12.7 C
Zaragoza
10 C
Huesca
7.2 C
Teruel
30 noviembre 2022

Qué hacer en las pistas de esquí aragonesas cuando desaparece la nieve

Llega el buen tiempo y toca decir adiós a la temporada de esquí. Pero no acaba aquí la diversión. Las pistas de esquí aragonesas ofrecen un sinfín de actividades para hacer y lugares para ver cuando llega la temporada estival.

Los rayos de sol se convierten en protagonistas de las jornadas y los días se vuelven más cálidos. Llega la primavera y de su mano la época de florecimiento. Algunas estaciones de esquí de Aragón apuran hasta el final de Semana Santa para echar el cierre definitivo a una temporada que concluye como una de las más largas en años. Toca despedirnos por una temporada de la nieve y darle la bienvenida al buen tiempo. Lo que puede parecer el fin de un ciclo, tan solo se traduce en el comienzo de un sinfín de actividades que ofrecen las pistas de esquí.

Aragón es la cuna del esquí y epicentro nacional de este deporte desde los más principiantes hasta los más avezados. La comunidad atesora el dominio 100K Astún-Candanchú, así como Aramón, la mayor superficie esquiable de España que comprende las pistas de Cerler, en el Valle de Benasque y Formigal-Panticosa, en el valle de Tena, y Javalambre y Valdelinares, en el Sistema Ibérico turolense. 

Pero ¿qué pasa cuando llega la primavera a las estaciones de esquí? Lo primero que debes saber es que la densa y dura nieve característica de las fuertes nevadas invernales torna en nieve más blanda denominada ‘nieve primavera’. Otra de las consecuencias inevitables de este final de temporada se traduce en acortar el horario de las pistas. Y por supuesto, la llegada de la época estival lleva implícita la garantía de diversión y naturaleza por doquier, acompañado de un clima cálido.

Desde Go Aragón, te contamos la variada oferta que existe en las proximidades de las estaciones. 

Astún, ibones y naturaleza por doquier

Ibón es una palabra aragonesa para referirse a los lagos pirenaicos de origen glacial. Disfrutar de los ibones es sinónimo de disfrutar del verano y del buen tiempo. Por esta razón, Astún ofrece una ruta en telesilla por el sinfín de lagos llenos de vida en un entorno en calma. El itinerario parte desde la Estación de Astún y llega hasta el Ibón de Truchas, a 20 minutos del ibón de Escalar. Sobrevolando la frontera franco-española, desde allí también podrás descubrir los Lagos de Ayous, a menos de una hora del francés Lac Casterau y desde él, disfrutar de los ibones de Bersau, Gentau, Miey y Romassot.

Además, con la llegada del buen tiempo una actividad que se abre el público es la de visitar el tren turístico más alto de Europa: el tren de Artouste. A un paso de la frontera del Porlatet, esta atracción a 2.000 m de altitud te permite atravesar el corazón del Valle d’Ossau, así como su lago homónimo, el lago de Artouste. Infórmate sobre horarios, billetes y mucho más en su página web. 

astún tren de artouste
Tren de Artouste. (Foto: formigal-panticosa.com)

Verano mágico en Candanchú

Cuando la nieve desaparece en Candanchú se abre una infinidad de actividades variadas para disfrutar de la zona, sin olvidar que allí se inicia el llamado Camino de Santiago Francés por Aragón. En cuanto al senderismo, la excursión por excelencia más característica de la zona es aquella que conduce hacia el ibón de Estanés, la joya que atesora el Valle de Aragón. Desde allí, se pueden contemplar espectaculares vistas de las montañas pirenaicas francesas. 

En una combinación de historia y cultura, a pocos kilómetros de Villanúa es posible apreciar tres ejemplos de construcciones megalíticas: el Dolmen de las Güixas, el Dolmen de Letranz y el Dolmen de Tres Peñas. Además, Candanchú también se presta como un lugar idóneo para los amantes de la bicicleta con rutas clásicas como la de Astún -La Raca- Canfranc.

cueva güixas villanua
Cueva de las Güixas en Villanúa. (Foto: turismodearagon.com)

Sierras de Gúdar y Javalambre, siente Teruel en estado puro

Al sur de Teruel se encuentran las estaciones de esquí de Valdelinares y Javalambre, las preferidas de los valencianos dada su cercanía con la comunidad. Sin embargo, son muchas las actividades que ofrece esta comarca fuera de la temporada de esquí. La población de Valdelinares cuenta con el sello de ser el pueblo más alto de España, situado a 1.695 metros sobre el nivel del mar en el interior de las sierras de Gúdar-Javalambre. Sarrión es la capital mundial de la trufa negra (tuber melanosporum), lo que convierte al diamante negro en uno de los principales atractivos del territorio. Aunque no es el único, en su amplia oferta gastronómica también destaca el jamón, los embutidos, las actividades en plena naturaleza (micología, senderismo, carreras deportivas…) y el rico patrimonio histórico de los pueblos.

gudar javalambre
Sierras de Gúdar y Javalambre en Teruel. (Foto: hostalgudar.com)

La comarca de Gúdar-Javalambre destaca por su astroturismo al estar limpia de contaminación lumínica. Un plan mágico en cualquier noche veraniega es observar su cielo en una de las mejores zonas de Europa para ver las estrellas, y como hacen referencia en su carta de presentación: “aquí tocamos las estrellas”. Allí se encuentra el Observatorio Astrofísico de Javalambre, y Galáctica, un centro de interpretación que divulga el conocimiento del cosmos.

astroturismo gudar javalambre
Astroturismo en Gúdar-Javalambre. (Foto: turismodeestrellas.com)

Otros pueblos como Puertomingalvo, incluido tempranamente a la asociación de Los Pueblos más Bonitos de España, esta joya de la comarca está rodeada por la naturaleza del Geoparque del Maestrazgo. La localidad Rubielos de Mora también forma parte de la privilegiada lista de los Pueblos Más Bonitos de España. Visita también las localidades de Mosqueruela y Alcalá de la Selva, los dos municipios de Gúdar-Javalambre considerados Pueblos Mágicos. 

Qué hacer en el Pirineo aragonés cuando termina la temporada de esquí

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar