22.3 C
Zaragoza
22.3 C
Huesca
21.6 C
Teruel
16 junio 2024

Siete propuestas para visitar Aragón en Semana Santa

La gran diversidad de destinos y opciones de ocio es una de las singularidades que caracterizan al turismo en Aragón. Desde la naturaleza, con los Pirineos, el Moncayo o el Maestrazgo como máximos exponentes, hasta el arte sacro o los destinos mágicos y de poder, Aragón ofrece al visitante múltiples opciones para disfrutar en Semana Santa.

Opciones para los fans de lo mágico

Siete propuestas
Monaterio de Piedra. Foto: Turismo de Aragón

Aragón es una tierra repleta de leyendas y espacios que han sido asociados al universo de lo mágico por el ser humano a lo largo de la historia. De esta manera, a lo largo de la geografía aragonesa los amantes de lo mágico pueden visitar lugares como el Monasterio de Piedra (Zaragoza), un sorprendente enclave natural que ha atraído a multitud de visitantes por la seducción de sus cursos de agua; la cueva de las Güixas (Huesca), habitada de forma ininterrumpida desde el neolítico y a la que se asocian multitud de historias de brujas; o la Fresneda (Teruel), un lugar en el que el ser humano ha observado las estrellas desde hace milenios.

Otros lugares mágicos ineludibles serían el Pueblo Viejo de Belchite, en Zaragoza, bombardeado durante la Guerra Civil y donde se han grabado cacofonías que han dado la vuelta al mundo; el monasterio de San Juan de la Peña, en Huesca, construido en la montaña y donde han sido enterrados buena parte de los reyes de Aragón y de Navarra; o el salto del Roldán, también en Huesca, lugar con una leyenda que merece la pena descubrir.

Qué hacer ir si lo tuyo es la montaña

Siete propuestas
Rafting en Aragón. Foto: Turismo de Aragón

Para los más montañeros, Aragón cuenta con una joya natural que sirve de frontera natural con Francia y que atrae cada año a miles de aficionados a los deportes de montaña. Se trata de los Pirineos, una cordillera en la que los amantes de la naturaleza y los deportes de aventura disponen de múltiples opciones para el disfrute. Por ejemplo, los aficionados al rafting pueden practicar esta modalidad deportiva en los oscenses río Ara o el río Esera, y los que gustan de los deportes de invierno pueden acudir en temporada de nieve a las seis estaciones de esquí que hay en Aragón: cuatro en el Pirineo (Candanchú, Astún, Formigal-Panticosa, Cerler) y dos en Teruel (Javalambre y Valdelinares). Senderismo en Monte Perdido (Huesca), el Moncayo (Zaragoza) o el Maestrazgo (Teruel), son parte de las opciones con las que cuenta Aragón para los que prefieren disfrutar de su descanso en plena naturaleza.

Para los que buscan tranquilidad

Siete propuestas
Balneario Sicila. Foto: Turismo de Aragón

En Aragón también hay opciones para todos aquellos que buscan tranquilidad en sus vacaciones. No en vano, la comunidad autónoma es un destino termal interesante, con diversos balnearios en la localidad zaragozana de Jaraba (Balneario Sicilia, Balneario Serón y Balneario de la Vírgen), o el turolense balneario de Ariño, el más moderno de Aragón.

Además del turismo termal, las personas que reclaman espacios de serenidad pueden acudir a bellos rincones de la geografía aragonesa como Ansó, Alquézar o Aínsa, catalogados como tres de los pueblos más bonitos de España.

Si te gustan las procesiones y el arte sacro

Siete propuestas
Ruta del Tambor y el bombo. Foto: Turismo de Aragón

Con diez localidades cuya Semana Santa goza de la declaración de Fiesta de Interés Turístico Internacional, Aragón es una de las comunidades autónomas que congrega más actos de interés en estas fechas, repartidos todos ellos a lo largo de toda su geografía. De entre todas ellas, la Ruta del Tambor y el Bombo es una de las más conocidas, popularizada por artistas universales como el director de cine Luis Buñuel. Declarada como Fiesta de Interés Turístico Internacional y Patrimonio cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, la Ruta del Tambor y el Bombo es uno de los eventos más internacionales de la Semana Santa aragonesa. La Muerte de Ateca, las procesiones en las tres capitales aragonesas, la Semana Santa Romana de Used o el Sermón de las Tortillas de Teruel, son parte de los atractivos que en Aragón encontrarán los amantes de los ritos de la Semana Santa.

Para los que optan por el turismo urbano

Siete propuestas
Mausoleo de Los Amantes. Foto: Turismo de Aragón

Además de las diferentes procesiones y actos propios de la Semana Santa, las personas que gusten del turismo urbano pueden aprovechar para conocer otros atractivos de las tres capitales aragonesas. En Zaragoza, la llamada ciudad de las tres culturas (cristiana, musulmana y judía), los visitantes cuentan con edificios singulares impulsados por todas ellas: el Palacio de la Aljafería, de origen musulmán, el Foro Romano o las juderías de Zaragoza, son parte de los monumentos que allí se pueden visitar. El museo Camón Aznar, la Basílica del Pilar o la catedral de la Seo, son parte de los espacios que no pueden faltar en la ruta del visitante a la capital aragonesa.

En Teruel, una de las visitas ineludibles es el Mausoleo de Los Amantes, un espacio que acerca a la historia de Isabel de Segura y Diego de Marcilla y a su contexto histórico, su influencia en las artes, así como a otros amores desgraciados en la historia universal. Dinópolis, la torre mudéjar de El Salvador o la catedral Santa María de Mediavilla, son otros de los puntos de interés de la capital turolense. Por su parte, la ciudad de Huesca cuenta también con lugares de interés como el Palacio de Villahermosa, la catedral de Huesca o el Palacio Arzobispal de Huesca.

Destinos para los amantes de lo romano

siete propuestas
Antiteatro romano de Zaragoza. Foto: Turismo de Aragón

La romanización dejó grandes vestigios de esta cultura mediterránea en tierras aragonesas. En Zaragoza, una ciudad fundada hace 2.000 años por el emperador Cesar Augusto, los testigos de la presencia romana son numerosos e interesantes: el museo de las Termas, el Anfiteatro Romano, el museo del Foro Romano o el puerto fluvial son parte de los monumentos que se pueden visitar. La Loma del Regadío (Urrea de Gaén, Teruel), Villa Fortunatus (Fraga, Huesca), Labitolosa (La Puebla de Castro, Huesca), Los Bañales (Uncastillo, Zaragoza) o la Colonia Lépida Celsa (Velilla de Ebro, Zaragoza), son parte de las propuestas para los interesados en esta cultura tan arraigada en las tierras aragonesas.

Si te encanta el arte mudéjar

Siete propuestas
Iglesia de San Pedro. Foto: Turismo de Aragón

El arte mudéjar es un rico legado cultural, tan peculiar y característico de Aragón, que fue declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO debido a su gran importancia y trascendencia histórica y artística en el panorama internacional, con un largo listado de monumentos singulares para el visitante: Torre e iglesia de San Pedro (Huesca); Torre de la iglesia del Salvador (Teruel); Torre de la iglesia de San Martín (Teruel); Palacio de la Aljafería (Zaragoza); la Seo del Salvador (Zaragoza); la iglesia de San Pablo (Zaragoza); la Colegiata de Santa María de Calatayud (Zaragoza); la iglesia de Santa Tecla (Cervera de la Cañada, Zaragoza); y la iglesia de Santa María de Tobed (Zaragoza).

Articulos relacionados

Suscribirse
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Te puede interesar