un escenario que da cita a numerosos artistas venidos de todas partes del mundo.

Pirineos sur
Festival Pirineos Sur. (Foto: casabiescas.es)

Sállent de Gállego

Muy próximo a Lanuza, se encuentra la población de Sállent de Gállego, a tan solo 4 kilómetros de las pistas de Formigal. Si quieres saber dónde nació el ski, un lugar perfecto para hacerlo es el Hotel Balaitus. Un sitio lleno de historia cuyos dueños te harán sentir como en casa. El verano se presta como una época ideal para recorrer las calles empinadas de la capital del valle de Tena, así como para descubrir la estatua del gigante de Sallent en honor a Fermín Arrudi (2,29 metros). 

sallent de gallego
Sallent de Gállego. (Foto: turismodearagon.com)

Además, el río Gállego y su primer afluente Aguas Limpias atraviesan la población de Sállent. Este cauce fluvial se presenta como uno de los principales atractivos para el turismo activo de aguas bravas. Descenso de barrancos, BTT, rafting, canoas, esquí náutico, alquiler de veleros, etc. son algunas de las muchas opciones al alcance de los más apasionados de la adrenalina y el deporte. 

La tirolina del valle de Tena, surca los cielos a casi 1300 metros de altitud 

En la localidad de Hoz de Jaca, se encuentra la tirolina doble más larga y alta de Europa. A 1280 metros de altitud, se cierne sobre el lago de Búbal esta atracción de vértigo se convierte en un reclamo turístico imprescindible en verano. Y para una experiencia aún más inolvidable, la activad ofrece saltos nocturnos tanto con luna llena como nueva. Además, la excepcionalidad de esta tirolina radica en ser la única de España en adaptarse a personas con cualquier tipo de discapacidad, ya sea física o sensorial. 

tirolina valle de tena
Tirolina Del Valle de Tena. (Foto: tirolinavalledetena.com)

Existen otras tirolinas que te quitan el aliento en el Pirineo. La tirolina Ordesa-Pirineo situada en Fiscal batió récord mundial de velocidad tras alcanzar los 189km/h. Lejos del Pirineo, la provincia de Teruel también es pionera en este tipo de actividades. A 12 kilómetros de Valderrobres, se encuentra la tirolina de Fuentespalda, la tirolina más grande de Europa entre las de bajada doble y continua. Aprovecha esta ocasión para conocer la comarca del Matarraña, conocida como la Toscana aragonesa.

De ruta por los ibones más espectaculares del Pirineo

Ibón es una palabra aragonesa para referirse a los lagos pirenaicos de origen glacial. El verano es la estación ideal para practicar senderismo y respirar aire puro en las múltiples excursiones que ofrece el Pirineo en estos lagos. Los ibones de Bachimaña cuentan con un acceso desde el refugio de la Casa de Pierda, al lado del Balneario de Panticosa. Prepara las botas de montaña para este itinerario de trazado irregular que culmina con la cuesta del fraile y por fin avistamos nuestro destino. Los dos ibones de Bachimaña dan origen al río Caldares, que recorre el valle de Tena hasta su desembocadura en el pantano de Búbal.

ibones de la munia
Ibones de La Munia. (Foto: huescalamagia.es)

Uno de los ibones mas visitados y populares del Pirineo es el ibón de Marboré. Encajonado en el corazón del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, este lago destaca por su belleza, así como por su situación geográfica en una altiplanicie rodeada de varios tresmiles como el Monte Perdido o el Marboré. Tan solo en Aragón se encuentran 245 ibones, entre los que destacan Estanés, Acherito, Anayet, Azules, Arrieles, Bernatuara y muchos más. Rodéate de naturaleza en verano junto a estas maravillas glaciares.

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar